Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Empresas

Elon Musk y Twitter: historia de una compra interminable

Por Redacción Capital

El fundador de Tesla, Elon Musk, vuelve a cambiar de opinión y adquirirá la red social por 44.000 millones de dólares, tal y como habían acordado en abril de este año, tras múltiples acusaciones y demandas por parte de ambos

Elon Musk se rengancha a Twitter. Después de meses de tira y afloja, de amenazas y egos, parece que el multimillonario ha decidido por fin comprar la red social. El culebrón Musk-Twitter comenzó el 4 de abril de 2022 cuando Musk anunciaba que se había convertido en el máximo accionista de la plataforma, después de comprar un 9,2% de las acciones. Sin embargo, las idas y venidas de esta adquisición han sido toda una odisea en la que el empresario finalmente decidía no comprar Twitter, hasta ahora. ¿Qué le ha hecho cambiar de idea?

Musk y Twitter, una relación amor-odio

Twitter ha anunciado su intención de aceptar la oferta de Elon Musk para comprar la red social por 44.000 millones, según ha adelantado la agencia Bloomberg. El fundador de Tesla ofrecerá 54,20 dólares por cada acción de la empresa, el precio que originalmente presentó en su oferta el pasado mes de abril. De hecho, tras el anuncio de la compra, la cotización de Twitter se ha disparado en Bolsa un 22,28% después de pasar varias horas suspendida. Esta revelación se hace publica pese a que Elon Musk ya había rechazado la adquisición. ¿Qué le ha hecho querer ahora lo que antes odiaba?

El 4 de abril se anunciaba la adquisición millonaria de Twitter por parte del fundador de Tesla. Elon Musk llevaba un tiempo obsesionado con comprar esta red social, mostrando en varias ocasiones su gran interés por ser parte del accionariado principal. Musk tomó la decisión de comprar Twitter a 54,20 dólares por acción, suponiendo una prima del 54% con respecto al 28 de enero. El consejo de administración de Twitter finalmente acordó aceptar la oferta de compra de la compañía presentada por Elon Musk por un total de 43.394 millones de dólares.

“La libertad de expresión es la base de una democracia funcional y Twitter es la plaza del pueblo digital donde los asuntos importantes para el futuro de la humanidad son debatidos”, expresaba por aquel entonces Musk. La alianza del hombre más rico del plantea y una de las redes sociales con más usuarios del mundo estaba a punto de hacerse realidad. Sin embargo, el 11 de julio de 2022 Elon Musk da marcha atrás. El fundador de Tesla retira su oferta de compra a Twitter y las acciones de la app caen más de un 7,4%, hasta los 34,09 dólares, su precio más bajo desde marzo y muy lejos de los 54,20 dólares que contemplaba la propuesta de Musk.

Elon Musk, fundador de Tesla

Los motivos de retirada del contrato según Musk fueron varios. El principal es que el multimillonario decía sentirse estafado porque no consideraba que la compañía cumpliese con sus obligaciones. El empresario argumentaba que había constatado un incumplimiento grave de varias reclamaciones del acuerdo, incluida el alto número de cuentas falsas que había en Twitter. Es más, Musk, antes de decidir retirar su oferta, exigió a Twitter presentar pruebas de que el número de cuentas falsas en la red social era inferior al 5%.

El fundador de Tesla asimismo reprochaba a la plataforma haber indemnizado sin su permiso al exjefe de seguridad Peiter Zatko, quien por su parte ha denunciado que Twitter ocultó información relevante sobre las carencias de la red social en ciberdefensa y la cantidad de cuentas falsas. Una carta remitida a principios de junio por los abogados de Musk a la Comisión del Mercado de Valores (SEC) de Estados Unidos confirmaba la cancelación del acuerdo citando que Elon Musk “se reservaba todos los derechos resultantes, incluido su derecho a no consumar la transacción y su derecho a rescindir el acuerdo de fusión”

La reacción de Twitter no tardó en llegar. La red social demandó a Musk con el fin de que cumpliera con el acuerdo que habían alcanzado ambas partes. Esta amenaza terminaba en un juicio que arrancaba este mismo mes de octubre. Lo que iba a ser una alianza se convertía en un enfrentamiento, hasta un último giro de los acontecimientos que sucedía esta semana. Elon Musk decide que sí quiere comprar Twitter. Aunque cualquiera diría que Twitter iba a rechazar este cambio de opinión tras las numerosas acusaciones de Musk, nada más lejos de la realidad.

El magnate vuelve al inicio y la respuesta de Twitter ha sido positiva. Sin demasiada sorpresa, la red social ha mostrado ya su intención de aceptar la adquisición de Musk. El precio es el mismo que ofreció inicialmente y Twitter no ha tardado en darle el visto bueno ya que esta cifra supone un 38% más de lo que valía la compañía antes de la oferta. Finalmente, Musk comprará la red social por 44.000 millones. El comunicado de Musk no especifica una fecha concreta para el ‘sí quiero’ a Twitter.

«La intención de la compañía es cerrar la transacción por 54,20 dólares la acción», ha escrito Twitter en reacción a la nueva propuesta de Musk. El culebrón Musk-Twitter ha sido una de las compras más seguidas a nivel mundial, que todo apuntaba a que no se iba a cumplir por los insultos y reproches del uno frente al otro. Esta trama en la que todo puede ocurrir ha vivido más de un giro. ¿Será el último o Musk volverá a las andadas?

Únete a nuestra Newsletter

A través de nuestra Newsletter con Capital te hacemos llegar lo más importante que ocurre en el mundo de la #economía, los #negocios, las #empresas, etc… Desde las últimas noticias hasta un resumen con toda la información más relevante al final del día, con toda comodidad.