miércoles 05 • octubre 2022

Capital Partners

Porsche • Chocrón • Adyen • Correos

- Advertisement -spot_img

Inteligencia Artificial y Next Generation EU, un impulso para el PERTE “Nueva Economía de la Lengua”

Capital analiza con Ignacio Niño (EY), Pilar Prados (Bounsel), Jesús F. Rodríguez-Aragón (Iberbox) y Ioannis Virvilis (Comisión Europea en España) el PERTE “Nueva Economía de la Lengua”, donde la IA y los NGEU cobran un papel relevante

Nueva Economía de la Lengua”, este es el Proyecto Estratégico para la Recuperación y la Transformación Europea (PERTE) que el Consejo de Ministros aprobó el pasado 1 de marzo. Pero ¿qué impulsa y qué objetivos tiene? A nivel global, pretende estimular el valor de la lengua española y las lenguas cooficiales como elemento estratégico del proceso de transformación digital. Es más, el proyecto contará con una dotación económica de 1.100 millones de euros procedentes de los fondos Next Generation EU (NGEU).

“España goza de una posición privilegiada, es un enclave estratégico”, según explica Pilar Prados, CEO y fundadora de Bounsel. No podemos olvidar la situación geopolítica que vive el mundo y, en especial, Europa, lo que para Prados actualmente supone “una oportunidad para reforzar nuestra posición y el desarrollo de negocio de nuestras empresas a nivel internacional”.

Desde EY, Ignacio Niño señala que, para consolidar el español como activo internacional, a parte de ser un reto muy relevante dada la expansión del inglés en el ámbito empresarial, este PERTE cuenta con la colaboración de numerosos agentes que hacen del mismo “una oportunidad”. Entre los que están dispuestos a contribuir en la dinámica de la “Nueva Economía de la Lengua”, destaca la ayuda de la Real Academia Española (RAE) y el Instituto Cervantes, entre otros.

Pilar Prados (Bounsel): “La aplicación de la IA en un contexto empresarial es una necesidad imperiosa que el mercado hispanoparlante merece”

Inteligencia Artificial, una gran oportunidad

Inteligencia Artificial (IA) en español, uno de los cinco ejes estratégicos bajo los que se desarrollará la “Nueva Economía de la Lengua”, contará con una partida de 330 millones de euros para proyectos como la creación de una Red de Excelencia en IA o los programas de lenguas accesibles, que proporciones herramientas digitales a personas con discapacidad.

En palabras de Jesús F. Rodríguez-Aragón, CEO de Iberbox, “el español es un valor que España debe explotar en todos los ámbitos, no únicamente desde el punto de vista de la enseñanza y certificación del idioma”. Además, argumenta que “el concepto de modernización y digitalización de nuestra economía también debe enfocarse tratando a nuestro idioma como el activo económico que es”.

Prados, por su parte, relata que para consolidar el español como activo internacional el objetivo es no quedarse atrás en el desarrollo de la tecnología puntera. En esta línea, recuerda que tanto en España como en Latinoamérica se habla y se hacen los negocios en español. “La aplicación de la IA en un contexto empresarial es una necesidad imperiosa que el mercado hispanoparlante merece”, señala Prados.

“La clave es que la IA, la tecnología y el ámbito científico piense y se formule cada vez más en español”, describe Niño. Por otro lado, según EY, hay que aprovechar para ello la fuerza de ser muchos países los que pueden sacar crédito de ello, no solo España. “En este PERTE hay otras actuaciones volcadas en la operativización y puesta en marcha del español como lengua de uso corriente en el mundo científico y tecnológico”, comenta.

Ignacio Niño (EY): “La famosa triangulación que España puede jugar como puente con otros continentes es probablemente más potencial que real”

España: puente entre continentes

La famosa triangulación que España puede jugar como puente con otros continentes es probablemente más potencial que real”, expresa Ignacio Niño, Senior Advisor en EY. En este sentido, considera que, en el ámbito de la lengua, “España podría jugar un papel de cooperación para aprovechar el inmenso caudal y riqueza que cada uno de los países latinoamericanos tiene en la esfera española”. Niño apunta que nuestro país puede tener un rol central y de impulso con la finalidad de potenciar un idioma que, según él, “se habla con muy diferentes variantes en muchos países del mundo pero que se apoya en una unidad lingüística común”.

El impacto de los Next Generation EU en la recuperación de España

“Los fondos europeos Next Generation EU y el instrumento de Recuperación y Resiliencia son un ejercicio de solidaridad a nivel europeo sin precedentes, una oportunidad para que todos los países de la Unión Europea (UE) puedan modernizarse, apostando en el mismo momento por la doble transición que nuestras economías necesitan, verde y digital”, explica Ioannis Virvilis, jefe de prensa y portavoz en la Representación de la Comisión Europea en España.

Ioannis Virvilis (Comisión Europea): “este instrumento de Recuperación y Resiliencia creará en toda la UE unos 800.000 puestos de trabajo hasta finales de 2023”

En los próximos años, España recibirá casi 70 mil millones de euros, convirtiéndose en el país que más fondos acogerá del apartado de transferencias. En concreto, se prevé que, en el ámbito laboral, este instrumento de Recuperación y Resiliencia creará en toda la Unión Europea unos 800.000 puestos de trabajo hasta finales de 2023. Del mismo modo, Virvilis considera que con los Next Generation EU podría aumentar el PIB de la UE hasta un 1,5% durante los años de su funcionamiento, lo que para él es una oportunidad porque “España es uno de los países que más se beneficiará de estos fondos”.

Pilar Prados, desde Bounsel, comenta que “la aplicación de los fondos europeos será positivo para el PIB español, pero para que de verdad cale en la economía es necesario que se produzcan reformas estructurales”. Coincidiendo así con la visión de Rodríguez-Aragón, quien apunta que permitirá una modernización de nuestra economía y favorecerá a aquellos proyectos que realmente aporten y creen valores innovadores.

Barreras en la implementación del Plan de Recuperación Europeo

‘Pulse NGEU’, este es el estudio que desarrollaron desde EY para identificar las principales barreras de cara al Plan de Recuperación Europeo. Según Niño, los problemas que contiene el plan son: “Los excesivos trámites burocráticos; la necesidad de cofinanciar buena parte de las inversiones; la alta carga de trabajo sobre la administración; y la falta de información precisa sobre la forma de acceder a los fondos”. En este sentido, Prados anota que “el primer obstáculo es la ejecución porque aún no se ha conseguido la agilidad que demanda el mercado”.

En muchas ocasiones, las inversiones en innovación son “sobre el papel”, una realidad que el CEO de Iberbox considera que debe gestionarse mediante mecanismos veloces. Asimismo, el exceso de burocracia, un aspecto que comparten con EY, lleva en muchas ocasiones a provocar problemas de caja en las empresas.

Sin embargo, para el jefe de prensa y portavoz en la Representación de la Comisión Europea en España, es mejor hablar de oportunidades que de obstáculos. Para él, una de las principales que trae es que “la concesión de los fondos está vinculada a la realización de hitos y objetivos”. Así, Virvilis concluye: “En el caso de España, estas reformas tienen que ver con ámbitos como la descarbonización, la digitalización, la Administración Pública, la educación y la política social y la política laboral y fiscal. Este procedimiento está necesitando tanto un trabajo muy intenso por parte de las instituciones nacionales como el apoyo continuo de la Comisión Europea”.

- Advertisement -spot_img

Stay Connected

Must Read

A fondo

Suscríbete a nuestra Newsletter