Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Opinión

Por Borja Carrascosa

Juegos de azar cripto y riesgos financieros 

“Las empresas alemanas sufren el endurecimiento de la financiación mientras el turismo rescata a España en un contexto económico adverso” 

El mundo financiero lleva muchos meses de dura batalla contra el ecosistema cripto. Hace solo un año, en Capital nos preguntábamos, en esta misma tribuna, si las criptomonedas y los activos digitales serían capaces de aguantar los ataques de la banca. Resilientes son, eso está claro. Las últimas declaraciones surgidas desde el propio Banco Central Europeo (BCE) muestran que la ‘brecha’ entre estos dos entornos sigue siendo enorme y que no hay signos que indiquen que habrá una regulación laxa de los criptoactivos. Más bien, al contrario. 

Según Fabio Panetta, miembro del consejo del regulador bancario europeo, la naturaleza “altamente volátil” de los criptoactivos los hace aptos poco más que para los juegos de azar y las apuestas. Panetta va más allá y apunta a que el ecosistema en el que se mueven las criptomonedas tiene “muchos fallos de mercado” y que “hasta ahora, no ha producido ningún beneficio social”. 

En su opinión, el objetivo del mundo cripto es “integrarse en el sistema financiero tradicional para adquirir legitimidad y aprovecharse” del mismo. “Las nuevas tecnologías no hacen desaparecer el riesgo financiero”, señala Panetta, que recientemente ha respaldado el proyecto del euro digital. 

Este posicionamiento del BCE contra las criptomonedas coincide con la del Tesoro de Reino Unido, que directamente solicitó en mayo que fueran reguladas como si fuesen juegos de azar. Es decir, que su hipotético tratamiento como medio de pago alternativo es, hoy por hoy, una quimera. 

En este contexto, la política de subida de tipos de interés del BCE -actualmente, en el 4%, y subiendo-, sumada a los efectos de la pandemia y la inflación, empieza a tener consecuencias directas sobre la estructura financiera de las empresas. Según un informe de Alvarez & Marsal, aproximadamente el 30% de las grandes empresas cotizadas de la región EME (Europa y Oriente Medio) tienen “balances débiles y deteriorados”. 

La sorpresa viene cuando revisamos los países que tienen mayor porcentaje de empresas en dificultades. La otrora intocable economía alemana es la que más podría sufrir en términos de futuras reestructuraciones de compañías privadas, según el estudio. En parte, por la estricta normativa germana y la evolución a la baja de su PIB durante los últimos trimestres. 

Además, los empresarios alemanes también han mostrado un retroceso en sus niveles de confianza, según los últimos resultados del Instituto de Investigación Económica de Munich (Ifo). Concretamente, hasta los 88,5 puntos, la por cifra desde noviembre de 2022. 

España también está en la parte alta del ranking de firmas en apuros, pero el “espectacular rebote del turismo”, apunta Alvarez & Marsal, ha favorecido el saneamiento de muchas de ellas en los últimos meses. Y esto se percibe también en los datos de PIB, muy favorecido por la ola de gasto público y la fortaleza mostrada por el sector exterior. 

El sector privado, en un entorno de endurecimiento de las condiciones de financiación, deberá aplicar una política de ‘desapalancamiento’ para digerir los excesos de la Covid-19 que, desgraciadamente, estamos lejos de ver en la Administración Pública. La gigantesca bola de deuda de más de 1,5 billones de euros seguirá creciendo en términos brutos, todos los meses, por mucho que el Gobierno, que se enfrenta a las urnas el día 23 de este mes, utilice cifras de PIB alejadas de la realidad. 

Los últimos datos de la Intervención General de la Administración del Estado (IGAE) apuntan que la capacidad de generación de riqueza de la economía española en el presente ejercicio será un 6% superior a la registrada en 2022. Concretamente, el PIB crecerá por encima de los 1,4 billones de euros, frente a los menos de 1,33 billones registrados en 2022. 

Por Mariano Avilés

La quiebra de la sanidad española

Por Alberto de Rosa

Medicina híbrida, colaborativa y valiosa, claves para la sostenibilidad del sistema

Por João Marques-Gomes

¿Cuál es el coste de un mal tratamiento?

Por Gonzalo Núñez

Por ellos mismos

Únete a nuestra Newsletter

A través de nuestra Newsletter con Capital te hacemos llegar lo más importante que ocurre en el mundo de la #economía, los #negocios, las #empresas, etc… Desde las últimas noticias hasta un resumen con toda la información más relevante al final del día, con toda comodidad.