lunes 19 • abril 2021
15.6 C
Madrid
lunes 1 abril 2021
InicioActualidadCarrefour sufre en bolsa tras el fin de las negociaciones de fusión...
- Publicidad -

Carrefour sufre en bolsa tras el fin de las negociaciones de fusión con Couche-Tard

- Advertisement -spot_img
- Publicidad -spot_img

Las acciones de Carrefour han llegado a caer este lunes más de un 7% en la Bolsa de París, después de que este sábado la compañía francesa de distribución minorista y el grupo canadiense Alimentation Couche-Tard dieran por finalizadas sus conversaciones de cara a una eventual fusión tras la oposición expresada por el Gobierno francés, que llegó a esgrimir razones de “soberanía alimentaria” para frustfar la transacción.

Las acciones del gigante galo de la distribución llegaban a caer en la apertura hasta un 7,6% para cotizar en 15,34 euros por título, lo que supone un precio incluso más bajo que los 15,47 euros marcados al cierre de la sesión del pasado martes, antes del anuncio de conversaciones entre las dos empresas. Cumplida la primera hora de negociación, los títulos de Carrefour enjugaban parcialmente las pérdidas hasta el entorno del 6%, con 15,62 euros.

De este modo, tras haber llegado a cotizar el pasado miércoles a un máximo de 18,10 euros por acción ante la perspectiva de una fusión amistosa entre las dos compañías, los títulos de Carrefour han perdido algo más de un 15% ante la abierta oposición del Gobierno francés a la compra de Carrefour por Couche -Tard, que finalmente han abandonado el proyecto de fusión.

En este sentido, en un comunicado remitido por las dos compañías el pasado fin de semana, Carrefour y Couche-Tard confirmaron que “a la luz de los recientes acontecimientos” habían decidido no seguir adelante con las negociaciones preliminares de cara a una transacción tras el acercamiento “amistoso” realizado por la canadiense.

“Carrefour y Couche-Tard, sin embargo, han decidido ampliar sus conversaciones para examinar las oportunidades de colaboración”, indicaron en referencia a las potenciales oportunidades de asociación en áreas como el combustible, agrupar volúmenes de compra, asociarse en marcas y evaluar formas de optimizar la distribución de productos en redes superpuestas.

“La creación de asociaciones innovadoras es una parte clave de la estrategia de transformación de Carrefour”, declaró Alexandre Bompard, presidente y consejero delegado de Carrefour.

De su lado, Brian Hannasch, presidente y director ejecutivo de Couche-Tard señaló que estas oportunidades de colaboración se alinean con el plan estratégico a cinco años de la compañía, así como con el compromiso de fortalecer su negocio de conveniencia e impulsar y buscar oportunidades en múltiples plataformas de crecimiento relacionadas.

El Gobierno francés cerró la puerta, de manera “cortés, pero definitiva”, a la posible adquisición, por más de 16.000 millones de euros, de Carrefour por parte del gigante canadiense de las tiendas de conveniencia Alimentation Couche-Tard, al señalar que Francia no podía renunciar a uno de los principales distribuidores franceses, que además es el primer empleador privado en el país, con más de 100.000 trabajadores.

En este sentido, el ministro francés de Finanzas, Bruno Lemaire, quien entre 2009 y 2012 fue ministro de Alimentación, Agricultura y Pesca, advirtió durante una entrevista con BFMTV y RMC, que el Gobierno amplió el decreto que regula las inversiones extranjeras en el país galo, ampliando la protección de su cobertura a las actividades de distribución de alimentos, aunque apunto que el Ejecutivo prefería “no tener que usarlo”.

Un día antes, Lemaire había admitido que la potencial adquisición de Carrefour por una empresa extranjera supondría una “enorme dificultad” para el Gobierno galo. “La adquisición de Carrefour por una compañía extranjera sería una enorme dificultad para nosotros”, afirmó en una conferencia.

El grupo canadiense de tiendas de conveniencia Alimentation Couche-Tard remitió el miércoles una oferta no vinculante para comprar la francesa Carrefour a un precio de 20 euros por acción, lo que supondría pagar un precio total de unos 16.352 millones de euros por los más de 817 millones de acciones con los que cuenta Carrefour.

La adquisición de Carrefour habría impulsado la presencia del grupo canadiense en Europa y Latinoamérica, además de incrementar la diversificación de su negocio de tiendas de conveniencia con la incorporación de establecimientos de gran formato.

Alimentation Couche-Tard posee una red de más de 14.200 establecimientos en todo el mundo, incluyendo 9.261 tiendas en Norteamérica, con unos 109.000 empleados, así como otras 2.772 en Europa, principalmente en los países escandinavos, bálticos y Polonia, con unos 22.000 trabajadores. Asimismo, dispone de otros 2.220 establecimientos en una quincena de países operados mediante acuerdos de licencia bajo la enseña Circle K.

Carrefour cuenta con una red de 12.300 tiendas y alrededor de 320.000 trabajadores en más de 30 países. La capitalización bursátil de la compañía gala ronda los 14.000 millones de euros, mientras que la del grupo canadiense supera los 46.000 millones de dólares canadienses (29.600 millones de euros).

El accionariado de Carrefour cuenta con la presencia como accionistas destacados de la familia Moulin, propietaria de Galeries Lafayette, así como de la familia Arnault, al frente del grupo LVMH, así como del magnate brasileño Abilio Diniz.

- Advertisement -spot_img
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img

Stay Connected

16,985FansMe gusta
2,458SeguidoresSeguir
61,453suscriptoresSuscribirte

Must Read

- Publicidad -spot_img

Related News

- Advertisement -spot_img