Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Lifestyle

Guía definitiva para emprender

Los comienzos son complicados y más cuando, en muchas ocasiones, es todo o nada, por eso se agradece tener una guía definitiva para emprender
Por Nuria V. Martín

En el oscilante mar de la economía, navegar hacia el éxito empresarial requiere de una brújula precisa y un mapa detallado.

Este artículo es la cartografía que todo emprendedor necesita para descubrir el tesoro de un negocio próspero en España.

Emprender en España es una encrucijada constante, con sus tormentas y su mar en calma. Por un lado, la libertad creativa y el potencial de crecimiento son inmensos; por el otro, la incertidumbre y el riesgo acechan. La satisfacción de llevar las riendas de un proyecto propio se contrapone con noches de insomnio pensando en balances y estrategias.

Emprender en España ofrece una serie de beneficios, como que el país tiene un entorno empresarial dinámico y una economía en crecimiento. Sin embargo, también hay desafíos. Menos de la mitad de las empresas sobreviven a los primeros cinco años de vida. Por lo tanto, es crucial estar bien preparado y tener una estrategia sólida.

Navegando por la burocracia para emprender

Guía definitiva para emprender

Emprender es como construir un barco, se requiere planificación, permisos y una serie de pasos ineludibles. Para abrir un negocio en España, se debe hacer lo siguiente:

Elección de la forma jurídica: es importante tener en cuenta que cada forma jurídica tiene sus propias características y requisitos, y la elección de la forma jurídica más adecuada dependerá de las circunstancias específicas de cada emprendedor y del tipo de negocio que se quiera emprender.

  • Sociedad Anónima (SA): En esta forma, la responsabilidad de los socios es limitada al capital aportado. Puede contar con un solo socio y puede cotizar en bolsa. La propia sociedad está dividida en acciones que pueden transmitirse libremente. El capital mínimo son 60.000 €.
  • Sociedad de Responsabilidad Limitada (SRL): Los empresarios no tienen que responder de forma personal con su patrimonio por las deudas de la empresa, la responsabilidad se limita solo al capital aportado. Puede estar constituida por un solo socio y el capital mínimo para constituirla es de 1 €.
  • Sociedad Colectiva: En esta forma, la responsabilidad es ilimitada, por lo que se responde personalmente de las pérdidas de la empresa. Cómo mínimo debe haber dos socios y estos no solo invierten capital, sino que aportan su trabajo y gestionan la empresa. No se requiere un mínimo legal de desembolso de capital.
  • Sociedad Comanditaria: Esta forma puede conformar dos tipos de socios: los colectivos, que responden ilimitadamente de las deudas sociales y participan en la gestión de la misma, y los socios comanditarios cuya responsabilidad se limita al capital aportado y no participan en la gestión de la misma.
  • Comunidad de Bienes (CB): Se constituye cuando la propiedad de un bien o derecho pertenece proindiviso a varias personas y forma parte de una actividad empresarial realizada en común.
  • Sociedad Cooperativa: Está constituida por personas que se asocian, en régimen de libre adhesión y posibilidad de baja voluntaria, para realizar actividades empresariales encaminadas a satisfacer sus necesidades económicas y sociales.
  • Persona autónoma/ empresario individual: Es la forma de constituirse como empresa más demandada. El motivo es obvio: la facilidad.

Trámites iniciales y licencias: se deben cumplir con una serie de requisitos legales, como darse de alta en el Impuesto de Actividades Económicas (IAE) y en el IVA, presentar la declaración censal de inicio de actividad o inscribirse en el Registro Mercantil.

Declaraciones trimestrales y anuales: Los emprendedores deben asumir obligaciones fiscales, como declaraciones trimestrales y anuales de IVA o IRPF.

Un faro en medio de océano del emprendimiento

Guía definitiva para emprender

Los comienzos son complicados y más cuando, en muchas ocasiones, es todo o nada. Es por ello, que es muy necesario a la hora de emprender estar al día de todas las ayudas que el estado pone a la disposición de los emprendedores para facilitar ponerse por cuenta propia.

  • Reducciones y bonificaciones a la Seguridad Social: para trabajadores por cuenta propia o autónomos por conciliación de la vida profesional y familiar vinculada a contratación.
  • Ayudas ICO: ayudas del Instituto de Crédito Oficial.
  • Ayudas de las Comunidades Autónomas: cada comunidad autónoma puede ofrecer ayudas específicas.
  • Préstamos participativos ENISA: la Empresa Nacional de Innovación, S.A (ENISA) ofrece apoyo financiero a través de préstamos participativos a pequeñas y medianas empresas (pymes) que quieren impulsar sus proyectos de emprendimiento innovador.

Más allá de las diferentes ayudas, que es recomendable valorar más de una e intentar solicitarla casi siempre, existen estrategias financieras como capitalizar el paro, si es posible, para los primeros meses.

No dejar de remar

Guía definitiva para emprender

Según los economistas Oriol Amat y Pilar Lloret en su libro ‘Avanzando, claves para sobrevivir y crecer’, el 82% de las nuevas empresas no llegan a los cuatro años de vida. Esto indica que la mayoría de los autónomos enfrentan desafíos significativos en los primeros años de sus proyectos. Es crucial tener una estrategia sólida y estar preparado para superar estos desafíos para aumentar las posibilidades de éxito a largo plazo.

Estudiar bien el mercado: conocer las corrientes y los vientos antes de zarpar. Un análisis de mercado exhaustivo es el sextante que permite navegar en la dirección correcta. Esto implica entender las necesidades de los clientes, identificar oportunidades y estar al tanto de las tendencias del mercado.

Compromiso: es importante comprometerse a permanecer en el negocio durante al menos 5 años. Este compromiso es fundamental para superar los desafíos iniciales y las dificultades que puedan surgir.

Crear buenos equipos: no se puede navegar solo. Construir una red de contactos es como contar con aliados en alta mar; nunca sabes cuándo necesitarás su ayuda. Contar con un equipo fuerte y comprometido puede aportar diversas habilidades y perspectivas, y trabajar juntos para alcanzar los objetivos del negocio. En ese caso, es necesario coger el timón como un capitán seguro. Pero si las circunstancias son que es una persona sola al frente del proyecto se puede optar por contar con una red de colaboradores freelance como él, así como una formación contante para ser competitivo.

Controlar la deuda: equilibrar la carga correctamente con una gestión financiera prudente es la balanza que asegura que el barco no se hunda bajo el peso de deudas innecesarias. Esto implica hacer un seguimiento de los ingresos y gastos, y tomar decisiones informadas sobre inversiones y financiación.

Asesorarse legalmente: contar con asesoramiento legal puede ayudar a evitar problemas y a navegar por la burocracia. Esto puede incluir temas como contratos, propiedad intelectual, regulaciones y cumplimiento de las leyes.

Marketing y publicidad: es la carta náutica del viaje empresarial. Sin ella, es fácil perderse en un mar de competencia.

Además, la innovación y la adaptación son estrategias clave para las pymes para competir con las grandes empresas. La digitalización y la búsqueda de propuestas que respondan a las necesidades del presente son las apuestas de muchas empresas que han abierto nuevos caminos para mostrar nuevas maneras de crecimiento económico.

Emprender en España es una odisea digna de ser narrada, con monstruos que enfrentar y tesoros que encontrar. Con la preparación adecuada y conocimientos oportunos, los emprendedores pueden aumentar sus posibilidades de éxito en esta travesía.

Únete a nuestra Newsletter

A través de nuestra Newsletter con Capital te hacemos llegar lo más importante que ocurre en el mundo de la #economía, los #negocios, las #empresas, etc… Desde las últimas noticias hasta un resumen con toda la información más relevante al final del día, con toda comodidad.