Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Opinión

Por Redacción Capital

No podemos esperar 132 años

“Todavía no hay ningún sector en el que el porcentaje de mujeres al mando haya superado o siquiera igualado al de los hombres”

A veces surge la tentación de aflojar la tensión en la batalla que damos por la equiparación efectiva del valor que aportan mujeres y hombres a los órganos competentes para la toma de decisiones en empresas y organizaciones de todo tipo. La presencia femenina está normalizada prácticamente en todos los sectores, y se hace cuesta arriba explicar una y otra vez la necesidad de seguir dando guerra con este asunto en todos los frentes. Especialmente, en lo que se refiere a las posiciones de mayor responsabilidad.  

Creer en esta causa y trabajar con inteligencia y compromiso día a día, hombres y mujeres juntos, hombro con hombro, para conseguir la igualdad no sólo se hace por una cuestión de justicia social. También es imperativo e inaplazable para nuestra amenazada economía y la de nuestras empresas sacar partido a la inteligencia; los conocimientos; la perspectiva y la capacidad de trabajo de todos los agentes productivos, sea cual sea su sexo o edad. El talento escasea, pero, si no dejamos que aflore y aporte valor todo el capital intelectual y ejecutivo potencialmente disponible, lo estamos desperdiciando de modo irremisible. 

La realidad es tozuda y los datos siguen siendo muy preocupantes. El Foro Económico Mundial ha publicado en julio el informe Global Gender Gap 2022, que recoge información objetiva basada en datos sobre la brecha entre los géneros femenino y masculino en diversos ámbitos (educativo, sanitario, económico, político, social…) en 146 países de la comunidad internacional, integrando las últimas estadísticas de organizaciones internacionales y entrevistas a líderes de todo el mundo. De sus páginas se desprende que la brecha global entre hombres y mujeres está en el 61,8% y que, con la progresión actual, para alcanzar la paridad será necesario que transcurran 132 años. ¡132 años! No podemos esperar tanto.  

Atendiendo a las ratios en posiciones de liderazgo -ejecutivos, consejeros, CEOs, socios-, los datos son llamativos. Los sectores más equilibrados en términos de paridad son, por este orden, el de las ONGs y asociaciones (47% de mujeres directivas), Educación (46%) y Bienestar (45%), mientras que a la cola están sectores como Infraestructuras (16%), Fabricación (19%) y Energía (20%). En cualquier caso, a nivel global, aunque pueda parecer que se han materializado grandes avances, la realidad es que todavía no hay ningún sector en el que el porcentaje de mujeres al mando haya superado o siquiera igualado al de los hombres

Pero no todo son malas noticias. Si ponemos el foco en España, aunque nos queda mucho camino por recorrer en lo que a puestos directivos y de alta responsabilidad se refiere, con la colaboración y el compromiso de todos (sociedad civil, empresas y sector público), estamos avanzando notablemente en el camino por la igualdad. 

Según el último informe de Grant Thornton “Women in Business 2022”, en España el 36% de los puestos directivos están ocupados por mujeres, cuando hace 10 años el porcentaje era sólo del 21%. Es el porcentaje más alto de su historia. De hecho, con este dato, nuestro país se sitúa ya entre los diez países con mejores datos de Europa en cuanto a presencia femenina en la alta dirección. Sin embargo, hasta llegar a una situación equilibrada tenemos aún bastante margen de mejora, motivo por el cual no deberíamos aflojar la marcha. 

Desde aquí, y agradeciendo la oportunidad que generosamente me brinda la revista Capital, hago también un llamamiento a los medios de comunicación para que, en un ejercicio de autocrítica sana y constructiva, valoren cuánto espacio y atención dedican a exponer el punto de vista y la opinión de expertas, científicas, directivas o académicas. El compromiso de los medios con el liderazgo diverso es un factor determinante para el éxito de este importante objetivo colectivo. No podemos esperar 132 años. En realidad, no podemos perder ni un minuto. 

Por Mariano Avilés

La quiebra de la sanidad española

Por Alberto de Rosa

Medicina híbrida, colaborativa y valiosa, claves para la sostenibilidad del sistema

Por João Marques-Gomes

¿Cuál es el coste de un mal tratamiento?

Por Gonzalo Núñez

Por ellos mismos

Únete a nuestra Newsletter

A través de nuestra Newsletter con Capital te hacemos llegar lo más importante que ocurre en el mundo de la #economía, los #negocios, las #empresas, etc… Desde las últimas noticias hasta un resumen con toda la información más relevante al final del día, con toda comodidad.