domingo 04 • diciembre 2022

Capital Partners

Porsche • Chocrón • Adyen • Correos

- Advertisement -spot_img

Todo sobre el Burnout o el síndrome del trabajador quemado: cómo identificarlo y ponerle remedio

La OMS informó que en 2022 añadiría el Síndrome de Burnout en su sistema de Clasificación Internacional de Enfermedades

Sensación de agotamiento, baja autoestima, falta de motivación, nerviosismo, dificultad para concentrarse, insomnio, irritabilidad… si notas en tu cuerpo alguna de estas sensaciones probablemente padezcas el Síndrome del trabajador quemado o Burnout. Te contamos todo sobre un síndrome que hace referencia al estrés laboral crónico: sus síntomas, personas propensas a padecerlo y posibles soluciones.

Se trata de un problema reconocido por la OMS que puede afectar gravemente a algunas personas que lo sufren. Es más, en mayo de 2019 la Organización Mundial de la Salud informó que en 2022 añadiría el Síndrome de Burnout en su sistema de Clasificación Internacional de Enfermedades.

El psicólogo Herbert Freudenber fue el primero en percatarse de esta afección al observar que muchos de sus pacientes sufrían de una clara pérdida de energía, desmotivación y falta de interés por el trabajo en un período de entre 1 y 3 años después de haber empezado en su equipo. Este trabajo contenía las siguientes características: carecían de un horario fijo, se desarrollaban en un entorno muy exigente, exigían una gran demanda de horas de trabajo y tenían un salario demasiado bajo. En definitiva, es tal su impacto, que se atribuyen entre el 50% y el 60% de los días que se pierden en el trabajo.

Según explica Sandra Parmo, psicóloga, el Burnout se caracteriza por un desgaste y agotamiento emocional, falta de motivación en el trabajo y sensación de poca eficacia en las tareas… pero también pueden darse síntomas físicos. “Más allá de los síntomas, que pueden diferir mucho de una persona a otra, es importante detectar este problema para poder prevenir otros problemas psicológicos que puedan ser más difíciles de abordar”, apunta.

mercado de trabajo

Estrés laboral cronificado

También nos recuerda que no es un problema individual y no se debe a una incapacidad de la persona. Lo que ocurre es que existe un desajuste continuado entre las demandas del trabajo y las capacidades físicas y mentales del trabajador.

“El Burnout suele darse en entornos profesionales muy exigentes y con una mala gestión”, explica Parmo. Según el Instituto Nacional de Estadística, el 59% de los trabajadores en España sufre algún tipo de estrés en el trabajo. En concreto, algunas de las características de estos entornos laborales son:

  • – Jornadas laborales demasiado largas.
  • – Incapacidad de conciliación con la vida personal.
  • – Remuneración escasa.
  • – Mal clima laboral.
  • – Trabajo monótono.
  • – Falta de comunicación con los trabajadores.
  • – Trabajos de atención al público, con clientes o usuarios.

La psicóloga advierte que si detectas que puedes estar sufriendo Burnout, es importante comunicarlo, pedir ayuda psicológica en caso de ser necesario y, si la situación en el entorno laboral no mejora, buscar un cambio a otra empresa.

Cómo hacerle frente: cuida tu salud emocional

Es un tema que es necesario compartir porque existen muchas personas que no son conscientes de que están pasando por este proceso y, tristemente, terminan ingiriendo algún medicamento para controlar los síntomas sin atacar el origen del problema. Expertos en orientación laboral recomiendan que, para afrontar el Burnout, es importante ser consciente de las cargas de trabajo que puedo realizar y evitar así la autoexigencia.

También se puede pedir ayuda y delegar tareas. Por otro lado, ponen el foco en seguir una alimentación equilibrada, practicar actividad física y dormir bien. Otro de los planteamientos es realizar actividades de ocio que nos reporten bienestar y establecer pautas saludables en el lugar de trabajo y en la rutina diaria. Otras opciones:

  • – Comprometerse, al menos durante diez minutos al día, a hacer una actividad física que invite al disfrute.
  • – Exponerse a la luz solar
  • – Poner límites (incluso a uno mismo).
  • – Realizar actividades de autocuidado.
  • – Pedir ayuda o delegar tareas.
  • – Evitar la autoexigencia.
  • – Identificar los factores estresantes y administrar aquellos que lleven a un agotamiento emocional.
  • – Permitirse desconectar del trabajo durante unos minutos u horas.
  • – Organizar las actividades laborales y evitar sobrecargas.

Recuperarse del desgaste laboral requiere tiempo y apoyo. Por eso se recomienda la psicoterapia enfocada al desarrollo de estrategias de asertividad y control del estrés. Algunos deportes, como el yoga o el pilates, pueden convertirse en tus mejores aliados. En caso de que sufras síntomas de ansiedad o depresión grave, lo mejor es consultar con un médico o psiquiatra.

- Advertisement -spot_img

Stay Connected

Must Read

A fondo

Suscríbete a nuestra Newsletter