viernes 20 • mayo 2022

Capital Partners

Porsche • Chocrón • Adyen • Correos

- Advertisement -spot_img

Fiscalidad diferenciada, la esperanza de los empresarios de Soria, Teruel y Cuenca por un futuro mejor

El tejido empresarial conjunto de las 3 provincias –Soria, Teruel y Cuenca- apenas llega al 0,8% del PIB nacional

Las patronales de las provincias de Soria, Teruel y Cuenca llevan años luchando por un modelo que permita el desarrollo socioeconómico de estas provincias, las más afectadas por la despoblación en España. La España más vacía de la llamada ‘España Vaciada’ lleva décadas reclamando medidas que reviertan su situación de pérdida de población año tras año, y la iniciativa de más peso que se pondrá en marcha ha sido impulsada por las asociaciones empresariales. 

Desde 2013 las patronales constituyeron, explica María Ángeles Fernández Vicente, directora general de la patronal soriana FOES; un lobby llamado Áreas Escasamente Pobladas del Sur de Europa (en inglés Southern Sparsely Populated Areas, SSPA) para buscar en el contexto europeo ayudas e iniciativas que permitan sostener la economía y la población de esas provincias. Y en abril de este año lograron que la Comisión Europea aprobara que las empresas ubicadas en estos territorios puedan recibir ayudas de funcionamiento.  

Las patronales se dieron cuenta de las similitudes entre sus territorios y los del norte de Europa también despoblados, aunque todavía más que las provincias españolas. Allí existe la Nothern Sparsely Populated Areas (NSPA), que agrupa territorios de Suecia, Noruega y Finlandia con menos de 8,5 habitantes por kilómetro cuadrado. Soria tiene 8,6 habitantes y en conjunto las tres provincias de España tienen menos de 12,5 habitantes por cada kilómetro de territorio. Y FOES de Soria, la Confederación de Empresarios de Teruel (CEOE Teruel) y la Confederación de Empresarios de Cuenca (CEOE-CEPYME Cuenca) han convencido a Europa de que sus territorios se merecen una política específica para recuperar población. 

Fenández Vicente explica que esta iniciativa tiene que verse como un ‘proyecto de país’, “Es una oportunidad para los territorios despoblados, pero también para España. En un momento en que es muy difícil competir con los territorios del Este de Europa esto nos permite estar a su nivel”, señala. 

Los empresarios se dieron cuenta que el artículo 107 del tratado de la Unión Europa sí permite ayudas en zonas especialmente desfavorecidas, a modo de excepción. Y esa ha sido la clave para que las empresas de estos tres territorios vayan a poder acceder a ayudas de funcionamiento, la primera vez que se aplicará en España por desequilibrios territoriales. 

Las patronales lograron que la Comisión Europea reconociera en pleno año de la pandemia que el peso de la economía y de las empresas sorianas, turolenses y conquenses no influiría en la competencia, el aspecto fundamental 

El tejido empresarial conjunto de las 3 provincias –Soria, Teruel y Cuenca- apenas llega al 0,8% del PIB nacional, por lo que la Comisión Europea tuvo en cuenta la reclamación y consideró que el hecho de que a las empresas de estos territorios se les den ayudas de funcionamiento no van a generar problemas de funcionamiento. 

8ad5b500 5a58 4e42 adc5 0c956e035c14

¿En qué consisten las ayudas de funcionamiento? 

“En el mes de abril la Comisión Europea aprobó las nuevas directivas de ayudas y estatales y ahí se reconoció que las empresas ubicadas en provincias con menos de 12,5 habitantes por kilómetro cuadrado pueden recibir ayudas de funcionamiento”, explica Marian 

Hasta ahora las ayudas habituales a empresas se han centrado en fomentar inversiones, pero este nuevo formato son ayudas de funcionamiento, destinadas a sufragar parte de los gastos corrientes. La fórmula permitida por Europa es que las empresas de estos territorios podrán recibir ayudas por hasta el 20% de esos gastos, enfocadas en los costes laborales. 

Los beneficiarios de estas ayudas podrán ser tanto las empresas como los autónomos de estas provincias, con independencia incluso de que la sede social esté en otra provincia, pero si cuenta con un centro laboral en estas provincias “se le aplicarían esas ayudas por los trabajadores que están allí”. Y las ayudas serán tanto para las empresas ya asentadas como para las nuevas que lleguen, ya que uno de sus objetivos es sostener la economía actual y fomentar la llegada de más tejido empresarial. Las grandes empresas podrán optar para las nuevas inversiones y prácticamente están todos los sectores, salvo aquellos que ya reciban otro tipo de ayudas específicas como la PAC o sectores como acero, carbón y grandes consultoras. 

La aprobación de las ayudas es clave para intentar recuperar la economía de estos territorios ya que su vigencia sería hasta que estas provincias recuperen los 12,5 habitantes por kilómetro cuadrado. Soria actualmente está en los 8,6, “que eso supone que Soria tendría que crecer en 41.000 habitantes desde los 89.000 actuales”, explican desde la FOES. 

Sin coste presupuestario 

La fórmula de las ayudas podría ser de inyección directa pero la más efectiva y rápida es mediante bonificaciones en las cuotas a la Seguridad Social, según se recoge en una disposición de los Presupuestos Generales del Estado.  

Esta fórmula es la que ya se ha aplicado en los territorios nórdicos despoblados como los de Noruega, de ahí que las patronales hayan pedido que se imite el sistema. Desde 1975 existen bonificaciones para las empresas en los territorios despoblados y con sus datos han sido un éxito en el corto y largo plazo. Sólo en los últimos 10 años han conseguido aumentar la población un 5%, el empleo un 5,4% y los salarios han subido un 5% más que la media del país. 

Entre sus efectos positivos Marian Fernández destaca que “en el momento que las ayudas de funcionamiento se ponen en marcha hay más empresas y lógicamente la mano de obra se produce más rotación, por lo que supone que para retener suben los salarios, así que no es solo un beneficio para las empresas sino también para los trabajadores”.  

Desde FOES señalan que este nuevo marco “crea las condiciones para crear empleo, atraer población y de alguna manera compensar a las empresas por el mayor coste que tienen por desarrollar su actividad en zonas despobladas” 

La patronal defiende que no es una cuestión de privilegio sino de aprovechar una oportunidad para reequilibrar los territorios. Fernández Vicente señala que “Estamos en un momento a nivel mundial y europeo que hay dinero y está claro que las empresas buscan invertir. En Europa además va a haber cierta relocalización de empresas por el covid y los problemas de desabastecimiento. Esto debiera ser utilizado por el Gobierno de España para reubicar provincias como Soria como territorios mucho más atractivos en el contexto europeo”. 

La directora general de los empresarios sorianos reconoce que este proyecto “Ha sido un camino larguísimo porque nadie creía en esto y que no íbamos a conseguir y al final es el fruto de muchísimos años de trabajo”, pero que es el camino correcto porque las experiencias nórdicas “han demostrado que funciona”. 

El proceso quedará, una vez aprobados los Presupuestos Generales del Estado 2022, en manos del Gobierno, que es quien debe reglamentar la aplicación de estos beneficios para las empresas de Soria, Teruel y Cuenca. Las patronales esperan que puedan ponerse en marcha en el primer trimestre del 2022, para iniciar un proceso que pueda ayudar a revertir la situación de estas provincias. Un proceso, incide Fernández, que será “a medio y largo plazo”, pero que consideran imprescindible se ponga en marcha cuanto antes, “Tenemos muchísimas esperanzas puestas en esto. Esto realmente ayuda a recuperar la población y a dinamizar económicamente porque la población solo se recupera cuando hay oportunidades laborales, esa es la clave”. 

- Advertisement -spot_img

Stay Connected

Must Read

A fondo

Suscríbete a nuestra Newsletter