jueves 13 • mayo 2021
17.2 C
Madrid
jueves 4 mayo 2021
- Publicidad -spot_img

La Guardia Civil irrumpe en la sede de Abengoa por orden de la Audiencia Nacional

- Advertisement -spot_img

La crisis de Abengoa sigue en curso y, hasta ahora, bajo secreto de sumario. La Guardia Civil ha intervenido esta mañana las oficinas centrales de la empresa andaluza en el Campus tecnológico de Palmas Altas de la ciudad hispalense.

Unos 20 agentes de la UCO (Unidad Central Operativa) de la Guardia Civil se han trasladado desde Madrid este martes 13 de abril para acceder al edificio a primeras horas de la mañana. El cuerpo de seguridad ha entrado a la sede de la compañía siguiendo la orden judicial emitida por el juzgado Central de Instrucción número 2  de la Audiencia Nacional.

A su entrada, la Guardia Civil ha solicitado al personal de Abengoa que no toque ni los ordenadores ni el material de sus mesas y que ponga sobre ellas su Documento Nacional de Identidad, según informa Diario de Sevilla. También se está requisando información de distintas filiales del grupo, no solo de la sociedad matriz.

Concretamente, todo el Edificio D del Campus de Palmas Altas está siendo investigado. La dirección general, Contabilidad, Auditoría, Administración, Asesoría Jurídica y Simosa IT, la filial que se encarga de todo el sistema informático del grupo Abengoa.

La operación ha comenzado por los departamentos de contabilidad y administración, según testigos presenciales. Los agentes continúan interviniendo ordenadores y reclaman información de ejercicios antiguos, desde 2007. Además, han pedido al personal que no abandone su puesto de trabajo hasta el fin del registro. No es la primera vez que la sede de Abengoa pasa por esta situación: en 2018, la Policía Nacional ya buscó en su equipo informático correos electrónicos vinculados a un presunto pago de comisiones ilegales en Argelia.

Desde abril de 2020, Moreno mantiene imputados a Felipe Benjumea, el ex-presidente, Manuel Sánchez Ortega, el ex-consejero delegado, Mercedes Gracia y Alicia Velarde, ex-consejeras, Manuel Arranz, el socio auditor de Deloitte y a la propia consultoría por la alteración de la realidad económica, financiera y patrimonial de la sociedad.

La crisis de Abengoa: varios frentes abiertos

La investigación, dirigida por el juez Ismael Moreno, se centra en presuntos delitos societarios y contra el mercado y los consumidores, en la propia empresa, sus antiguos directivos y auditores. Abengoa, declarada en concurso voluntario de acreedores el pasado mes de febrero tras acumular una deuda de 6.000 millones aproximadamente y no prosperar su último intento de operación de reestructuración.

El juez Moreno dirige otras investigaciones en la Audiencia Nacional, como del caso por el AVE a la Meca, que parte de diligencias abiertas en Anticorrupción a finales de 2018 para investigar las posibles comisiones pagadas en la adjudicación del AVE a un consorcio de empresas españolas en 2011.

También dirige una pieza separada que destapa un sistema financiero de facturación que habría permitido a la cúpula de la compañía inflar artificialmente sus beneficios y ocultar sistemáticamente sus pérdidas. El hecho habría ocasionado pérdidas millonarias a miles de accionistas y bonistas que confiaron en la salud económica de Abengoa. En el proceso judicial, la ‘Plataforma de Afectados por Abengoa’, representada por el despacho Ius+Aequitas, tiene un papel decisivo.

Por otra parte, tiene una causa abierta que vincula a Abengoa y a Deloitte por una presunta estafa a inversores. Sin embargo, la operación todavía se encuentra bajo secreto de sumario, así que no hay confirmación de que el registro esté vinculado a esta querella.

La portavoz sindical Noelia Sánchez informa de la situación de la plantilla ante el registro

Noelia Sánchez, presidenta del comité de empresa de la filial de Abengoa AbenewCo 1, ha explicado a los medios de comunicación que según la información que obra en poder de la plantilla, habrían sido entre 20 y 25 los agentes de la UCO de la Guardia Civil los que sobre las 9.00 horas se han personado en las instalaciones centrales de Abengoa, respecto a la cual el Juzgado Central número 2 de la Audiencia Nacional, cuyo titular es Ismael Moreno, ya tenía abiertas varias líneas de investigación.

Estas actuaciones judiciales, según han informado a Europa Press fuentes del caso, habrían comenzado en 2016, como consecuencia de una querella interpuesta ante la Audiencia Nacional tiempo antes, posiblemente en 2015, por un grupo de accionistas por presuntos delitos de estafa y falsedad documental.

El año 2016, recordémoslo, estuvo marcado para la multinacional sevillana por el relevo en la cúpula de la entidad, accediendo ya a finales de noviembre de ese año Gonzalo Urquijo a la Presidencia de la entidad, presidida entre 1991 y septiembre de 2015 por Felipe Benjumea.

Los equipos informáticos

Según la citada portavoz sindical, tras ataviarse con los correspondientes “chalecos” identificativos de la Guardia Civil, los agentes habrían accedido a las instalaciones del departamento de contabilidad, donde habrían indicado a “todo” el personal de dicha área que dejasen anotado sobre sus ordenadores su nombre, número de contacto y DNI y que no tocasen sus equipos informáticos. Tras ello, según ha narrado, les habrían pedido que abandonasen las dependencias hasta las 14 horas.

La situación, como ha manifestado, “ha pillado de sorpresa a la empresa, al igual que a todos los trabajadores”, cuyos representantes han “escrito” en demanda de detalles a los responsables de la multinacional, que de su lado se habrían comprometido a trasladar la información “en cuanto supiesen algo”.

La presidenta del comité de empresa de Abengoa Energía, Laura Rodríguez, ha precisado que los agentes habrían accedido al recinto por la puerta de emergencias del edificio D, donde se ubican los servicios centrales, coincidiendo en que hay que “dar un margen a la dirección de la empresa, porque a ellos les ha cogido tan de sorpresa como al resto de los trabajadores”.

“Nerviosismo” entre la plantilla

En cualquier caso, ha reconocido que entre la plantilla, la atmósfera “es de nerviosismo, porque nadie se esperaba esto y a no es plato de buen gusto tener una inspección de la Guardia Civil”. Además, ha precisado que, en principio, todas las áreas que no tienen que ver con el departamento de contabilidad y auditoría interna “están trabajando”.

“Estamos muy nerviosos, no sabemos de dónde viene esto y es complicado ver más allá de los que está pasando ahora sin tener más información”, ha manifestado esta portavoz sindical.

Noticia en curso, ampliando información.

- Advertisement -spot_img
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img

Stay Connected

16,985FansMe gusta
2,458SeguidoresSeguir
61,453suscriptoresSuscribirte

Must Read

- Publicidad -spot_img

Related News

- Advertisement -spot_img