Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Opinión

Por Carolina Hernández

Gestionar el talento de cuatro generaciones en la misma empresa

“Los debates y las conversaciones intergeneracionales pueden dar lugar a soluciones y oportunidades globales” 

La diversidad en el ámbito empresarial es un tema que ha ganado relevancia en las últimas décadas. La inclusión de diferentes géneros, culturas y generaciones en el ecosistema humano se está consolidando como una realidad para muchas pequeñas y medianas empresas (PyMEs). La colaboración entre personas de diferentes edades y culturas emerge como un activo valioso para el éxito empresarial.  

Uno de los aspectos más destacados de la diversidad generacional es la combinación de experiencia y sabiduría que cada grupo aporta. En las PyMEs, donde los recursos pueden ser limitados, contar con la experiencia de generaciones mayores, como los baby boomers, puede ser incalculable. Estos individuos han acumulado décadas de experiencia en sus respectivos trabajos y poseen un conocimiento profundo que puede guiar a la empresa en momentos de toma de decisiones críticas. La historia y la perspectiva de los baby boomers pueden servir como un faro en tiempos de crisis económicas y desafíos empresariales. 

Las generaciones más jóvenes, como la Generación Z y los millennials, aportan una perspectiva fresca y nuevas ideas a las PyMEs. Están inmersos en la era digital y son expertos en las últimas tendencias tecnológicas. Esta juventud y entusiasmo por la innovación pueden estimular la creatividad y mantener a la empresa en primera línea dentro de un mundo en constante cambio. La combinación de la experiencia de los veteranos y la creatividad de los jóvenes puede dar como resultado soluciones únicas y eficaces para los retos de la organización. 

Además, los colaboradores más jóvenes están más dispuestos a abrazar nuevas tecnologías y métodos de trabajo. Esto puede impulsar la innovación y mantener una mayor competitividad de la empresa en un entorno económico en constante evolución. La diversidad generacional de un ecosistema humano permite una mayor agilidad y capacidad de respuesta a los cambios del mercado y a las demandas de los clientes. 

La Generación X va a actuar como un puente entre las generaciones más jóvenes y mayores en la empresa. Tienen la capacidad de comprender y comunicarse de manera efectiva con personas de diferentes edades, lo que puede facilitar la colaboración intergeneracional y promover un ambiente de trabajo armonioso. La Generación X se caracteriza por su equilibrio entre la experiencia y la adaptabilidad. 

Estas personas han vivido la transición de una era pretecnológica a la era digital y han desarrollado una habilidad única para combinar la sabiduría adquirida a lo largo de los años con una mentalidad abierta a la innovación tecnológica. Su experiencia laboral les permite ofrecer una perspectiva valiosa y un enfoque pragmático para conseguir los objetivos propuestos. 

Toda esta diversidad generacional, bien liderada, va a promover la creatividad y la innovación, al ofrecer una amplia variedad de perspectivas y enfoques. Cuando personas de diferentes generaciones colaboran en proyectos, se generan ideas más diversas y se exploran diferentes formas de abordar cualquier reto o desafío. Los debates y las conversaciones intergeneracionales pueden dar lugar a soluciones globales, así como a la identificación de oportunidades que podrían pasarse por alto en un equipo homogéneo. 

La fidelización del talento es otro desafío crítico para muchas PyMEs y la diversidad generacional, unida a nuevas formas de trabajo actuales, puede hacer que la empresa sea más atractiva para una amplia gama de talento. Los candidatos de diferentes edades pueden verse atraídos por la oportunidad de trabajar en un entorno que valora la diversidad y ofrece oportunidades de aprendizaje y crecimiento intergeneracional. 

Y no conviene olvidar que la diversidad generacional puede ampliar la base de clientes de una PYME. Las diferentes generaciones tienen preferencias y comportamientos de compra distintos. Al tener equipos de diferentes edades, una PyME puede estar mejor equipada para comprender y atender las necesidades de una gama más amplia de clientes, lo que redundará en una mayor rentabilidad para la organización.  

Por João Marques-Gomes

¿Cuál es el coste de un mal tratamiento?

Por Gonzalo Núñez

Por ellos mismos

Por José Antonio Molleda

El verdadero valor de la transformación digital

Por Alejandra Nuño

Oiga, doctor, devuélvame mi estabilidad laboral

Únete a nuestra Newsletter

A través de nuestra Newsletter con Capital te hacemos llegar lo más importante que ocurre en el mundo de la #economía, los #negocios, las #empresas, etc… Desde las últimas noticias hasta un resumen con toda la información más relevante al final del día, con toda comodidad.