Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Revista Capital

Estos son los efectos del conflicto en Israel en la economía española

Por María Nogales

Inditex anuncia el cierre temporal de sus 84 tiendas en Israel como consecuencia del conflicto bélico con Hamás

El avance del conflicto bélico entre Israel y el Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás) iniciado el pasado sábado ha hecho saltar las alarmas no solo de los ciudadanos, sino también de las empresas, lo que está afectando de forma directa a la economía mundial. Hasta el momento ya se han cancelado una infinidad de vuelos por parte de aerolíneas españolas y europeas desde primera hora de la mañana de este lunes. 

Ahora, ya se conocen cuáles han sido las primeras tiendas en cerrar temporalmente: las de Amancio Ortega. Inditex ha anunciado esta mañana en la web de Zara en Israel que sus tiendas “permanecerán cerradas temporalmente y los plazos de devolución se ampliarán 30 días desde su apertura”. 

Así, el minorista español lanzaba la noticia de que sus 84 tiendas franquiciadas, entre las que se encuentran Pull&Bear, Massimo Dutti y Bershka, además de Zara, echarían el cierre hasta nuevo aviso. 

La compañía está informando a sus clientes a través de las webs de las distintas cadenas del cierre temporal de los establecimientos y de la situación de las devoluciones y los pedidos ‘online’ pero, ¿qué ocurre con el resto de las compañías?

Las relaciones comerciales de España con Israel

Las relaciones comerciales que mantiene España con Israel crecen año a año: en 2022 las exportaciones españolas de bienes a Israel alcanzaron cifras récord de 2.170 millones de euros, mientras que las importaciones ascendieron a 1.052 millones, tal y como apuntan las estadísticas de comercio exterior publicadas por el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo.

De este modo, tanto las exportaciones como las importaciones alcanzaron cifras nunca vistas. De ese intercambio, España consiguió un saldo positivo de 1.117 millones de euros, con una tasa de cobertura del 206,2%.

De acuerdo con cifras del ICEX, los principales sectores en exportación de bienes fueron en 2022 automóviles, pavimentos y revestimientos cerámicos, confección femenina, materias primas y semimanufacturas de plástico y equipos, componentes y accesorios de automoción.

De su lado, los sectores con más peso en importaciones fueron química orgánica, química inorgánica, combustibles y lubricantes, materias primas y semimanufacturas de plástico y protección de cultivos.

Además, de acuerdo con los datos de Comercio, la inversión israelí en España alcanzó en 2022 los 20 millones de euros, una cifra inferior respecto a los 33 millones de 2021. En sentido contrario, la inversión española en Israel pasó de 4 millones en 2021 a dispararse a 15 millones de euros en 2022.

Las empresas españolas con mayor presencia en Israel

CAF, el fabricante de trenes con sede en Beasain, en Guipúzcoa, actualmente cuenta con dos grandes proyectos en Israel, ambos en consorcio con la constructora Saphir, para el desarrollo de la línea de tren ‘Purple Line’ en Tel Aviv y de las líneas verde y roja de Jerusalén. 

Por otro lado, Comsa, con sede en Barcelona, se adjudicó en septiembre la construcción de la línea azul en esta misma ciudad junto con la empresa de transporte público Dany y la constructora israelí Denya Cebus. 

En cuanto a Sacyr, su entrada en Israel se remonta a 2009, cuando consiguió la adjudicación de un contrato para la construcción y el diseño de una planta desaladora en Ashdod, por un importe que ascendía a los 300 millones de euros. Más tarde, en 2015, entregó las instalaciones y, actualmente, no tiene ningún contrato activo en el país.

Por su parte, en 2015, ACS se adjudicó una de las obras de electrificación más grandes en Israel por 480 millones de euros, en concreto, más de 420 kilómetros de líneas de ferrocarril. En cualquier caso, la filial con la que ganó este contrato fue vendida hace un año a un grupo francés, por lo que la multinacional que lidera Florentino Pérez no tiene ya ningún vínculo con Israel.

De igual forma, otra de las compañías españolas con presencia en Israel es Indra, aunque desde la compañía han especificado a Europa Press que el país representa únicamente un 0,1% de su cifra de negocio actual.

Al hilo de lo expuesto, esta misma mañana se ha celebrado la presentación del Estudio sobre clima empresarial en España, elaborado por Sigmados para la Cámara de Comercio de España, en la que el presidente de la Cámara de España, José Luis Bonet, ha reconocido que la reciente escalada de tensión en el conflicto de Israel “supone una preocupación adicional para los empresarios”.

Pese a ello, y dado que el estudio está elaborado antes del nuevo estallido el pasado sábado del conflicto, el informe apunta a que las ventas en el exterior y las importaciones de suministros son los dos ámbitos en los que las empresas esperan una mejor evolución el próximo año.

Los efectos sobre el turismo

Las patronales de agencias de viajes, entra las que se incluyen CEAV, UNAV y Acave, han confirmado a la agencia de noticias que el conflicto en Israel está afectando a las operaciones en el país de Oriente Medio, aunque insisten en ver cómo se desarrolla el enfrentamiento armado para determinar su evolución en el sector.

En este sentido, el vicepresidente ejecutivo de Exceltur, José Luis Zoreda, considera que el conflicto armado entre Israel y Palestina no tendrá efectos «especialmente dramáticos» para el sector turístico en España.

Así lo ha manifestado en una rueda de prensa de este martes, en la que ha admitido que aún es pronto saber el impacto en la industria turística para el último trimestre de 2023. «Veremos qué connotaciones pueden tener», ha añadido Zoreda.

También ha explicado que si el enfrentamiento se expande o se alarga puede afectar a algunos de los territorios cercanos a la zona, como Turquía, Egipto o Túnez, siendo destinos competidores de España.

El caso de Carrefour

El grupo francés abrió en mayo cerca de 50 tiendas en Israel, una actuación que se enmarca en la alianza de franquicias que firmó en 2020 con el grupo israelí Electra Consumer Products y su filial Yenot Bitan.

De este modo, el CEO de Carrefour en Israel destacó que la llegada de la empresa aumentaría la competitividad en el previo de los alimentos y que era una gran noticia para el consumidor israelí. 

En concreto, la empresa habría invertido aproximadamente 70 millones de dólares en el país, ampliando de este modo la estrategia de posicionamiento en Oriente Medio y convirtiéndose, desde su desembarco, en el mayor minorista internacional que entra en Israel. 

Pero, y ahora, ¿qué ocurrirá con el gigante francés en Israel?

Únete a nuestra Newsletter

A través de nuestra Newsletter con Capital te hacemos llegar lo más importante que ocurre en el mundo de la #economía, los #negocios, las #empresas, etc… Desde las últimas noticias hasta un resumen con toda la información más relevante al final del día, con toda comodidad.