viernes 23 • septiembre 2022

Capital Partners

Porsche • Chocrón • Adyen • Correos

- Advertisement -spot_img

Borja Carabante (Ayto. de Madrid): “Madrid no es una ciudad de cero coches, sino de coches cero emisiones” 

“La movilidad de Madrid está relacionada con sus buenos indicadores económicos” 

La red de infraestructuras de una gran ciudad debe ser ejemplar. Los desplazamientos que se producen a lo largo de un año en estas localizaciones rebasan los 10 millones, por lo que su transporte es simplemente esencial para no paralizar la actividad diaria. La capital de España es sede de grandes empresas, administraciones e instituciones, y es el lugar de residencia de millones de habitantes que, de acuerdo con Moovit, cada día dedican 45 minutos de media en llegar a su lugar de trabajo, lo que supone 15 minutos más que la media nacional, que se sitúa en 30 minutos. 

En una de las ciudades que más cambia su estructura en los últimos tiempos, la innovación es permanente. Capital analiza con Borja Carabante, delegado del Área de Medio Ambiente y Movilidad del Ayuntamiento de Madrid, cuál es el panorama actual de infraestructuras y transportes de la ciudad, qué debilidades y virtudes posee su red de movilidad y el camino al que se dirige la vía madrileña y española, marcadas por la sostenibilidad y la eficiencia energética. 

Infraestructuras de la capital 

En Madrid se calcula que se producen alrededor de 12 millones de desplazamientos al año. “Es una capital dinámica y su movilidad está directamente relacionada con sus buenos indicadores económicos y sociales. La ciudad necesita una potente red de transporte público que vertebre la movilidad con alta capacidad, capilaridad y eficiente a nivel de servicio”, comenta Carabante. El transporte público debe ser la base combinada con otros modos de desplazamiento, ya sea bicicleta, a pie u otras alternativas surgidas en los últimos años, como los Vehículos de Transporte con Conductor (VTC). 

Los nuevos modos de movilidad urbana han llegado para quedarse”, aclara el delegado, puntualizando que son sistemas que complementan la oferta de transporte público tradicional que construye la movilidad. Desde el Ayuntamiento han creado la Ordenanza de Movilidad Sostenible, que fija una serie de requisitos en materia de circulación de VTC. Este texto detalla la necesidad de que los vehículos empleados estén clasificados en el registro de vehículos de la Dirección General de Tráfico (DGT) según el distintivo ambiental “CERO emisiones” o “ECO”.  En líneas de sostenibilidad, el delegado apunta que la inversión y ejecución de infraestructuras es un pilar básico de la Estrategia de Sostenibilidad Ambienta Madrid 360.  

“Actuaciones como la remodelación del Nudo Norte son necesarias porque son ejes viarios de gran capacidad que utilizan cerca de 270.000 vehículos al día, 34.000 en hora punta. Eliminar los trenzados permite aumentar la capacidad de las vías que confluyen en el Nudo Norte en sus puntos críticos y reducir el nivel de congestión por debajo del 70%”, señala Carabante. El delegado también ejemplifica con la reconstrucción del eje Francisco Silvela-Joaquín Costa y el carril bici de Castellana que se estima que provoque el trasvase a la bici de 1.400 viajes diarios.  

La Ordenanza de Calidad del Aire y Sostenibilidad (OCAS) evoluciona hacia la eficiencia energética también en ámbitos de la construcción. En este aspecto, el Ayuntamiento en su reglamento ha introducido una serie de criterios bioclimáticos para las nuevas construcciones que se hagan en la ciudad de Madrid instalando placas solares y avanzando hacia un consumo energético nulo. Sin duda, los avances más próximos en diseño, planificación y construcción de infraestructuras van en una única y clara dirección: la sostenibilidad. 

057A5628
Borja Carabante, delegado del Área de Medio Ambiente y Movilidad del Ayuntamiento de Madrid

Futuro en movilidad 100% sostenible  

El foco de la movilidad en la capital es absolutamente sostenible, tanto su presente como su futuro. “La movilidad eléctrica es netamente urbana, Madrid apuesta definitivamente por la electromovilidad”, asegura Carabante. El delegado relata que, para ello, en la Ordenanza de Calidad del Aire y Sostenibilidad persiguen la electrificación definitiva de la capital obligando a que los aparcamientos tengan puntos de recarga, ya sea en los nuevos o en los antiguos. Unido a esto, se realizan asimismo progresos energéticos en materia fiscal.  

“Hemos avanzado en beneficios fiscales en relación con los vehículos eléctricos, pero mantenemos la neutralidad tecnológica en cuanto a movilidad. Nosotros no somos una ciudad de cero coches, sino de coches CERO emisiones”, expresa el delegado, alegando que, actualmente, sus objetivos más ambiciosos son en la electrificación de las flotas municipales. Y respecto a los autobuses, han lanzado “la mayor licitación de eléctricos realizada en nuestro país, 150 autobuses estándar con una inversión de 81 millones de euros y su horizonte es alcanzar el 25% de la flota eléctrica en el año 2025”, incide Carabante. La flota eléctrica convivirá con otras alternativas eficientes. 

En 2020 se puso en marcha el Plan de Ayudas Cambia 360 que entre 2020 y 2023 destinará 112,5 millones de euros. Estas ayudas irán dirigidas a la renovación de vehículos particulares, infraestructuras de recarga para los transportes eléctricos, para la renovación de vehículos de distribución urbana de mercancías, la compra de vehículos de movilidad personal -bicicletas, patinetes y motocicletas- y subvenciones para el sector del taxi. “Podemos destacar el Plan estratégico 2025 de EMT, que asegura una inversión de más de 1.000 millones de euros, una inversión histórica para llevar a cabo una verdadera revolución tecnológica”, dice Carabante. 

“La movilidad eléctrica es netamente urbana”

Borja Carabante, delegado del Área de Medio Ambiente y Movilidad del Ayuntamiento de Madrid

Madrid, capital del movimiento ciudadano 

Ser la capital de un país, en términos de transporte e infraestructuras, tiene sus ventajas e inconvenientes. Según el delegado, lo principal de lo que puede presumir Madrid es que posee una red de transportes que goza de un sistema de movilidad de transporte público absolutamente integrado. “La red permite a los usuarios viajar en todo el transporte público de la capital. A ellos se suman unas infraestructuras pioneras y potentes como son los intercambiadores de transporte. A su vez, estamos avanzando en la integración y la multimodalidad de movilidad en la ciudad”, señala Carabante. Esto, por el lado positivo. 

No obstante, el pensamiento negativo directo hacia el transporte de la capital es con relación a la contaminación. En referencia a esto, el ayuntamiento establece una estrategia global e integral para combatir todas las fuentes de emisiones contaminantes en todos y cada uno de los barrios y distritos de la ciudad. Sin embargo, Carabante aclara: “La movilidad por carretera es el principal emisor, pero no el único”. El delegado recalca que la debilidad primordial de Madrid es que es la segunda ciudad más poblada de Europa con 3,5 millones de ciudadanos.  

“A la enorme población, se suma una población flotante de 2,5 millones que provoca un millón de accesos diarios a la ciudad a los que hay que dar alternativas de movilidad y facilitarles el acceso”, insiste Carabante.  Otro reto que tiene no solo Madrid, sino el país, aparte de la sostenibilidad y la configuración urbanística, es el campo de la seguridad. “La siniestralidad en el ámbito interurbano en las carreteras españolas se ha reducido de una manera notable como consecuencia de diferentes situaciones, entre ellas, cabe citar la mejora de los vehículos y de las infraestructuras, así como el carné por puntos, que ha incrementado la concienciación y la percepción de la seguridad vial”, relata el delegado. 

Carabante añade que han aparecido varios operadores más vulnerables como son los patinetes, las bicicletas y la convivencia con los peatones, lo que obliga a poner el foco ahí. El Ayuntamiento define varios objetivos en los que se incluyen incrementar la dotación tecnológica en el campo de la seguridad vial y reducir el número de fallecidos y heridos con ocasión de accidentes laborales relacionados con la seguridad vial. Los objetivos de movilidad son obvios: un desplazamiento energético y seguro que poco a poco conduzca hacia una capital completamente sostenible. 

- Advertisement -spot_img

Stay Connected

Must Read

A fondo

Suscríbete a nuestra Newsletter