miércoles 18 • mayo 2022

Capital Partners

Porsche • Chocrón • Adyen • Correos

- Advertisement -spot_img

Después de tres años sin Feria, Sevilla resplandecerá con tecnología led

El famoso alumbrado de la Feria de Sevilla es un icono de la ciudad que escala a fama internacional, pero detrás de este instante hay tanto luces como sombras en materia de sostenibilidad. Al menos, hasta ahora

Sevilla se ilumina la media noche de este domingo para recordarnos, pese a los nubarrones de la guerra de Ucrania, cuánta luz hay en el mundo. También para celebrar, después de tres años suspendida por la pandemia de Covid-19, la vuelta de la Feria de Abril y el 175 aniversario de su fundación.

Lo que comenzó como un evento puramente comercial en la primavera de 1847, con el paso de los años se ha convertido en el acto turístico, económico y cultural más importante de la capital andaluza que este año, según datos de la Universidad de Sevilla, supondrá el 3% de PIB, superando con creces el segundo mayor acontecimiento de la ciudad que es la Semana Santa.

El Real de la Feria tiene una superficie total de 275.000m² distribuidos entre 25 manzanas y 15 calles con miles de farolillos que ocultan hasta 212.000 bombillas que darán luz a las noches de Feria. El festejo se inicia con la inauguración del alumbrado que comienza en la portada que este año recupera el diseño que estaba previsto para 2020: “Está inspirado en el edificio regionalista del Hotel Alfonso XIII y, a través de él, también se quiere rendir un homenaje al viajero coincidiendo con la conmemoración del V Centenario de la Primera Vuelta al Mundo”, apunta a Capital el Ayuntamiento de la localidad hispalense.

A punto de dar al interruptor de encendido de la Feria, los responsables del Consistorio añaden que una de las grandes novedades de esta edición es la ratificación del compromiso en la lucha contra el cambio climático:Este año se ha sustituido el cien por cien de las luminarias de las calles del Real (paraguas, paños bajos y paños altos) y de la portada por lámparas led, en total, 201.000 unidades. Esto va a suponer un ahorro de consumo energético de 114.959 kilovatios/hora y una reducción de 28,41 toneladas de emisiones de CO2 a la atmósfera. Con esta medida se consigue una mayor eficacia de iluminación, ya que reduciendo la potencia se consigue un nivel de lúmenes similar con un menor gasto energético y emisión de gases de efecto invernadero y una mayor durabilidad desde el punto de vista lumínico”.

foto 2 iluminacion Feria
Luces de la Feria de Sevilla (LEC)

LEC, la fábrica de una tecnología revolucionaria y de bajo consumo

No solo Sevilla celebra el inicio de su fiesta mayor a base de luz. El nuestro es el país más aficionado a la iluminación nocturna. Según datos de la Red española de estudios sobre la contaminación lumínica, España lidera el gasto por alumbrado público de la Unión Europea.

Light Environment Control es la primera fábrica europea que se dedica exclusivamente al diseño, fabricación y distribución de materiales de tecnología led. Desde la localidad andaluza de Barbate, la empresa de orígenes sevillanos, que sintetiza su nombre bajo las siglas LEC, se ha especializado en proyectos de iluminación telegestionada para ciudades. Su director comercial y de marketing, Enrique Briehl, explica a Capital que la revolución de las luminarias que producen va mucho más allá del ahorro energético, aunque éste sea especialmente vital en una etapa en la que la factura de la luz registra máximos históricos: “La tecnología led en el alumbrado público, con respecto a otras medidas de eficiencia energética, es con diferencia la que produce un mayor ahorro. Tiene unas tasas de amortización muy inferiores respecto a las demás medidas, aunque nosotros insistimos en que el alumbrado juega otro tipo de roles: influye en el bienestar, en la salud, en la seguridad, en el estado de ánimo de las personas. El ahorro es un valor añadido de una mejor iluminación y no al revés”.

En la fábrica de esta compañía gaditana se producen hasta 30.000 unidades de luminarias al año, con cinco años de garantía y una vida útil de 50.000 horas en las que, según afirman, se puede ahorrar hasta un 70% de la energía: “Para nosotros, el ahorro no es excusa para dejar de lado lo que es la buena iluminación. Por ejemplo, en LEC nos centramos mucho en la protección del cielo nocturno, cuidamos las uniformidades, que no haya deslumbramientos y nuestras luminarias son muy robustas”, explica Briehl. “Con desarrollos rompedores, como la tecnología Lecology, se cambia de temperatura, de color, según las necesidades de la ciudadanía, según lo que esté ocurriendo en la vía pública, pasando de iluminación más cálida a iluminación más fría. También, a través de la tecnología Diamond, se regula la forma que tiene la luz, la fotometría, que permite, por ejemplo, que cuando el comercio esté abierto haya más iluminación en los alrededores para después descender cuando cierran los establecimientos. Desarrollos como estos o como el sistema Akkulec, que permite la gestión inteligente del almacenamiento de la energía, nos sitúan en la cresta de la ola respecto a la industria de la iluminación, al estado del arte, el control o sistemas de ahorro”.

Tecnología clave para el desarrollo de ciudades inteligentes

El desarrollo tecnológico led ha incrementado exponencialmente la forma que se le da a la luz: “Antiguamente con tecnología de reflectores solo había dos o tres distribuciones luminosas por luminaria. Sin embargo, ahora, con distintas ópticas, conseguimos con una misma luminaria hasta 30 distribuciones distintas”, añade el director comercial de LEC. Esta tecnología nos proporciona una flexibilidad que no existía en tecnologías convencionales de alumbrado como adaptarnos al espectro cromático necesitado en cada momento. Por ejemplo, si hay niebla, tener una iluminación que utilice un espectro cromático que permita una mayor visibilidad en la vía pública o, si se necesita hacer una protección del cielo nocturno, eliminar las longitudes de onda cortas para favorecer una mayor visibilidad de las estrellas”.

En el sector del alumbrado se sitúa también la puerta digital para el desarrollo de las smart cities con sensores y apps: “Una vez que un municipio se decide a cambiar el alumbrado por tecnología led, estas luminarias hay que telegestionarlas, lo que viene a ser una de las plataformas verticales que se encuadra dentro de la plataforma horizontal de una ciudad inteligente. Al ser el alumbrado uno de los primeros pasos en el entorno smart cities es una decisión muy importante ya que puede condicionar futuras integraciones”.

Por eso, añade, “tenemos la responsabilidad de sentar una buena base sobre la cual construir el resto de la ciudad inteligente. Otro de los motivos por los que el alumbrado juega un rol muy importante es porque son las arterias electrificadas de la ciudad: el alumbrado está presente en prácticamente todas las calles, son un punto de acceso a la electricidad, y además están situadas en altura, por lo que son un buen punto para poner sensores, captar información de lo que ocurre para posteriormente poder procesarla y poder darle mejores servicios a la ciudadanía”.

La revolución de las luminarias ha permitido a esta compañía operar ya en más de doscientos ayuntamientos de nuestro país, pero también dar el salto internacional: proyectos como la iluminación del metro de la capital saudita de Riad o del aeropuerto de Asunción, en Paraguay, tienen firma española.

- Advertisement -spot_img

Stay Connected

Must Read

A fondo

Suscríbete a nuestra Newsletter