Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Economía

La presión fiscal de los españoles sube un 12% en 2022

Por Redacción Capital

La subida del salario mínimo y los nuevos tipos y tramos de impuestos disminuyen la riqueza en un 8%

Durante años en España el ciudadano de a pie ha tenido la sensación de vivir en un país con una alta presión fiscal. Para poder responder a esta pregunta hay que fijarse en varios indicadores fiscales, y es que uno de ellos por sí solo puede que no sea necesario. Fijarse tan solo en los impuestos sería una actividad de poca utilidad, ya que la relación de los ciudadanos con hacienda es aún mayor. Para ello hay que hablar de tributos, que son los distintos pagos que realizamos al final de cada año a hacienda y que no todos son impuestos.

Es por ello por lo que se utiliza el indicador de la presión fiscal, que consiste en la cantidad de dinero en tributos que los ciudadanos pagan al Estado en comparación con el PIB. Es entonces lógico pensar que a cuanta más riqueza, mayor PIB y por ende más recaudación. Sin embargo, el modelo económico y de recaudación español no funciona así. Y es que los ingresos fiscales y las cotizaciones de la seguridad social tan solo suponen entorno al 60% del PIB español. Factores como las exenciones o medidas similares provocan que no toda la riqueza del país sean rentas gravadas.

A pesar de ello, el indicador de la presión fiscal es un buen número para saber cuanto pagamos los españoles en impuesto. Según el estudio Día de la Liberación Fiscal de la Fundación Civismo desde 2018 la presión fiscal de las familias españolas ha aumentado, siendo 2022 el año en el que esta subida ha sido más pronunciada todavía.

El día de liberación fiscal consiste en ese momento en el que el trabajador español deja de destinar sus ingresos para pagar sus obligaciones a Hacienda y empieza a ganar dinero para ellos mismos. Este año los españoles se tomaran 193 días para poder cumplir con sus obligaciones. Una cifra que ha aumentado en cuatro días este año y en 20 desde que Pedro Sánchez se convirtió en presidente.

La pandemia dejó un contexto de una recaudación en impuestos verdaderamente baja debido al cese de gran cantidad de actividades económicas. La baja recaudación de impuestos indirectos como el IVA, ha sido procedida por un gran repunte de estos últimos y como una subida en la fiscalidad para todos los españoles. Y es que aunque pueda parecer un dato lógico, la alta inflación que se está observando en la actualidad está provocando aún una mayor recaudación por parte del Estado provocando «un efecto regresivo difícil de compensar» según la Fundación Civismo.

Mayor recaudación impuestos

Este desajuste provocará que Hacienda en 2022 recaude 100.000 millones de euros más respecto al año pasado pasado a estas alturas. Unas cifras considerables y más aún teniendo en cuenta la situación de crisis que se podrá vivir en toda Europa durante los próximos meses.

Para la Fundación Civismo hay dos factores que han provocado este aumento en los últimos 4 años: las sucesivas subidas del salario mínimo interprofesional (conllevaron el aumento de la base mínima de cotización de una manera hasta entonces no conocida) y la modificación de tramos y tipos en impuestos tanto de ámbito nacional como autonómico y municipal según la Fundación Civismo

Estas cifras indican que en comparación al año 2021, la presión fiscal ha crecido en un 12%, mientras las rentas familiares lo han hecho en un 4%, lo que se transforma en una pérdida de riqueza del 8%, todo ello sin contar otros factores como la inflación de distintos productos. Una tendencia en la presión fiscal que se ha acentuado claramente en estos dos últimos años y que no se observaba desde el siglo XX. Y es que si comparamos con entonces, una familia paga diez puntos más en impuestos que en 1999.

En España la carga fiscal proviene sobre todo del gravamen que tienen los trabajadores, tanto asalariados como autónomos. Y es que si uno compara en este rango con otros países de la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos), España se encuentra entre los más carga tienen, lo que provoca una sensación de poca productividad en el trabajador español en comparación al resto de miembros.

Mientras esta cuña fiscal con la que contribuyen los salario siga siga siendo mayor, la bajada en la riqueza seguirá siendo progresiva, ya que tendrá que destinar cada vez una mayor cantidad al sector público.

Otro tipo de gasto que suele ser uno de los principales que más recaudación conlleva en España es en inmuebles. Y es que según Caixabank, los españoles ya dedican casi un 35% de sus ingresos a pagar gastos de este tipo, que tienen un 21% de recaudación de tipo fijo y no variable como pueden ser otros como el IRPF.

El año 2022 está siendo marcado por la inflación. Esta está provocando que las renta no aumenten, pero si la recaudación del estado. Este es un proceso normal que ya ha sucedido en otras épocas de inflación, sin embargo una subida sostenida y un mantenimiento en los salarios podría ser un verdadero problema para el actual gobierno.

Únete a nuestra Newsletter

A través de nuestra Newsletter con Capital te hacemos llegar lo más importante que ocurre en el mundo de la #economía, los #negocios, las #empresas, etc… Desde las últimas noticias hasta un resumen con toda la información más relevante al final del día, con toda comodidad.