Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

pedro sanchez

El nuevo PSOE

El PSOE comenzó a ser “nuevo” el día en que Rodríguez Zapatero le ganó el congreso a José Bono por 9 votos de diferencia. Es bien sabido que Zapatero le debió aquella victoria a los votos cedidos por los guerristas, que se los hurtaron a su propia candidata, Matilde Fernández. Además de los tres citados, hubo otra candidata: Rosa Díez, quien después montaría su propio partido. Desde el primer momento Zapatero se propuso quitar de en medio a la “vieja guardia’ y cuando llegó al Gobierno (2004) se dedicó a promocionar “nuevos” valores, mayormente femeninos, que ni en sueños hubieran imaginado llegar adonde Zapatero las puso, pero Zapatero mantuvo a algunos notables del felipismo en puestos de Gobierno (Pedro Solbes, Alfredo Pérez Rubalcaba e incluso José Bono). Asimismo nos colocó a unos cuantos de aquella cuerda en puestos de relumbrón pero sin mando en plaza, por ejemplo, presidiendo comisiones en el Congreso. Lo que caracterizó a la etapa de Zapatero al frente del PSOE (al margen de las ocurrencias que le fabricaba Miguel Sebastián) son dos invasiones que, a mi juicio, han arruinado al Partido: 1. Lo políticamente correcto, sobre todo en su versión feminista (desde las sandeces lingüísticas a las listas cremallera). 2. El virus catalán que le llevó, de la mano de Maragall, a impulsar un nuevo Estatuto de Cataluña, cuyo desastre me abstendré de glosar aquí. Tras el interregno de Alfredo Pérez Rubalcaba llegaron unas salvíficas “primarias” y con ellas el primer triunfo de Pedro Sánchez; con él, y tras las elecciones generales (2015), apareció la disgregación electoral y el consiguiente nacimiento de “nuevas” formaciones, alguna de ellas (Podemos) ideológicamente tan vieja como la tos. En fin, una vez que acumuló los puestos de líder parlamentario y orgánico comenzó Sánchez su andadura, apoyando y apoyándose (a partir…
La ministra de Educación y portavoz del Ejecutivo, Isabel Celaá, no contempla que el Gobierno que preside Pedro Sánchez continúe hasta otoño, después de que el Congreso de los Diputados haya rechazado hoy el proyecto de ley de Presupuestos Generales del Estado. “En la mente de este Gobierno no está prorrogar unos Presupuestos que no son del PSOE en tarea de gobierno”, aseguró en una entrevista en Onda Cero recogida por Servimedia, en la que también apuntó que es “pura especulación” hablar de fechas de elecciones hasta que tome el presidente la palabra tras el Consejo de Ministros de este viernes. “El presidente dirimirá todas esas cuestiones muy en breve”, apostilló. Reconoció que es “triste” el resultado de los Presupuestos porque “una derecha montaraz, muy descuidada de los intereses de los ciudadanos y un independentismo intransigente han unido sus votos para tumbar unos Presupuestos que eran muy buenos para España y para Cataluña”. Así, la ministra señaló que “no se ha sabido entender” y “ha habido demasiada emoción y menos racionalidad” para saber dirimir por parte del independentismo que una cuestión era el tema del ‘procès’, que ha coincidido en el calendario, y otra “distinta era el salvaguardar las cifras, los Presupuestos Generales del Estado que tan bien venían a los ciudadanos de Cataluña, independentistas y no independentistas”. Ante el horizonte electoral, Celaá espera que no se reproduzca a nivel nacional el ‘tripartito’ de Andalucía. Espero, dijo, que la ciudadanía tenga sentido como para saber que la “derecha en este momento representa la derecha más montaraz, derecha única en la que se está experimentando”. “De confrontación, de patriotismo de banderas y sacrificio de derechos que hemos venido con tanto esfuerzo consiguiendo los ciudadanos” y esta derecha “no se merece gobernar este país” porque “pensamos que no representa la España plural,…
El presidente del Partido Popular, Pablo Casado, se ha puesto ya en contacto con Albert Rivera, y con el líder de Vox, Santiago Abascal, para hablar de la manifestación de este domingo en Madrid contra "las cesiones" del socialista Pedro Sánchez a los líderes independentistas catalanes. Desde el Partido Popular preparan una manifestación que se espera multitudinaria contra Sánchez y "en defensa de la España constitucional” para la que el PP ya ha notificado su celebración a la Delegación del Gobierno de Madrid. Pablo Casado ha pedido también a Coalición Canaria, Unión del Pueblo Navarro, Partido Aragonés y Foro Asturias para que se sumen a esta concentración en la Plaza de Colón de Madrid de la capital en repulsa a "la traición" de Sánchez contra España. Esta misma mañana, Casado ha considerado que Pedro Sánchez está ya "deslegitimado" tras haber "cedido al chantaje" y a las "presiones" de los independentistas catalanes, a los que ha llegado incluso a prometer el indulto en el caso de ser condenados en el juicio del 1-0 que comenzará a mediados de este mes en el Tribunal Supremo. A Sánchez le crecen los enanos después de anunciar que busca un "un relator" o "mediador" en las negociaciones con sus socios de Gobierno, que ocupan el Palacio de San Jaime de Barcelona y que tratan de impulsar la salida de Cataluña fuera de España.
Irene Montero, portavoz del Grupo Parlamentario Podemos en el Congreso de los Diputados, ha confirmado que su formación votará en contra de la convalidación este martes del decreto ley sobre vivienda, firmado hace unos días por el Gobierno de Pedro Sánchez. Y no lo hará porque el grupo político de extrema izquierda proponía una intervención directa sobre los precios máximos del mercado del alquiler. "Vamos a votar en contra porque no recoge los acuerdos que hemos pactado”, dijo la portavoz. Y es que Unidos Podemos exigía al Gobierno que se pusiera límite al precio del alquiler y se facultara a los ayuntamientos para intervenir en los barrios especialmente congestionados, como pactaron en su acuerdo de octubre sobre los Presupuestos de 2019. Si, como parece, el PSOE no compensa con otros grupos los votos que no prestará el de Montero y Pablo Iglesias, el decreto no saldrá adelante. En cambio, Unidos Podemos votará a favor del decreto de pensiones, aun admitiendo que tiene "algunas cosas que mejorar" y por las que todavía "tenemos que pelear", como en las de invalidez permanente y la actualización de todas por ley al IPC. Sin embargo, lo compensa la actualización al IPC este año y la subida general. En este caso, el voto de este grupo parlamentario no es decisivo para determinar el destino del decreto, y hará falta que se sumen los nacionalistas vascos, separatistas catalanes o bien se abstengan el PP o Ciudadanos.
El Consejo de Ministros aprobará mañana viernes los dos proyectos de ley que desarrollan los impuestos a las transacciones financieras y a las grandes empresas digitales, dos tributos de nuevo cuño que para entrar en vigor requieren ser aprobados de forma independiente a los Presupuestos Generales del Estado, cuyo proyecto para 2019 comenzó el pasado lunes su tramitación parlamentaria. Los dos proyectos, que tras ser aprobados por el Consejo deberán ser tramitados en el Congreso de los Diputados y el Senado, desarrollan los dos tributos de nuevo cuño que el Gobierno quiere instaurar en 2019 y que figuran en el acuerdo presupuestario cerrado el pasado mes de octubre con Unidos Podemos, así como en el proyecto de Presupuestos de 2019. Se trata del impuesto a las transacciones financieras y el de las grandes empresas digitales, dos tributos sobre los que los países miembro de la UE llevan tiempo negociando y que, a falta de alcanzar un acuerdo definitivo a nivel comunitario, ya han sido puestos en marcha en algunos países por su cuenta. En el caso del impuesto a las transacciones financieras la intención del Gobierno es gravar con un 0,2% las operaciones de compra de acciones españolas ejecutadas por operadores del sector financiero. En concreto, se someterán a tributación al 0,2% las acciones emitidas en España de empresas cotizadas cuya capitalización bursátil sea superior a 1.000 millones de euros, mientras que no se gravará la compra de acciones de pymes y empresas no cotizadas. En román paladino, cuando usted invierta en bolsa, usted pagará más. Por otro lado, el nuevo impuesto a las grandes empresas tecnológicas, conocido como "tasa Google", gravará con un tipo del 3% a las empresas con ingresos anuales de 750 millones de euros a nivel mundial y que tengan ingresos superiores a tres millones de…
El diario El País ha publicado recientemente una entrevista, firmada por la periodista Soledad Gallego-Díaz, al actual presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en la que llama poderosamente la atención al cuidado de las fotografías realizadas por Samuel Sánchez. Unas fotografías que estarían muy retocadas mediante la técnica del "photoshop" Si no, juzgen ustedes mismos. En la entrevista, con  motivo del 40ª aniversario de la promulgación de la Constitución de 1978, el presidente del Gobierno aboga por reformarla, llegando incluso a plantear la posibilidad de suprimir la inviolabilidad de la figura del Rey.
Según el Banco de España, dos tercios del crecimiento reciente de nuestra economía se han debido a unos vientos de cola favorables: precios del petróleo y tipos de interés a niveles mínimos que hacían la vida más fácil a empresas y consumidores, bajos tipos de cambio que alientan las exportaciones y limitan las importaciones … Pero esos vientos favorables están dejando de soplar: los precios del petróleo han subido, los tipos de interés lo harán en no mucho tiempo, el euro no está a un cambio tan beneficioso… El propio Banco de España ha pronosticado un aumento del 1% del PIB a largo plazo para la economía de nuestro país. “Ese crecimiento tan exiguo llevará a un estancamiento de nuestros estándares de vida si no hay reformas. Pero aquí no se reforma nada, mucho menos pensando en el largo plazo”, afirma el economista Juan Ramón Rallo, director del Instituto Juan de Mariana. La necesidad de continuar con las reformas estructurales se antoja clave; más aún cuando empiezan a verse algunos síntomas de menor crecimiento en nuestra economía. “Los últimos datos muestran una cierta ralentización de nuestro crecimiento económico. No es muy gravosa. No son los datos de una recesión. No estamos en una etapa remotamente similar a la de años anteriores. No veo grandes desequilibrios en la economía española. Pero indican que hay una cierta ralentización”, apunta Rallo. “Afortunadamente parece que, de momento, no está afectando a la creación de empleo, pero las exportaciones no son tan competitivas como solían. Si prosiguen estas tendencias, habrá un menor crecimiento”, añade. De hecho, los datos sobre el mercado de trabajo aparecidos posteriormente a estas declaraciones muestran algunas señales de alerta. La patronal de empresas de trabajo temporal y agencias de empleo (ASEMPLEO) las vio con claridad en las estadísticas de julio: “Los…
24 de enero de 2018. El líder de Ciudadanos, Albert Rivera, explica su visión de España en un auditorio abarrotado. Los 610 asistentes son un récord para este tipo de desayunos al que asisten habitualmente personajes como el presidente Mariano Rajoy o el líder del PSOE, Pedro Sánchez. Entre los puntos que toca, hay algunos especialmente interesantes: habla de recobrar la clase media trabajadora, que ha dejado a tres millones de españoles fuera de la recuperación económica; de bajar el IRPF, dar más ayudas a la natalidad y a las guarderías, luchar en serio contra la precariedad laboral para subir los ingresos que pagan las pensiones, mejorar la educación para evitar que nuestro país sea el que tiene mayor abandono escolar, dar cheques de formación al que quiere reinventarse… Un cúmulo de medidas que quizá convenzan a más de uno, pero no a todos. Pasado un mes de aquella intervención, el economista Daniel Lacalle nos relata su hartazgo ante este tipo de actuaciones. “Estoy cansado de estos desayunos en los que los políticos se arrogan la idea de por dónde han de ir las cosas, como si tuvieran más y mejor información que tú o que yo”, sostiene, indignado. “Ahora Ciudadanos dice que quieren ser liberales. Pero si sus responsables de economía, Luis Garicano y Francisco de la Torre, son la intervención por la intervención. ¡Si querían regular Facebook!”, señala. “Mientras tanto, un informe reciente ha concluido que España ha bajado diez puntos en la facilidad de hacer negocios. Habría que crear un departamento de servicio a las empresas: que sea más sencilla la inversión, la contratación y los negocios. Me llaman inversores constantemente para pedirme que hable con determinada persona para acelerar sus gestiones. Si tuviera que marcar algún punto sobre el Business Plan que necesita España diría a…
Ramón Tamames, catedrático de Estructura Económica, analiza en su reciente libro El último siglo económico. Capitalismo, el gato de siete vidas la gran transformación que ha vivido uno de los sistemas económicos con más peso en los últimos tiempos. En ese recorrido comparativo entre la teoría que prima la libertad individual como generadora de riqueza (liberalismo) y la que resalta la importancia de una contribución global que redunde en el bienestar general (socialdemocracia), Tamames incide en que "el mercado no lo resuelve todo. Si no, no habría partidos socialdemócratas. Debe haber unos correctores que eviten una desigualdad excesiva y una sociedad excluyente". Esa filosofía es la que ha hecho triunfar durante tanto tiempo a los partidos de izquierda o centro-izquierda. En opinión del economista Daniel Lacalle, los partidos socialdemócratas occidentales han ganado durante décadas en Europa gracias a su acercamiento a la economía de mercado: a su incentivo a la propiedad y a la iniciativa privada y a su visión de la economía como una familia que ahorra, crece, aporta valor añadido y obtiene ingresos para proteger y ayudar a sus mayores y a sus hijos. Así se desarrollaron en países como la España de Felipe González, que adoptó medidas para favorecer la libertad y el crecimiento económico, la apertura al exterior y avanzó en políticas sociales sin tenerlas como excusa para crear un Estado clientelar. Cuando había un mayor grado de consenso en este tipo de políticas, la socialdemocracia viró inexplicablemente hacia un creciente intervencionismo y enfrentamiento con la propiedad privada. Se ha acercado más al populismo, que "jamás ha ganado elecciones y que no tiene como objetivo el progreso, sino el control", estima Lacalle. "Cuanto más se ha acercado el socialismo al populismo, más cercana ha estado su desaparición, o ha ocurrido, como en Francia", añade este economista.…
La Junta Directiva de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), ha hecho público un comunicado en el que denuncia los nuevos presupuestos del Gobierno de Pedro Sánchez pactados con Pablo Iglesias de Podemos. Para CEOE la actual "política presupuestaria y fiscal no permitirá consolidar el ciclo económico expansivo de la economía española". Una denuncia que se une a una multitud de expertos económicos que vienen alertando de la "podemización" de la economía española. "Con los niveles de deuda pública tan elevados, aumentar el gasto corriente, es decir, el gasto que se convierte en estructural es un obstáculo para la sostenibilidad de las cuentas públicas en el medio y largo plazo", señala la patronal. "Hay que tener en cuenta que las previsiones para la economía española apuntan a una clara desaceleración, con riesgos a la baja, a lo que se añade que el BCE realizará probables subidas de los tipos de interés en 2019, lo que significa aumento de intereses en pago de la deuda. Recordemos que actualmente el coste de intereses por deuda pública está en 31.547millones de euros en 2018", explican los empresarios. "Discrepamos en cuanto a la afirmación que España tiene un problema de ingresos tributarios puesto que en 2018 la recaudación prevista superará al máximo histórico del 2007, año en el que existió superávit presupuestario. Es evidente que, si se han recuperado los ingresos y, aun así, nos encontramos en déficit, es porque el gasto no se ha contenido. En conclusión, cualquier incremento de la recaudación debe venir por la vía del incremento de las bases imponibles (aumento de la riqueza de empresas y ciudadanos) y no por la del aumento de impuestos. Se anuncia un incremento de recaudación de 5.678 millones. Esta estimación no se adecúa con el impacto recaudatorio neto de las medidas fiscales…