General

Cómo elegir el mejor seguro para su coche

Como bien sabemos todos, es obligatorio tener un seguro de coche que cubra la responsabilidad civil derivada de cubrir los posibles daños que causemos a personas o cosas. Esta cobertura se incluye en los seguros a terceros, que se complementan con otros servicios y garantías que hacen a estos productos más atractivos y competitivos.

Elegir bien un seguro de coche no es fácil. Hay que analizar bien cuáles son nuestras necesidades reales en función del uso que vayamos a dar a nuestro vehículo, sus años de antigüedad y nuestro perfil de conducción. Las conclusiones que saquemos nos llevarán a elegir la póliza que mejor se adapta a nosotros y a prescindir de aquello que no nos resulte necesario. Podremos así ajustar al máximo el precio de la prima.

En la actualidad hay algunos seguros más habituales. Entre ellos destacan los seguros de coche a terceros, que cubren la responsabilidad civil obligatoria (los daños que causemos a terceros). Pueden incluir responsabilidad civil voluntaria, asistencia en carretera, defensa jurídica o seguro del conductor.

Los seguros de coche a terceros ampliado incluyen, además de las garantías de la modalidad anterior, la cobertura de robo, de incendio y de lunas. Algunas compañías de seguros incluyen en esta modalidad, además, cobertura de defensa de multas, subsidio por retirada del carné o vehículo de sustitución.

Los seguros a todo riesgo son los más completos: a todo lo anterior, añaden los daños propios del conductor y del vehículo.

Los seguros de coche a todo riesgo con franquicia comprometen al asegurado al pago de parte de la reparación en caso de siniestro. Si se contrata una póliza con una franquicia de 300 euros, en caso de accidente el cliente deberá abonar 300 euros de la reparación y la compañía se hará cargo del resto. Esta modalidad permite rebajar el precio de la prima. Es una opción interesante para aquellos conductores que quieren tener protegido su vehículo, pero no lo usan a menudo.

Por lo general, antes de contratar un seguro de coche debemos revisar algunos aspectos:

En primer lugar, saber qué cubre nuestra póliza: fijarnos en ello y no dejarnos guiar únicamente porque se trate de un seguro de coche barato. Analizar si necesitaremos todas las garantías que incluye o si podemos prescindir de algunas. Podría suponer una reducción en el coste de la prima.

Segundo: tener cuidado con las exclusiones; situaciones o sucesos que nuestra póliza no cubrirá en ningún caso (siniestros que se produzcan como consecuencia de carreras o actos temerarios, por ejemplo). Al margen de estas exclusiones generales, hay que analizar si nuestra póliza incluye exclusiones específicas.

Tercero: ojo con los límites de las coberturas. Comprobar en qué medida estamos protegidos (hasta cuánto cubre la responsabilidad civil o si hay un máximo de servicio de asistencia en carretera al año, por ejemplo).

Por último, ver los servicios extra. Junto a las coberturas habituales del seguro de coche, algunas compañías incluyen en sus pólizas servicios extra o descuentos en distintos tipos de establecimientos como un valor añadido a sus clientes. Si le interesan este tipo de servicios, es bueno consultar con la compañía qué pueden ofrecernos antes de firmar la póliza.