martes 28 • septiembre 2021
15.3 C
Madrid
martes 2 septiembre 2021
- Publicidad -

El sector hotelero español espera un boom inmobiliario e inversiones en resorts y wellness

- Advertisement -spot_img

Según expertos del sector, para recuperar las cifras previas a la pandemia todavía habrá que esperar dos o tres años. Actualmente, se augura un boom inmobiliario y nuevas inversiones en los resorts y el wellness tras un año difícil para el sector turístico español.

Esta fue la principal conclusión de los especialistas invitados a ‘Hostys Connect’, una iniciativa que conecta inversores, operadores, consultores y especialistas del mercado turístico e inmobiliario de todo el mundo y que organiza el único encuentro anual actualmente en Francia en el que están representados todos los eslabones de la cadena de decisión de proyectos hoteleros y residenciales de alta gama.

Las cadenas hoteleras confían en tener todo abierto en España este verano, pero las previsiones de ocupación no permiten ser del todo optimistas teniendo en cuenta que habrá que hacer frente aún a las restricciones sanitarias y la movilidad limitada debido al impacto sanitario de la pandemia.

Las buenas cifras, podrían empezar a darse ya en los primeros meses de 2022, pero la vuelta a los registros históricos del turismo en España no se esperan, según los expertos, hasta 2023 o incluso 2024.

Durante el evento la responsable de Arum Group, Elodi Casola recordó que en 2019 el sector turístico español había batido por siete años consecutivos sus resultados de forma récord, por lo que entiende que recuperarse del golpe generado por la pandemia de una forma rápida “no es realista”.

Según argumentó Francisco Fernández, especialista en gestión hotelera y con una larga trayectoria en cargos directivos de los principales grupos hoteleros españoles, lo que ha cambiado el coronavirus “es el modelo del turismo en su conjunto”, por lo que para algunos hoteles que no adopten cambios radicales (principalmente aquellos que vivían exclusivamente de la touroperación) “ya no será posible volver nunca más a las cifras previas a la pandemia”.

En su opinión, la evolución hacia un modelo de turismo más sostenible se puede presentar como una nueva oportunidad. “Alcanzar ocupaciones a corto plazo del 50% ya será un buen objetivo, pero si hay avances en la vacuna y se pudieran cumplir las previsiones, sin duda creo que también podremos tener un buen invierno, principalmente en destinos con buen clima como las Islas Canarias, donde es temporada alta”, subrayó Fernández.

Más espacio, más seguridad

Los expertos consideran que nichos de mercado como los resorts que disponen de mayor espacio, y ofrecen al cliente una mayor sensación de seguridad, así como los establecimientos vinculados al wellness y al cuidado de la salud están mejor posicionados para volver a recuperar su actividad.

Y todo ello motivado porque las necesidades de los viajeros han cambiado. Ahora se busca más tranquilidad, seguridad sanitaria y distancia social y para ello reclaman aire libre, zonas ajardinadas, espacio exterior en las habitaciones, restaurantes saludables, catering especializados en las suites o experiencias en pequeños grupos.

En el sector del bienestar también hay muchas oportunidades ofreciendo al viajero numerosos servicios más seguros en su propia habitación, con una amplia variedad de deportes para practicar, e incluso ofreciendo tratamientos médicos personalizados.

Oportunidades para inversores

El webinar incidió no sólo en cuales se esperan sean las tendencias en España en el sector turístico, sino también en las nuevas oportunidades a nivel inmobiliario que están surgiendo al entrar en el mercado de oferta hoteles y complejos turísticos que no han aguantado este periodo de crisis y que salen al mercado a precios competitivos por toda España.

Al respecto, Jerome Lassara, responsable de Accor, afirmó que en estos momentos hay un gran número de inversores internacionales pendiente de estas oportunidades “buenas y a buen precio” que están abriéndose. “Las grandes marcas están moviéndose porque ya hay posibilidad de comprar hoteles excelentes, que bajo una marca prestigiosa y un servicio de calidad pueden hacer rentables sus inversiones a largo plazo en España”, justificó.

No obstante, Francisco Fernández puntualizó que en España, hasta ahora, las grandes marcas hoteleras internacionales, no han tenido mucho éxito al gestionar establecimientos vacacionales porque no entendían bien la dinámica y las especifidades de un mercado como el español.

“No tienen el ‘know how’ local para competir y, además, tienen unas estructuras de costes operativos poco eficientes”, puntualizó, en el sentido que también deberían reinterpretarse en esta nueva situación.

Todos los expertos coincidieron en señalar la importancia de la marca y lo que supone para el cliente de garantía de seguridad ofreciéndole altas tasas de confianza, lo que influye también, sin duda, en las inversiones que se realicen.

- Advertisement -spot_img
- Publicidad -
- Publicidad -
- Advertisement -spot_img