Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Economía

Las medidas económicas del PP para el 23-J

Por María Nogales

Feijóo propone tarifa cero para nuevos autónomos, acabar con la excepción ibérica y revalorizar las pensiones

El Partido Popular (PP) ha presentado su programa electoral de cara a las próximas elecciones generales del 23 de julio en el que cuentan las 365 medidas que conforman “Un proyecto al servicio de un gran país”, lema con el que se presentan a estos comicios.

En materia económica, los de Alberto Núñez Feijóo aspiran a que España sea una de las tres economías con mayor crecimiento económico en la Unión Europea. Y, para que España tenga el crecimiento estable y sostenible que “garantiza la creación de empleo de calidad”, son necesarias, según exponen, unas políticas que generen confianza en los empresarios para que inviertan y generen empleo, así como estabilidad institucional y seguridad jurídica.

“Necesitamos buenos gestores y una buena evaluación de las políticas públicas para equilibrar las cuentas, reducir la presión fiscal y al tiempo facilitar la prestación eficiente de los servicios públicos fundamentales que garantizan la igualdad de oportunidades y el bienestar. Necesitamos potenciar los sectores que, como el sector agroalimentario y pesquero, el industrial, el turismo y los servicios, o el energético, nos dan ventajas competitivas sobre los demás miembros de la Unión Europea y en los mercados internacionales”, reflexiona el PP en su programa.

Aplazamiento automático de la cuota de autónomos

Del lado de los autónomos, el PP se ha comprometido a desplegar una tarifa cero para nuevos autónomos durante el primer año y a establecer un sistema de «aplazamiento automático» de cuotas que permitirá a lo largo de cada ejercicio que el trabajador por cuenta propia pueda no ingresar la cuota correspondiente a tres liquidaciones mensuales.

Esto no conllevaría efectos negativos sobre las prestaciones que se puedan generar, siempre que se satisfagan en la regularización correspondiente a cada ejercicio. También plantean ampliar el plazo para hacer frente a las regularizaciones derivadas de las diferencias entre los rendimientos previstos y los reales y mejorar condiciones de financiación para las pymes y autónomos.

Por otro lado, el PP quiere permitir a las pymes el acceso a fuentes de financiación alternativas a la bancaria. Para ello, el PP quiere reforzar el papel del capital riesgo con una mayor implicación de instituciones como Enisa o ICO en el diseño de estrategias de financiación diseñadas para pymes.

En este plano, se simplificarían los requisitos de cotización a fin de hacer más atractivos los mercados de capitales para las pequeñas y medianas empresas, en consonancia y como desarrollo, dice el PP, de la normativa europea que promueve la Unión de Mercados de Capitales.

Eliminar el impuesto a grandes fortunas y facilitar a las pymes adquirir el estatus de gran empresa

En el lado fiscal y tal y como ya se conocía, el Partido Popular lleva en su programa electoral la eliminación del impuesto a grandes fortunas, junto a la simplificación del IRPF y del Impuesto sobre Sociedades para las pymes, con especial atención a las empresas con pérdidas y aquellas que incrementen el promedio de su plantilla de trabajadores con contratos indefinidos.

Así, el PP se ha comprometido a introducir cambios en la regulación tributaria para facilitar a las pymes que adquieran, a efectos fiscales, la condición de gran empresa. En lo que se refiere al crecimiento de las empresas, plantean «corregir las actuales limitaciones del Impuesto de Sociedades». Y es que, a juicio del PP, existen obligaciones fiscales y laborales que «desincentivan» el crecimiento de la compañía al superar ciertos umbrales. Por eso, el partido propone implementar estas obligaciones «de manera diferida o a través de moratorias».

Asimismo, los populares quieren introducir cambios en la regulación tributaria con el objetivo de apoyar el crecimiento de las pequeñas y medianas empresas, «suavizando» los escalones regulatorios al adquirir la condición de gran empresa a efectos fiscales y modificando la periodicidad en las liquidaciones de IVA y los pagos de las retenciones de IRPF.

Cabe destacar el Estatuto del Contribuyente, donde se recogería el «derecho al error». Este derecho quedaría inscrito para «minimizar» las consecuencias de los errores que se puedan producir en las declaraciones de los contribuyentes.

Medidas para los emprendedores

Por otro lado, el PP quiere implantar una modalidad de concurso específica para las personas físicas y un procedimiento simplificado para microempresas. Aquí también se introducirían herramientas de detección temprana de situaciones de insolvencia, además de la digitalización de la «totalidad» de la tramitación de los concursos.

El PP se ha comprometido también a dar a los autónomos una bonificación específica a la cuota empresarial cuando contraten a un trabajador por cuenta ajena y el trabajador por cuenta propia tenga que descansar por nacimiento de un hijo o situaciones análogas.

Ya en materia de trabajadores, la formación ha propuesto introducir cuentas individuales portables, que puedan usar ante diversas contingencias de su vida laboral. Estas cuentas acompañarán al trabajador durante su vida laboral, y se nutrirán a través de aportaciones mensuales de las empresas, con una parte de las cotizaciones sociales que ya abonan. En la práctica, esta fórmula es conocida como la ‘mochila austriaca’.

Reformar las políticas activas de empleo

A juicio del PP, el mecanismo «mejorará la protección de los trabajadores» y eliminará barreras a los cambios de empleo voluntarios de los trabajadores con mayor antigüedad.

En su programa electoral los populares se comprometen asimismo a una reforma «integral» de las políticas activas de empleo, basada en la ampliación y mejora de la calidad de la oferta de formación. De este modo, según el PP, se otorgaría una mayor libertad de elección al trabajador desempleado.

En este contexto, proponen promover el acceso de los desempleados a orientación laboral individualizada a través del perfilado estadístico y herramientas de ‘Big Data’ que identifiquen las mejores alternativas de formación a su disposición.

El PP también quiere impulsar y adaptar la contratación en formación, para facilitar la contratación de jóvenes sin experiencia y que cuenten sólo con la enseñanza obligatoria, así como la recualificación del talento ‘senior’.

De su parte, también incluyen un punto para promover el «fortalecimiento» de la formación y el empleo juvenil en el ámbito del trabajo autónomo. Esto se traduce en un modelo de formación profesional específico para el trabajo autónomo para permitir el acceso a la formación bonificada a través de las cotizaciones sociales.

Revalorización de las pensiones

Asimismo, el Partido presidido por Feijóo se ha comprometido si llega al Gobierno a garantizar la revalorización de las pensiones en el marco del Pacto de Toledo, pero no ha precisado si esta actualización será conforme al Índice de Precios de Consumo (IPC) para evitar pérdidas de poder adquisitivo.

En el marco de su programa electoral, incluyen un punto específico en el que se comprometen a asegurar «la sostenibilidad y suficiencia» del sistema de pensiones, tanto para las generaciones actuales y futuras.

Así, en el documento que este martes ha presentado públicamente el líder del PP se asegura que las futuras revalorizaciones serían conforme a lo que se pacte en el marco del Pacto de Toledo en el Congreso, sin hacer ninguna mención a la inflación, como sí se acordó en la última reforma de las pensiones de José Luis Escrivá.

Concretamente, los populares buscan impulsar la «contributividad» del sistema y dotarlo de «mayor transparencia y accesibilidad», de modo que todos los trabajadores puedan acceder con «mayor sencillez» a la estimación de la pensión futura.

Además, el PP da protagonismo en su plan de pensiones a los mutualistas alternativos. A este sistema están sujetos algunos trabajadores, como arquitectos, ingenieros o abogados, que normalmente ejercen su actividad por cuenta propia, por lo que pueden optar entre estar encuadrados en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA) o en alguna de las Mutualidades de Previsión Social específica de su sector.

El objetivo de este régimen especial de la Seguridad Social pasa por disfrutar de condiciones especiales en el acceso a la pensión de jubilación. «Analizaremos la situación de los mutualistas alternativos en aras a promover junto a las mutualidades unas condiciones de jubilación dignas», explica el PP en su programa.

Saliendo de las pensiones, el PP también tiene un punto específico en su programa para el Salario Mínimo Interprofesional (SMI). No obstante, lo hace para señalar simplemente que «actualizará» y tomará decisiones sobre el SMI en el marco del Diálogo Social, esto es con sindicatos y patronal, aunque también con «expertos».

La duda de los impuestos a la banca y energéticas

El pasado lunes 3 de julio, un día antes de la presentación del programa electoral del Partido Popular, el líder de los populares, Alberto Núñez Feijóo, aseguró en una entrevista concedida a ‘Financial Times’ que modificaría los impuestos extraordinarios y temporales que el Gobierno de Pedro Sánchez impuso a bancos y compañías energéticas para hacer frente a las consecuencias económicas de la guerra de Ucrania.

En la entrevista, el líder popular avanzó que su intención si llega a la Moncloa es dotar a estos nuevos tributos de una mejor cobertura legal, pero no se compromete a eliminarlos. Según Feijóo esas tasas fueron «mal diseñadas» y necesitan mejoras.

Ya el vicesecretario de Economía del Partido Popular, Juan Bravo, señaló recientemente que el impuesto a las eléctricas debe adaptarse «a lo que diga Bruselas» y que su formación aboga por convertir el gravamen a la banca en un fondo que «vaya directamente a las familias”.

Sin embargo, una vez presentado el programa electoral se ha podido observar que no contemplan ninguna medida referente a estos dos puntos de los que hablaba Feijóo con anterioridad, por lo que queda la duda de qué ocurrirá si llega finalmente accede al Gobierno.

Fin a la excepción ibérica

Otro compromiso del PP es el de acabar con las medidas de «intervención» del mercado mayorista eléctrico, en referencia a la excepción ibérica; a unificar los bonos eléctrico y térmico en un nuevo Bono Social Único y a introducir una «tasa por hito» en el proceso de concesión de permisos y aprobación en la instalación de energías renovables, con el fin de resolver el colapso burocrático.

Todas estas promesas tienen el objetivo de conseguir una «energía limpia y barata para todos y para siempre», según el PP. De hecho, el equipo liderado por Alberto Núñez Feijóo quiere convertir a España en una «superpotencia energética» que sea capaz de aprovechar los recursos renovables y permitir lograr un ‘mix’ energético «equilibrado» y una energía «barata» para los consumidores y empresas.

Para conseguirlo, los populares aseguran que evitarán y eliminarán las medidas excepcionales de «intervención del mercado mayorista eléctrico.

Junto a las medidas de minoración de ingresos en el mercado eléctrico, la medida más clara de intervención a este mercado ha sido el conocido como ‘mecanismo ibérico’, que sirve para limitar los costes operativos que trasladan al mercado mayorista de electricidad (el famoso ‘pool’) las centrales que generan electricidad a partir de gas, que son principalmente, los ciclos combinados.

El objetivo principal de esta medida, desarrollada a raíz de las consecuencias de la guerra en Ucrania, era que el precio que las centrales trasladasen al ‘pool’ fuera más bajo que si estuviesen ofertando su producción teniendo en cuenta su precio de coste real. De hecho, el Gobierno actual calcula que el ahorro que ha supuesto la medida para la factura eléctrica de los españoles se sitúa por encima de los 5.000 millones de euros.

Sin embargo, el PP considera que España tiene que «estar en el centro del debate energético de la UE» y no en una política energética que ha «aislado» al país regulatoriamente de las propuestas europeas, provocando, dicen los populares, «inseguridad regulatoria y restando atractivo» al país como receptor de inversiones en el sector energético.

Nuevo bono social energético

Por otro lado, el PP también plantea mejorar la protección de los consumidores vulnerables. Para ello, quieren crear un nuevo bono social energético, que funcionará como un pago directo al consumidor y sustituirá los actuales bonos eléctrico y térmico.

El bono será compatible con cualquier tipo de contrato de electricidad y gas. Los de Núñez Feijóo apuntan además que será obligatorio para las comercializadoras estandarizar una «amplia oferta» de productos en el mercado libre para todos los clientes en baja tensión. Este catálogo de productos, señala el PP, hace referencia a la discriminación horaria, cuotas fijas o planas.

Únete a nuestra Newsletter

A través de nuestra Newsletter con Capital te hacemos llegar lo más importante que ocurre en el mundo de la #economía, los #negocios, las #empresas, etc… Desde las últimas noticias hasta un resumen con toda la información más relevante al final del día, con toda comodidad.