Estrategias

El líder emergente para el sector de los supermercados

El grupo Uvesco se creó en 1993 al fusionarse dos empresas del sector de la distribución: Ves, de Cantabria, y Unialco, de Guipúzcoa. Dichas empresas adquirieron posteriormente la cadena de supermercados Ercoreca en 2011. Terminaron así de consolidar su posición dominante como grupo de distribución en Vizcaya. Su red de establecimientos con supermercados BM y Super Amara está presente en Cantabria, País Vasco, Navarra, La Rioja, Castilla y León y Madrid.

Uvesco ha mostrado recientemente un fuerte interés por crecer orgánicamente en Madrid e intenta mantener un crecimiento sostenido que se ha plasmado en sus resultados de 2017. En este sentido, el grupo ha dado pasos muy firmes para continuar su desembarco y competir en el sector de la distribución madrileña. Como consecuencia, están apostando por un mayor número de establecimientos BM en la capital de España.

Más que resultados.En el pasado mes de enero, los directores generales José Ramón Fernández de Barrena, Eulogio Sánchez y Miguel Ángel Zamorano presentaron los resultados económicos del Grupo Uvesco en San Sebastián.

De acuerdo a esos resultados, Uvesco cuenta con más de 220 establecimientos y más de cuatro mil quinientos trabajadores. Su facturación en 2017 estuvo cercana a los 703 millones de euros, lo que significó un crecimiento del 8% por encima de las cifras del año anterior. En la presentación de resultados se destacó especialmente el aporte de 677 millones de euros a ese crecimiento proveniente de la facturación de los establecimientos implantados en la zona norte del país: unos siete millones por encima de lo esperado. También se resaltó el crecimiento de su plantilla en 2017: un 13%; unos quinientos nuevos trabajadores.

En cuanto a su expansión se constata que, con la adquisición de la cadena de supermercados Gigante en la comunidad de Madrid y Ávila, Uvesco ha asumido la gestión de dieciséis nuevos establecimientos, incorporando con ellos a aproximadamente trescientos trabajadores, en una importante operación de continuidad en los puestos de trabajo. Durante sus primeros meses en Madrid, Uvesco alcanzó un crecimiento medio del 15%, con picos del 20% en los últimos seis meses del pasado año; esto conduce a una visión bastante optimista sobre la expansión iniciada en esta comunidad. A ello hay que unir el estímulo económico que ha significado que las ventas en esta región, de junio a diciembre, han supuesto la mitad del 8% del crecimiento de la empresa en 2017.

El desafío inicial que implicó la adquisición de supermercados Gigante fue afrontar una serie de reformas que se desarrollaron hasta febrero de 2018, y a las que se han destinado unos seis millones de euros. La tarea se ha cubierto casi en su totalidad cumpliendo con los requerimientos de modernización, actualización e integración de los establecimientos, para asimilarlas bajo la insignia BM, siglas que arropan un modelo de negocio en franco crecimiento.

Ahora resta observar atentamente la estrategia que implementará Uvesco para dar continuidad a su plan de negocios y lograr abrir esos cincuenta supermercados en Madrid previstos desde 2018 hasta 2028. Es una fuerte apuesta en una operación de expansión concebida a diez años y con un perfil territorialmente bastante focalizado.

Un concepto de negocio. La empresa asume como punto de partida que su clientela valora positivamente el eje central de su oferta que, en palabras de su Director General José Ramón Fernández de Barrena, se centra en “un surtido amplio afianzado en los productos locales frescos, de calidad y servidos de forma profesional”. Esto posiciona a las frutas, verduras, charcutería, carnicería y pescados como las estrellas de una apuesta comercial en torno a las que orbitan unas 9.000 referencias de producto.

La empresa ha previsto invertir unos 30 millones de euros en nuevas aperturas. Se ampliará así su superficie comercial en un 5%. En 2018 aspira a inaugurar cinco establecimientos BM distribuidos entre Guipúzcoa, Cantabria y La Rioja y a poner en marcha tres franquicias bajo la insignia de BM Shop. Para este mismo periodo, Uvesco prevé iniciar la apertura de sus nuevas tiendas BM Rapid.

El BM Shop es un negocio que se instala desde unos 250 metros cuadrados con todas las ventajas de la compra por proximidad, con una excelente relación calidad precio, una oferta de unas 4.000 referencias de producto y el servicio que caracteriza a los grandes supermercados. Los BM Shop fueron los establecimientos pioneros de la incursión del grupo en el negocio de las franquicias, allá por noviembre de 2016. Comenzó como una respuesta ante la demanda e iniciativa de algunos emprendedores que se animaron a trabajar con BM, ya que el modelo franquicia podía dar atención a un nicho de mercado correspondiente a poblaciones pequeñas.

La otra insignia de Uvesco –BM Rapid– inauguró el primero de sus establecimientos en la segunda semana de enero de 2018 en la estación de autobuses de San Sebastián. Aquí se despliega un nuevo formato dentro del grupo. Se conoce formalmente como formato de conveniencia, un formato que conceptualiza una tienda mucho más adaptada a clientes que quieren una compra rápida, disponer de horario amplio y contar con un buen surtido take away o tiendas de paso.

Las tiendas BM Rapid contarán con secciones de panadería, bodega, perfumería y parafarmacia, a la par que otros servicios demandados en lugares de tránsito como las máquinas dispensadoras de zumos o café.

En este nuevo espacio comercial, Uvesco aspira a atender a los usuarios de la estación de autobuses, los trabajadores de la misma y a los vecinos del entorno. Todo esto en un local que cuenta con una superficie de 350 metros cuadrados y dispone de siete mil quinientas referencias de producto.

A pesar de ser una apuesta innovadora que promueve una estrategia corporativa de Uvesco porque la sitúa en la red de servicios take away, la idea de los horarios de fin de semana para BM Rapid no tuvo una buena acogida por parte los sindicatos mayoritarios ELA, LAB y CCOO. Cuatro días después de su inauguración, convocaron a una concentración de protesta ante el nuevo supermercado de la estación de autobuses de San Sebastián para exigir que no abriera los domingos y festivos. El planteamiento de estas tres centrales sindicales sostiene que las aperturas en festivos no crean empleo, no fomentan el consumo y no responden a una demanda de los consumidores, por lo que han solicitado a la dirección del Grupo Uvesco que “reconsidere su decisión” y no abra este local comercial en domingos.

Finalmente, es de destacar que la focalización de la expansión en Madrid no es el indicador de que la empresa renuncia al entorno inicial del Grupo Uvesco. La compañía sigue empeñada en crecer allí donde se originó su trayectoria e igualmente se consolida comercialmente al posicionarse con una estrategia destinada a encarar el avance de su competidor directo –Mercadona, que en diciembre pasado abrió su primer supermercado en Bilbao–. Esta estrategia conducirá seguramente a una ampliación de su presencia en el norte de España.

La inversión y el respaldo a la economía del sector primario en la zona norte de España es una tarea diaria para el Grupo Uvesco. Tanto es así, que en las compras a sus colaboradores y proveedores locales gastaron más de ciento ochenta millones de euros en 2017, un crecimiento del 4% sobre las cifras de 2016. Unos 100 proveedores locales se han beneficiado directamente de estas compras y han firmado compromisos de exclusividad y suministro para el abastecimiento de los distintos establecimientos, aportando diversos productos pertenecientes las áreas de agricultura, avicultura, ganadería y pesca. La tendencia general apunta a que durante este año el número de productores comprometidos con el grupo seguirá creciendo, en relación directa con el aumento de los puntos de venta y con el incremento del consumo.

Esto último, en el contexto de buenas expectativas para el crecimiento general de la economía, debe beneficiar abiertamente la compra directa de bienes de consumo por parte de un mayor número de familias y particulares. Parece que para el sector de la distribución, la mesa está servida…

Artículo publicado en el número de mayo de la revista Capital, que puede adquirir en el quiosco o en este enlace: https://bit.ly/2MWNcr9