miércoles 05 • octubre 2022

Capital Partners

Porsche • Chocrón • Adyen • Correos

- Advertisement -spot_img

El precio de la guerra: La UE enviará armas a Ucrania para defenderse de la invasión rusa

La UE convocaba para ayer a los ministros de Asuntos Exteriores de los estados miembro a un consejo de ministros extraordinario en el que se aprobaba la compra y envío de armamento para la guerra de Ucrania

La invasión a Ucrania por parte de Rusia llegaba la pasada semana después de unos días en los que parecía que Vladimir Putin retiraba las tropas de la frontera. Sin embargo, un fugaz ataque militar permitía al ejército ruso llegar a la capital, Kiev, en apenas unas horas. Un ataque dispar que provocaba que el ejército ucraniano –y la propia población– hayan tenido que defenderse ante una de las mayores potencias armamentísticas del mundo.

La Unión Europea convocaba para este pasado domingo a los ministros de Asuntos Exteriores de los estados miembro para la celebración de un consejo de ministros extraordinario con el que se ha aprobado la compra y envío de armamento para Ucrania. Para ello, la Unión Europea dispondrá del Fondo Europeo de Apoyo a la Paz, el cual cuenta con un presupuesto de 5.692 millones de euros para el sexenio 2021-2027.

Al finalizar la reunión, Ursula Von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea, y el español Josep Borrell, Alto representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, anunciaban el paquete de medidas acordada por los estados comunitarios para hacer frente a la guerra de Ucrania y ayudar al Gobierno de Volodímir Zelenski.

Es, de hecho, la primera vez que la Unión Europea financia armamento para una guerra. Y lo hace después de comprobar que “la guerra de Putin no sólo es contra Ucrania. Tenemos que entender la gravedad de la situación para los europeos y la seguridad mundial“, aseguraba Borrell.

“Otro tabú ha caído”, continuaba Borrell en su discurso, “el tabú de que la Unión Europea no proporcionaría armas en una guerra”. Justificaba, de esta manera, la necesidad de destinar 450 millones de euros del presupuesto comunitario a la entrega de armamento a Ucrania. Asimismo, se destinarán otros 50 millones a equipamiento no letal, como combustible y equipos de protección para el ejército ucraniano.

Además, Bruselas destinará otros 50 millones para equipamiento no letal para el Ejército ucraniano, como combustible, cascos militares o chalecos antibalas. En total, 500 millones de euros de asistencia militar a Kiev. Las entregas se realizarán a través de los países fronterizos, en particular Polonia, según ha explicado Borrell.

Vamos a suministrar armas e incluso aviones de combate. No estamos hablando sólo de municiones, vamos a proporcionar las armas más importantes para ir a la guerra”, continuaba Borrell, y apuntaba, asimismo, que el ministro de Exteriores ucraniano habría pedido a la UE “el tipo de aviones de combate que el Ejército ucraniano puede operar. Sabemos cuál es el tipo de aviones y algunos Estados miembros tienen ese tipo de aviones”.

La OTAN, expectante

En cuanto a la decisión de los países de la OTAN de imponer sanciones económicas y enviar armas a Ucrania pero no intervenir en la guerra parecía clara hasta el momento. Y es que este país no es miembro de la Alianza Atlántica, por lo que intervenir en la guerra contra Rusia, una de las principales potencias nucleares del mundo, sin que esta haya atacado a ningún miembro de la OTAN, podría desencadenar un conflicto mucho mayor.

Además de Polonia, Estados Unidos y los países Bálticos son varios los estados europeos que se han sumado al envío de armamento a Ucrania a título personal y previamente al acuerdo comunitario, como es el caso de Alemania, después de haber evitado hacerlo durante semanas. Así, Olaf Scholz, canciller del país, autorizaba el envío de 1.500 misiles de su propio ejército.

“La invasión rusa de Ucrania marca un punto de inflexión porque amenaza todo nuestro orden de posguerra“, ha justificado Scholz. “Es nuestro deber hacer todo lo posible para ayudar a Ucrania a defenderse del ejército invasor de Vladímir Putin”, decía, subrayando la cercanía entre Alemania y Ucrania.

Por su parte, Francia también enviará “material defensivo” a Ucrania, tal como explicaba Emmanuel Macron ante el parlamento. A él se han unido, asimismo, Noruega y Bélgica.

España y el gasto en Defensa

Mientras, hasta el momento el Gobierno de España se mantiene en no enviar armamento por iniciativa propia. Sin embargo, sí que se prevé el envío de otro tipo de material de defensa, como chalecos antibalas y equipamiento contra ataques nucleares, biológicos o químicos. Como el resto de la OTAN, no puede intervenir hasta que uno de los miembros sea atacado, cosa que solo ha ocurrido tres veces desde el inicio del periodo democrático.

Sin embargo, el presupuesto de Defensa no ha hecho nada más que incrementar en todo este periodo. Concretamente, en 2022 está previsto un aumento del 7,89% –10.152 millones de euros– para este Ministerio dentro de los Presupuestos Generales del Estado, lo cual, cuando fue presentado por la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, se justificó aseverando que una prioridad para el Gobierno “la defensa del escenario europeo”.

Sin embargo, el histórico del gasto real de Defensa muestra que es habitual que se supere –o incluso se duplique– lo presupuestado. Ejemplo de ello fue en 2021, donde se superaron los 21 millones de euros. En cuanto a los periodos en los que España ha participado en un conflicto armado como miembro de la OTAN, el gasto real ha quedado de la siguiente manera:

  1. En 1995 España participaba en la operación Deliberate Force, una campaña aérea llevada a cabo como respuesta a las acciones contra la población civil que los ejércitos perpetraron durante la guerra de Bosnia. El gasto en Defensa de aquel año en nuestro país superó los 8.000 millones de euros.
  2. Entre 2001 y 2014 España intervino militarmente en Afganistán. En este periodo, el aumento del gasto en Defensa ha aumentado más de 1 millón de euros: de 11.423 millones en 2001 se alcanzaron los 12.900 millones en 2014.
  3. Intervención militar en Libia en 2011 para “proteger a los civiles” del régimen de Gadafi. Se llegó a superar los 14.000 millones en 2011 y 2012.
- Advertisement -spot_img

Stay Connected

Must Read

A fondo

Suscríbete a nuestra Newsletter