Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Economía

Arabia Saudí lanza «Alat», el futuro de la electrónica

Alat es la nueva compañía, que, bajo el paraguas del Public Investment Fund (PIF), aspira a convertirse en la empresa líder de la tecnología en Arabia Saudí 

alat 2
Por Pablo Poyo

Arabia Saudí lleva tiempo liderando diferentes tipos de inversiones a nivel mundial. Para evitar caer en la trampa de basar su futuro económico en la exportación de hidrocarburos, los saudíes tienen como máxima la diversificación. Alat será un nuevo intento de ramificar sus oportunidades empresariales.

Alat y el Public Investment Fund

La semana pasada, el príncipe heredero, Mohammed bin Salman, anunció la creación de Alat, una novedosa compañía destinada a ser la punta de lanza de las empresas tecnológicas para Riad. Como heredero, bin Salman es el presidente del Consejo de Administración del Public Investment Fund (PIF). El PIF es el equivalente al Government Pension Fund Global (GPFG) noruego, uno de los fondos soberanos más lucrativos del planeta.

Creado en 1971 por decreto real, este fondo soberano ha permitido el establecimiento o la creación de múltiples compañías en el país, algunas de ellas conocidas como «campeones nacionales». Estas empresas son las que lideran la transformación económica y digital del país, llamadas a ser el brazo fuerte del sistema saudí.

Según el propio gobierno de Riad, el PIF «renació» en 2015, momento en el que comienza la segunda etapa del fondo soberano nacional. En aquel momento, el Consejo de Ministros del Reino dejó el fondo en manos del Council of Economic and Development Affairs (CEDA), con bin Salman al mando del mismo. Finalmente y en 2017, el PIF anunció su plan para con la administración y el desarrollo económico, que, de momento, se extenderá hasta 2030 (Vision 2030).

El PIF invierte en múltiples sectores y proyectos de los que hablaremos posteriormente, pero Alat, es el nombre destacado de la semana. El objetivo de esta nueva empresa es convertir a Arabia Saudí en un «centro mundial» de fabricación de tecnología sostenible especializado en tecnologías avanzadas y electrónica.

«Alat se centrará en la fabricación de productos que sirvan a los mercados locales e internacionales con siete unidades de negocio estratégicas: industrias avanzadas y semiconductores, electrodomésticos inteligentes, salud, dispositivos y edificios inteligentes e infraestructuras de próxima generación», ha detallado el Gobierno saudí.

La empresa estará presidida por Mohammed bin Salman -que también es el primer ministro de Arabia Saudita- y aspira a «mejorar las capacidades del sector tecnológico» del país e incrementar su atractivo inversor.

«La empresa creará asociaciones que permitan la transformación del sector industrial a escala mundial, proporcionando soluciones industriales sostenibles basadas en fuentes de energía limpias. Estas asociaciones ayudarán a satisfacer la demanda comercial, a seguir el ritmo de las necesidades de fabricación, a mejorar la solidez de las cadenas de suministro locales y a contribuir a hacer de Arabia Saudí un centro mundial de fabricación tecnológica avanzada», ha añadido bin Salman.

En esa línea, se prevé que Alat fabricará alrededor de 30 categorías de productos distintos, entre los que se encuentran sistemas de comunicación, de robótica, ordenadores, entretenimiento digital y maquinaria pesada para construcción y minería.

alat
El fútbol se ha convertido en uno de los principales combustibles de las inversiones de Arabia Saudí

Por otra parte, el Gobierno saudí prevé que el establecimiento de Alat supondrá la creación de 39.000 puestos de trabajo directos en el país y que su aportación al PIB «no petrolero» ascenderá a 9.300 millones de dólares (unos 8.560 millones de euros al cambio actual) en 2030.

Según indican en el comunicado hecho público el pasado 1 de febrero, «Alat se centrará en ofrecer soluciones de fabricación sostenibles a empresas internacionales mediante el acceso a recursos energéticos limpios en Arabia Saudí para alcanzar objetivos de neutralidad de carbono para 2060, además de permitir que esas empresas industriales mundiales se beneficien de las ventajas competitivas de la economía saudí, su ubicación geográfica y sus inversiones en el sector tecnológico».

Para Husam Yaghi, Senior Executive en FinTech y experto en tecnologías emergentes, la creación de Alat será un «catalizador del cambio», provocando un «efecto dominó» que mejorará la sociedad saudí por cuatro factores: empoderamiento de la juventud, mejora de la calidad de vida, facilidad de acceso a nuevas tecnologías y nuevas prácticas sostenibles.

Otras inversiones de Arabia Saudí

Con su estrategia de diversificación, la casa de Saud está presente en diferentes sectores económicos alrededor del mundo. No debería sorprendernos, porque aún es reciente la adquisición del 9,9% de la operadora española Telefónica.

Si hacemos click en la web del Public Investment Fund, encontraremos todos los detalles sobre las inversiones árabes. En este contexto, Riad divide sus aspiraciones económicas en seis investment pools, que son las siguientes: international diversified pool, international strategic investments, Saudi Giga-Projects, Saudi Real State, Saudi sector-development saudi equity holdings.

Para salir de dudas, el propio gobierno pone de manifiesto la forma de conseguir financiación para estos proyectos. Según el PIF, el dinero para estas ideas visionarias proviene generalmente de cuatro fuentes: inyecciones de capital desde el Gobierno, activos del Gobierno transferidos al PIF, préstamos y deuda, y, por supuesto, los beneficios obtenidos de inversiones pasadas que serán reinvertidos.

El PIF gestiona inversiones que pasan por ámbitos como la aeronáutica y la defensa, la automoción, el transporte y la logística, la agricultura, la construcción, el entretenimiento, los servicios financieros, las inmobiliarias, las renovables, la minería, los bienes de consumo y la telefonía.

Sin duda, de los seis investment pools previamente mencionados, el sector de Saudi Giga-Projects es el que más interés suscita a nivel internacional. Con proyectos como Neom, con una ciudad de 100km de largo en medio del desierto repleta de capital extranjero y de tecnología punta, Arabia Saudí no ceja en su empeño de posicionarse como una potencia económica, turística y tecnológica.

En ese mismo sector nos encontramos con Red Sea Projectgiga proyecto que consiste en la «pionera idea del turismo de lujo regenerativo en la costa sur de Arabia Saudí», según indica el propio PIF. Parece que este plan cubre unos 28.000 kilómetros cuadrados de superficie cerca del Mar Rojo, e incluye un archipiélago de más de noventa islas vírgenes, algunas de las cuales serán creadas desde cero.

Los datos avalan las inversiones saudíes. En 2022, el PIF registró unos beneficios  de 161.000 millones de dólares, aunque bin Salman está empeñado en mejorar esas cifras. Riad invierte en miles de proyectos más, desde fútbol hasta telecomunicaciones. Para descubrir algunos de ellos, el lector puede hacer click en el siguiente enlace, donde podrá encontrar un artículo relacionado con otras inversiones vitales para Arabia Saudí.

Únete a nuestra Newsletter

A través de nuestra Newsletter con Capital te hacemos llegar lo más importante que ocurre en el mundo de la #economía, los #negocios, las #empresas, etc… Desde las últimas noticias hasta un resumen con toda la información más relevante al final del día, con toda comodidad.