General Mercados Tu Dinero

Movistar, el operador que más ha subido sus precios en lo que va de año

Movistar ha hecho efectiva esta semana la subida de tres euros en las tarifas relacionadas con Internet. Tras este aumento, la compañía ha incrementado sus precios más de un 5% este año, y se convierte en la opción más cara dentro del mercado para contratar la fibra óptica. Por otra parte, Vodafone ha sido el operador que más ha bajado sus precios: los han reducido un 18,42% respecto a lo que cobraban en enero, lo cual supone a los usuarios un ahorro anual de 84 euros frente a lo previsto inicialmente.

Así se desprende del análisis realizado por Kelisto.es, la web del ahorro, efectuado con motivo de la subida de tres euros que ha realizado Movistar en sus tarifas de Internet y que supone un incremento de 36 euros anuales en sus cuotas. El movimiento de la operadora, eso sí, viene acompañado de un incremento de la velocidad –que se duplica-, una estrategia que cada vez resulta más habitual en el sector. Esta estrategia muestra la apuesta del operador por sus packs convergentes, es decir, los que reúnen varios servicios. En el caso de Movistar encontramos sus tarifas “Fusión+” que, además de Internet, incluyen telefonía móvil y televisión de pago. La más barata de estas ofertas es la “Fusión+ #0”, con un precio de 48 euros. Si tenemos en cuenta que contratar fibra óptica sin ningún servicio asociado cuesta 60,40 euros después del primer año, nos resultaría más barato contratar una oferta más completa con esta compañía.

Si cotejamos el precio que un usuario pagaba en enero por contratar Internet de 50 Mb o ADSL con línea de telefonía fija incluida, Jazztel es el otro operador que ha subido sus tarifas. En concreto, el precio final se sitúa en 43,95 euros al mes, lo que supone que sus clientes pagan un euro más en sus cuotas. Eso sí: esta subida solo se nota a partir del segundo ejercicio. Durante los 12 primeros meses, el operador aplica a sus nuevos abonados una rebaja que les permitirá pagar, tan solo, 31,95 euros al mes. En el otro extremo, Vodafone es el operador que más ha bajado sus precios: un 18,42%, al pasar de los 38 euros al mes (sin promociones) que cobraba en enero a los 31 euros que aplica en la actualidad, lo que supone un ahorro para sus clientes de 84 euros al año. Para compensar esta rebaja, el operador exige 24 meses de permanencia.

“En general, los operadores buscan atraer nuevos clientes, así que la mayoría de promociones se limitan al primer año en lugar de buscar la fidelidad de sus abonados. Por eso, cuando acabe nuestro periodo de permanencia y especialmente si nuestro operador nos sube los precios, es recomendable analizar todas las ofertas disponibles y cambiar a una compañía que mejore nuestras condiciones actuales. Recuerda que comparar ofertas puede suponer un ahorro de hasta 182 euros al año”, explica Sara Perales, portavoz de comunicaciones de Kelisto.es

Evolución de los precios de los principales operadores en las tarifas de fibra óptica y fijo entre enero y julio de 2018. Elaborado por Kelisto.es.

En el mes de julio, Lowi es la compañía más económica para contratar Internet de 50 Mb, una velocidad suficiente para un hogar con un consumo medio. Aunque su cuota de 30 euros no exige permanencia, el inconveniente es que el operador no ofrece ADSL, así que solo podrá contratarse en sitios con cobertura de fibra óptica, y no incluye teléfono fijo.

“Que sea un operador ‘low cost’, pero perteneciente a Vodafone, el más económico del mes, refuerza otra de las tendencias de los grandes operadores a apostar por sus packs convergentes en sus marcas más conocidas y por ofertas sencillas y económicas en sus firmas alternativas”, indica Sara Perales.

Quienes quieran línea de teléfono en casa, encontrarán la mejor oferta en Orange, que además ofrece 100 Mb de velocidad. Desde el 19 de julio, la compañía rebaja a 30,95 euros su tarifa durante el primer año, pero el precio sube después a 44,1 euros. Para los hogares en los que no se pueda instalar fibra óptica, Orange ofrece 20 Mb de ADSL como alternativa. Vodafone, que es el operador que más ha rebajado sus tarifas en 2018 (-18,42%), y su tarifa de 50 Mb de fibra óptica o de 30 Mb de ADSL para los que no tengan cobertura, tiene un coste de 31 euros sin subidas (¿las dos 31 euros? ¿sin subidas posteriores?). El problema es que exige 24 meses de permanencia frente a los 12 meses de Orange.