Empresas

¡Sorpresa! La tecnología no matará a la prensa

La encuesta se ha realizado entre 1.569 consumidores de seis países: Estados Unidos, Reino Unido, China, Japón, Italia e India. Una de las conclusiones es que ya se emplea casi el mismo tiempo de lectura en una pantalla digital que en un periódico. Pero no siempre esta es más agradable. La mayoría de los usuarios de iPad encuentran que leer en este dispositivo es más fácil (52% de los encuestados) o igual (42%) que hacerlo en papel. Pero la percepción es mucho peor en cuanto a los portátiles: el 47% piensan que leer en él es más difícil que en el papel. Al 33% le parece más o menos igual.

El director de investigación de Gartner, Nick Ingelbrecht, reconoce que hay preocupación en torno a que los medios digitales canibalizarán la prensa escrita, basándose en la caída generalizada de las ventas de periódicos y el creciente desarrollo de servicios de noticias online en todo el mundo, “pero nuestra investigación demuestra que el formato digital no es percibido como un sustituto del papel por los consumidores”.

Lo que sí concluye Ingelbrecht es que intentar vender el mismo contenido al mismo consumidor en diferentes formatos causa rechazo. “El lector piensa que está pagando dos veces por lo mismo”, afirma. Por eso, en su opinión, la encuesta confirma que, lejos de apostar por un formato u otro, los medios deben tratar de obtener sinergias, aprovechar que se está leyendo tanto online como en papel y tratar de llegar al lector en ambos formatos.

A la hora de abordar la transición, los medios habrán de tener en cuenta los aspectos demográficos: qué contenido dirigen a qué público. Como es lógico, los jóvenes leen con más facilidad en pantalla que los mayores. El grupo de edad entre los 40 y los 54 años es el menos inclinado a apostar por la pantalla. Por géneros, los hombres parecen encontrar algo más fácil leer en pantalla, pero tanto ellos como ellas encuentran más difícil leer en pantalla que en papel.

Tampoco el tipo de textos que se ofrece puede ser el mismo. Los analistas de Gartner piensan que el cambio de consumir contenidos desde el papel a la pantalla no es matemático. No hay un modo único de escribir para la pantalla: no es lo mismo leer un texto corto en un smartphone que la experiencia de lectura en un libro electrónico.

En opinión de Gartner, de cara al futuro, más que en llevar una tecnología punta, los lectores de libros electrónicos o de prensa han de adaptarse a los hábitos de lectura. Esto quiere decir ser atractivos para competir con el papel en peso, forma, resolución de la pantalla, impermeabilización, aspereza, iluminación y facilidad para tomar notas.

La encuesta refleja también las diferencias en la adopción de lectores electrónicos según los países. Alrededor del 40% de los encuestados aún no tiene experiencia en el uso de lectores como Kindle y Barnes & Noble Nook. El porcentaje sube al 75% en India, 56% en Reino Unido y 57% en Estados Unidos. Los chinos residentes en ciudades encuestados son los que más los usan, y los que encuentran la lectura más fácil en estos dispositivos. Ya se sabe: los chinos siempre van por delante en estos temas.