Artículos patrocinados

¿Qué anillos de pedida son más valiosos?

El diamante es la piedra preciosa más apreciada y de mayor coste en un anillo de compromiso

Muchas personas solo contraen matrimonio una vez en la vida, por lo que todo lo relacionado con su compromiso adquiere un cariz único y extraordinario y la boda y todo lo que la rodea se convierte en uno de los acontecimientos más importantes de su existencia.

Entre la simbología relacionada con la boda, los anillos de compromiso cobran una increíble importancia pues representan el amor que se ha forjado en la pareja y el vínculo que quieren compartir, uniendo sus vidas. La pedida de mano es un paso clave e imprescindible antes de contraer matrimonio y, para que tenga éxito, la selección del anillo es clave.

Así, para el novio el momento más crucial es la elección del anillo de pedida. Sin embargo, el poder adquisitivo puede condicionar la elección del anillo deseado y el valor entre uno u otro modelo varía mucho, siendo especialmente relevante la elección de la piedra preciosa.

En este artículo los expertos de Jorge Juan Joyeros nos van a ayudar a explicar qué piedras preciosas tienen mayor valor económico y son más apreciadas por los especialistas, qué tipos de anillos de compromiso existen en la actualidad y cuáles son más populares, teniendo en cuenta que en España se diseñan y fabrican joyas de gran calidad y prestigio internacional.

El valor económico de los anillos de compromiso

Existen muchos tipos de anillos de compromiso pero son las piedras preciosas que contienen las que condicionan de forma decisiva su valor de venta, además de la originalidad de sus diseños y acabados.

El material más preciado para un anillo de compromiso es el diamante.

El diamante es virtualmente indestructible, el mineral más duro que hay en la tierra. En un anillo de pedida, el diamante admite una gran variedad de formas, desde redondos hasta cuadrados, pasando por ovalados o rectangulares. Su coste en el mercado es muy diverso, desde 550 euros hasta miles de euros. En el precio del anillo de compromiso influye decisivamente tanto la calidad y peso del diamante como la manufactura. En ocasiones, es mejor idea comprar un anillo de compromiso de diamante más pequeño de lo pensado inicialmente si con ello se gana en calidad.

Para quienes no pueden costearse un anillo de diamantes hay en el mercado piedras semipreciosas más económicas, como son los rubíes, esmeraldas o zafiros. En este caso, los precios de venta son muy inferiores, desde unos 250 euros.

El solitario, una elección valiosa pero asequible para muchos bolsillos

El anillo solitario es el más popular de los anillos de pedida. Es la elección clásica por antonomasia y es posible encontrarlo en una amplia gama de precios de venta, en función del tipo de engaste, la piedra preciosa elegida, el peso y el diseño.

El solitario tiene una piedra preciosa en el centro y el usuario puede elegir distintos tipos de engastes para personalizarlo. Los anillos solitarios de oro blanco se encuentran entre los más vendidos. Es difícil que el novio defraude cuando su elección es la de un anillo solitario. Aunque se trata de un anillo clásico, en la actualidad hay comercializados modelos con líneas modernas. El denominado anillo de corte princesa es una variedad del solitario muy apreciada por muchas novias. Tiene una forma cuadrada y es más grande de lo habitual. Además, otro tipo de solitario muy conocido es el solitario con carril, que incluye diamantes con carril en el brazo de la joya.

Otros tipos de anillos de pedida populares

 

  • Media alianza.  Aquí la mitad del brazo del anillo está engastada con diamantes. Las novias partidarias del media alianza lo califican como un anillo muy elegante y atemporal, que nunca pasa de moda.

 

 

  • Anillo halo.  Tiene diamantes adicionales a su alrededor. Está compuesto por una piedra central, de tamaño grande, rodeada por pequeños diamantes.

 

 

  • El anillo de la eternidad.  El conocido como “eternity ring” debe su nombre a que los diamantes están engastados a lo largo de todo el brazo del anillo, obteniendo un diseño que no parece tener final. Con ello pretende simbolizar la unidad de la pareja y una relación que pretende ser “eterna”. Oro blanco, rosa y amarillo son los tonos en los que puede encontrarse este tipo de anillo de pedida.

 

 

  • Anillos florales.  Una tendencia en alza, más informal, en los anillos de compromiso son los que incluyen composiciones con detalles florales. Buscan representar la unión con la naturaleza y están elaborados con diamantes.