Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Economía, Tecnología

España se queda fuera del top de países que más innovan de la UE

Por María Nogales

España se sitúa en la parte baja de la tabla en gasto en I+D tanto público como por parte de las empresas, así como en apoyo gubernamental a la inversión privada en I+D

España ha quedado fuera del top de países que lidera la carrera por la innovación en la Unión Europea. Se sitúa por debajo de la media de los Veintisiete con un rendimiento del 89,2%, lo que convierte al país en un «innovador moderado», según el Cuadro Europeo de Indicadores de la Innovación 2023 de la Comisión Europea.

El cuadro europeo de indicadores de la innovación de 2023 pone de relieve una mejora sustancial de los resultados en materia de innovación de aproximadamente el 8,5% desde 2016, lo que confirma el compromiso de la UE con el fomento de una cultura de la innovación.

Los resultados en materia de innovación de veinticinco países mejoraron durante este período, aunque a un ritmo más lento en los últimos años, y veinte Estados miembros aumentaron significativamente sus capacidades de innovación durante el año pasado, mientras que solo siete registraron un descenso. No obstante, los países con sistemas de innovación menos sólidos suelen mejorar menos rápidamente que la media de la UE.

El cuadro de indicadores de la innovación regional también señala una mejora de los resultados en materia de innovación en la mayoría de las regiones de la UE desde 2016. Si bien las regiones innovadoras suelen estar situadas en los países más innovadores, se encuentran algunas «bolsas de excelencia» regionales en países que presentan resultados relativamente inferiores en materia de innovación.

A nivel mundial, la UE sigue obteniendo resultados ligeramente mejores que China y está reduciendo la brecha de rendimiento con respecto a Australia, aunque se ha ampliado con respecto a Canadá, la República de Corea y los Estados Unidos.

Principales conclusiones

En función de sus resultados, los Estados miembros se dividen en cuatro grupos de rendimiento: líderes en innovación (el rendimiento es superior al 125% de la media de la UE), grandes innovadores (entre el 100% y el 125% de la media de la UE), innovadores moderados (entre el 70% y el 100% de la media de la UE) e innovadores emergentes (por debajo del 70% de la media de la UE). Dinamarca es el nuevo máximo innovador, mientras que Suecia, que había ocupado ese puesto en los últimos años, pasa a la segunda posición. Otros líderes en innovación son Finlandia, los Países Bajos y Bélgica.

En comparación con la edición del año pasado, la distribución de los Estados miembros entre los grupos de rendimiento se ha mantenido estable en líneas generales. Hungría ha ascendido a un grupo de mayor rendimiento y ha pasado a ser un innovador moderado, mientras que los resultados en materia de innovación han disminuido en Francia y Luxemburgo desde 2016.

En particular, Austria, Alemania, Luxemburgo, Irlanda, Chipre y Francia son grandes innovadores y presentan resultados superiores a la media de la UE. Por otro lado, Estonia, Eslovenia, Chequia, Italia, España, Malta, Portugal, Lituania, Grecia y Hungría son innovadores moderados y, por último, Croacia, Eslovaquia, Polonia, Letonia, Bulgaria y Rumanía son innovadores emergentes.

A nivel regional, los resultados en materia de innovación han mejorado en 211 regiones del total de 239 regiones durante el período transcurrido desde 2016, como se muestra en el cuadro de indicadores de la innovación regional de 2023. La región más innovadora de Europa es Hovedstaden (Dinamarca), seguida de Helsinki-Uusimaa (Finlandia) y Oberbayern (Alemania). Estocolmo (Suecia) ocupa el cuarto puesto y Berlín (Alemania), el quinto.

A pesar de los avances, la brecha en materia de innovación de la UE persiste y se caracteriza principalmente por estar concentrada geográficamente. Mientras que los líderes en innovación y la mayoría de los grandes innovadores se encuentran principalmente en Europa septentrional y occidental, muchos de los innovadores moderados y emergentes se encuentran en Europa meridional y oriental.

Esta línea divisoria resalta la necesidad de realizar esfuerzos específicos para colmar la brecha en materia de innovación y fomentar un crecimiento equitativo en toda la UE, lo cual es uno de los objetivos de la Nueva Agenda Europea de Innovación, que fue adoptada en julio de 2022.

A través de iniciativas estratégicas, como la Iniciativa sobre el talento para la tecnología profunda, la Plataforma de Talentos para la Innovación y los valles regionales de innovación, la UE pretende fomentar la innovación de tecnología profunda y promover una cultura de empresas emergentes. Al invertir en talento para la tecnología profunda, fomentar ecosistemas de innovación y aprovechar los puntos fuertes regionales, los países y las regiones pueden impulsar el progreso tecnológico y mantener una ventaja competitiva en el panorama mundial de la innovación.

Únete a nuestra Newsletter

A través de nuestra Newsletter con Capital te hacemos llegar lo más importante que ocurre en el mundo de la #economía, los #negocios, las #empresas, etc… Desde las últimas noticias hasta un resumen con toda la información más relevante al final del día, con toda comodidad.