Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Banco de España

El Banco de España afirma que el BCE subirá los tipos hasta un nivel "incierto"

Avisa de que una política fiscal generalizada puede añadir presión inflacionista y obligar al BCE a seguir endureciendo sus medidas El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, ha afirmado que el Banco Central Europeo (BCE) seguirá subiendo los tipos de interés hasta lograr que la inflación converja al objetivo del 2% a medio plazo y ha avisado de que una política fiscal que proporcione un estímulo generalizado puede incrementar más las presiones inflacionistas y obligar al BCE a seguir endureciendo su política monetaria recoge Europa Press. Así lo ha indicado en la Conferencia de la Asociación de Mercados Financieros (AMF), en la que ha analizado las últimas decisiones de política monetaria adoptadas por el Consejo de Gobierno del BCE y la secuenciación del proceso esperado de normalización de la política monetaria. El gobernador ha recordado que la alta inflación está provocando una rápida pérdida de poder adquisitivo y deteriorando la confianza de los consumidores en el área del euro, lo que unido al endurecimiento progresivo de las condiciones financieras, "está debilitando la actividad económica a un ritmo bastante rápido". El gobernador ha detallado que la ralentización del crecimiento, la reciente corrección de los precios de las materias primas energéticas y las mejoras observadas en las cadenas globales de suministro contribuirán a que la inflación se modere, aunque en organismo supervisor prevé que se mantenga por encima del objetivo "durante un período prolongado". "Tendremos que subir los tipos de interés en más ocasiones, hasta el punto que permita que la inflación converja a ese objetivo del 2% en el medio plazo, y no hemos llegado al punto final para ese objetivo", ha reconocido. De Cos ha añadido que, dada la incertidumbre existente sobre las perspectivas de crecimiento e inflación, el nivel concreto que pueden tener que alcanzar los…
El Banco de España ha confirmado que el Euríbor a 12 meses cerró octubre con una media mensual del 2,629%, situándose en máximos desde diciembre de 2008, cuando registró un valor medio del 3,452% El Banco de España confirma que el Euríbor cerró octubre en el 2,629%, recoge Europa Press. El índice, utilizado como principal referencia para fijar el tipo de interés de los préstamos hipotecarios concedidos por las entidades de crédito españolas, subió en octubre al 2,629% desde el 2,233% de septiembre. Tomando como referencia los últimos 12 meses, el índice registra un ascenso de 3,106 puntos. Durante el mes de octubre, este índice ha llegado a alcanzar un nivel de 2,7% en su tasa diaria, espoleado por la expectativa de una nueva subida de tipos por parte del Banco Central Europeo (BCE), que finalmente se materializó el pasado jueves. Sin embargo, tras conocerse la noticia, el Euríbor ha moderado su escalada. De hecho, el 2 de noviembre se ha situado en el 2,673% frente al 2,686% que marcó ayer. El director de hipotecas del comparador iAhorro, Simone Colombelli, señala que el crecimiento en octubre "se ha ralentizado". "Entre agosto y septiembre, el incremento fue de casi un punto y este mes se ha reducido a 0,393 puntos. Si nos fijamos en la tendencia de otros años, a final de año el Euríbor moderaba siempre un poco su crecimiento", explica. No obstante, se muestra prudente al indicar que esa moderación puede no ser tan evidente "sobre todo si el BCE sigue subiendo tipos de aquí a diciembre". De confirmarse el cierre mensual en este nivel, una persona que tenga contratada una hipoteca variable a 30 años de 150.000 euros y con un diferencial del 0,99% más Euríbor sufrirá un aumento de su cuota hipotecaria de alrededor de 230 euros,…
La subida de las pensiones y los tipos dejará huellas en la banca a medio plazo debido a incrementos adicionales El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, ha informado este lunes en el Congreso de los Diputados de que la previsión de su institución es dejar de registrar beneficios este próximo año por la subida de tipos de interés y, por tanto, no poder realizar la transferencia periódica al Tesoro Público con esas ganancias. Durante su intervención para valorar en la Cámara Baja el proyecto de Presupuestos Generales del Estado de 2023, De Cos ha asegurado que ya le ha trasladado al Tesoro que en el balance de la institución, así como la del resto de bancos centrales, "es mucho más sensible el pasivo que el activo a los incrementos de los tipos de interés". "Por tanto, es de esperar que en los próximos años, y en particular el año que viene, el Banco de España no tenga beneficios y, por tanto, no pueda realizar la transferencia periódica que realiza al Tesoro", ha aseverado. Según ha indicado a continuación el gobernador, el volumen de esa transferencia a las arcas públicas por los beneficios registrados ha alcanzado "alrededor de 0,2 puntos de PIB en los últimos años". Alerta de un impacto negativo para la banca Sobre el impacto que tiene para la banca la subida de tipos, De Cos ha advertido de que, pese a que en el corto plazo es positivo, y que así se pone de manifiesto en las mayores rentabilidades, "en el medio plazo, dependiendo de la magnitud de la dimensión de la desaceleración, podría ser negativo". Así, ha emitido un mensaje "muy claro de prudencia" dirigido a las entidades financieras, a la hora de distribuir beneficios, de las perspectivas de acumulación de capital y…
El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, ha catalogado la inflación como “un auténtico condicionante” Los tipos de interés podrían escalar hasta el 2,25 o el 2,5%. Así lo ha señalado el gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, durante su intervención en el XXI Congreso de Directivos CEDE celebrado este jueves 29 de septiembre en Bilbao, en el que ha reconocido que esta previsión, como ha venido haciendo el organismo, podrían variar con el paso del tiempo. Tal y como ha apuntado el máximo mandatario del organismo, la inflación que asola la economía global ha supuesto un “auténtico condicionante” de la evolución económica global. Y no solo eso. También en la europea, donde la subyacente ha escalado su “máximo histórico del 4,3%”. Entre las causas que ha destacado Pablo Hernández de Cos se encuentra “la energía de los alimentos”, cuyos efectos indirectos ha estimado que han supuesto alrededor de un tercio de la cifra, aunque también al “límite del evento genuino de estos dos parámetros”. Y esto es un “foco de preocupación” para el Banco Central Europeo (BCE). Un organismo monetario sobre le que ha recordado que sus pronósticos macro se estimaron en un 8,1% para este 2022, en un 5,5% el año próximo y en un 2,3% en 2024. Aunque, al igual que con las estimaciones nacionales, “estos pronósticos están sujetos a una serie de sujetos de evolución”, entre los que ha incidido en “los mercados energéticos”. Para Hernández de Cos existen “tres focos de riesgo” que podrían hacer variar dichas previsiones: “El primero tiene que ver con la posible aparición de efectos de segunda ronda” que concluyan en una “espiral inflacionista” y convierta a ésta aún más “persistente”. Y ha añadido: “Cuando uno mira los mercados financieros, efectivamente, nos están dando expectativas…
El incremento acumulado del Índice Armonizado de Precios de Consumo (IAPC), salvo energía y alimentos en los últimos tres años, ha sido del 6% y 5,3% en Europa y en España frente a aumentos del 3% de los tres años previos a la pandemia La inflación subyacente ha crecido un 5,3% en España en los tres últimos años, según el Banco de España recogido de Europa Press. Así se refleja en el estudio 'Evolución reciente de la inflación subyacente en el área del euro y en España', publicado por el Banco de España, en el que se apunta que las presiones sobre la inflación subyacente se han intensificado en el área del euro y España, lo que refleja el aumento sostenido en los costes de producción y algunos factores relacionados con la pandemia. En el área del euro, la inflación subyacente ha mostrado un marcado perfil ascendente y ha alcanzado niveles inéditos en la historia de la Unión Económica y Monetaria (UEM), tras rebasar los registros máximos en noviembre de 2021, cuando superó el 2,5%, y situarse en el 4% en julio de 2022. Los diecinueve Estados miembros han superado la tasa del 3% de inflación subyacente; en algunos casos, como en los países bálticos o Eslovaquia, rebasa el 8%. Igualmente, en España, la inflación subyacente ha mostrado un aumento intenso desde mediados del año pasado, y se situó en el 4,6% en julio de 2022. Además, el director general de Economía y Estadística del Banco de España, Ángel Gavilán, prevé una desaceleración de la actividad económica, penalizada por los mismos "vientos en contra" que pesan sobre las perspectivas mundiales y europeas, como son la inflación, la incertidumbre, la crisis energética o el endurecimiento de las condiciones financieras. Más peso en España del ocio, la restauración y el turismo En…
Después del máximo histórico de marzo con 1,45 billones, este abril la deuda pública retrocede La deuda del conjunto de las administraciones públicas registró en abril su primera caída mensual en lo que va de año, con un descenso del 0,6% respecto al mes anterior, restando en un mes 8.427 millones de euros, hasta alcanzar los 1,44 billones, según los datos publicados este viernes por el Banco de España y recogidos por Europa Press. La deuda cae así después de registrar en marzo su máximo histórico con 1,45 billones de euros, aunque moderó su peso en el PIB al 117,7%. El dato marcado en el primer trimestre superó el objetivo del Gobierno para todo el año (115,2%), de acuerdo con lo establecido por el Ejecutivo en el Plan de Estabilidad remitido a Bruselas a finales de abril. El escenario que plantea el Programa de Estabilidad 2022-2025 muestra un progresivo descenso del déficit a lo largo de los cuatro ejercicios hasta que la ratio deuda/PIB se sitúe en el 109,7% en 2025. El descenso de la deuda en abril se debe, principalmente, a la caída del endeudamiento del Estado, que rompe así la tendencia alcista que venía registrando desde hace meses ante la necesidad de asumir un esfuerzo extra de gasto debido al impacto de la crisis del coronavirus y ahora de la guerra. Respecto al mes de abril del año pasado, la deuda pública se ha incrementado en 55.761 millones de euros, lo que representa un repunte del 4%, en un contexto ahora marcado por el impacto económico de la guerra y las medidas adoptadas para paliar el alza de los precios.
Aumenta la deuda de las administraciones y la Seguridad Social alcanza su máximo histórico La deuda del conjunto de las administraciones públicas subió en el primer trimestre hasta el máximo histórico de 1.453.853 millones de euros, pero se moderó al 117,7% del PIB, según los datos del Banco de España publicados este martes. En el último año la deuda pública se ha incrementado en 60.780 millones de euros, lo que representa un repunte del 4,3%, aunque su peso en el PIB ha caído del 125,2% en el primer trimestre de 2021, máximo histórico, al 117,7% entre enero y marzo de este año. El dato marcado en el primer trimestre (117,7% del PIB) supera, no obstante, el objetivo del Gobierno para todo el año (115,2%), de acuerdo con lo establecido por el Ejecutivo en el Plan de Estabilidad remitido a Bruselas a finales de abril. El escenario que plantea el Programa de Estabilidad 2022-2025 muestra un progresivo descenso del déficit a lo largo de los cuatro ejercicios hasta que la ratio deuda/PIB se sitúe en el 109,7% en 2025. Respecto al cierre de año, la deuda se ha incrementado en 26.618 millones de euros, lo que supone un repunte de casi el 2%, en un contexto marcado por la crisis en Ucrania y el repunte de los precios. No obstante, el peso en el PIB ha seguido la senda descendente y ha caído del 118,4% al 117,7%. La deuda de la Seguridad Social marca un récord histórico en el primer trimestre Por administraciones, la deuda pública se incrementó en todas entre los meses de enero y marzo de este año, salvo en las corporaciones locales. Así, la deuda del Estado subió en el primer trimestre a 1.306.690 millones de euros, un 14% más que hace un año, lo que representa el…
El Banco de España ha recortado cuatro décimas su previsión para el crecimiento del Producto Interior Bruto (PIB) de España en 2022, desde el 4,5% hasta el 4,1%, y rebaja sus estimaciones para la inflación media del 7,5% al 7,2% El Banco de España recorta al 4,1% el crecimiento en 2022 por la guerra, y baja la inflación al 7,2%, recoge Europa Press, como consecuencia del efecto esperado del mecanismo ibérico para limitar el precio del gas y abaratar la factura de la electricidad. "El inicio de la guerra en Ucrania abrió un período de enorme incertidumbre, que, tres meses y medio más tarde, continúa sin disiparse", ha reconocido el director general de Economía y Estadística del Banco de España, Ángel Gavilán, quien ha advertido de que las proyecciones están sometidas a "riesgos significativos", orientados a la baja en el caso del crecimiento del PIB y al alza en el de la inflación. En este sentido, y de cara a los próximos años, el organismo prevé un crecimiento del 2,8% en 2023, una décima menos de lo estimado en abril, y un alza del 2,6% en 2024, una décima más respecto a la previsión anterior. Recuperación nivel prepandemia en el tercer trimestre de 2023 Con todo, el Banco de España mantiene que la evolución prevista del PIB permitirá que la economía española recupere el nivel de producto previo a la pandemia en la segunda mitad de 2023. El Banco de España considera así que la senda de recuperación de la economía española, si no se sufren perturbaciones adicionales, es "robusta" y permitiría recuperar niveles prepandemia en la segunda parte de 2023. "Sin dar una falsa previsión, puede ser en el tercer trimestre", ha deslizado Ángel Gavilán. El PIB habría crecido menos de lo esperado, un 0,3%, en el primer trimestre…
El Banco de España explica este jueves en el Congreso su 'Informe Anual de 2021', en el que se pone de manifiesto que España es la economía más rezagada de la eurozona El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, acude este jueves al Congreso para explicar su 'Informe Anual de 2021', en el que se pone de manifiesto que la recuperación de la economía española es la más rezagada de la zona euro. De Cos acudirá a la Comisión de Asuntos Económicos y Transformación Digital de la Cámara Baja al concluir la sesión plenaria de este jueves, por lo que la comparecencia no empezará antes de media tarde. Por la mañana está prevista la comparecencia del presidente Pedro Sánchez para dar cuenta del escándalo de espionaje de 'Pegasus', una reforma del reglamento y tres iniciativas legislativas: la Ley de Comunicación Audiovisual, la de libertad sexual, y la de igualdad de trato y no discriminación. En su análisis, el Banco de España destaca un nivel de actividad en la economía española durante el primer trimestre de este año 3,4 puntos porcentuales por debajo del observado antes del comienzo de la pandemia, mientras que en el conjunto del área del euro el PIB rebasó en 0,4 puntos su nivel anterior a la crisis. Un dato que sirvió al nuevo director general de Economía y Estadística de esta institución, Ángel Gavilán, para señalar la gestión del Gobierno: "De las grandes economías, somos la peor que lo ha hecho", aseguró en la presentación previa del informe a los medios de comunicación. Todo ello pese a anticipar un crecimiento para este año superior al proyectado por el Gobierno, un 4,5% para 2022 frente al 4,3% estimado por el Ejecutivo, con el horizonte de alcanzar los niveles de actividad en 2023. Poco después…
En el primer trimestre de 2022, el PIB creció un 0,3% intertrimestral y el nivel de actividad en España se situó 3,4 puntos porcentuales por debajo del observado antes de la Covid-19 El Banco de España ha anticipado una nueva revisión a la baja de sus previsiones de crecimiento para la economía española, por debajo de lo estimado en abril (4,5%), en un contexto de incertidumbre marcado por la guerra en Ucrania, el alza de precios y la persistencia de los cuellos de botella en los procesos productivos. "La guerra ha aumentado mucho el grado de incertidumbre sobre los agentes económicos y ha provocado un repunte muy fuerte de los precios energéticos, materias primas y alimentos", ha explicado el gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, en el marco de la publicación del 'Informe Anual 2021'. En el primer trimestre de 2022, el PIB creció un 0,3% intertrimestral y el nivel de actividad en España se situó 3,4 puntos porcentuales por debajo del observado antes del comienzo de la pandemia, mientras que en el conjunto del área del euro, el PIB rebasó en 0,4 puntos su nivel precrisis. La 'rebaja mecánica' Con todo esto, y según prevé el Banco de España en ausencia de cualquier consideración adicional, el dato del primer trimestre llevaría a una "rebaja mecánica" de aproximadamente medio punto porcentual en la tasa media de crecimiento del PIB de 2022, aunque la revisión a la baja podría ser superior o inferior en el momento en el que el Banco de España publique las nuevas previsiones. No obstante, desde el organismo que dirige Hernández de Cos han precisado que si no se producen nuevas perturbaciones o un agravamiento de la guerra en Ucrania, esta eventual revisión de las proyecciones publicadas en abril seguiría siendo coherente con el…