jueves 13 • mayo 2021
17.6 C
Madrid
jueves 4 mayo 2021
- Publicidad -spot_img

Las contrataciones del sector público y la agricultura evitan que aumente el paro

- Advertisement -spot_img

La economía española destruye 137.500 empleos entre enero y marzo y pierde 474.500 puestos de trabajo en un año. La tasa de paro se sitúa en el 15,98% y el número de desempleados desciende en 65.800 personas por la caída en el número de activos

Las contrataciones en el sector público y en la agricultura evitaron un primer trimestre negro para el empleo. A excepción de estos dos sectores, el resto de la economía española registró descensos en las cifras de ocupación como consecuencia del impacto de la crisis de la Covid-19. La ocupación aumentó entre enero y marzo en 18.300 personas en el sector público, mientras que, en el privado, disminuyó en 155.800. En los 12 últimos meses, el empleo se ha incrementado en 149.400 personas en el sector público y ha descendido en 623.900 en el privado.

El paro bajó en 65.800 personas entre enero y marzo, lo que supone un 1,7% menos que en el trimestre anterior, registrando así su primer descenso en un primer trimestre desde el año 2015, cuando el desempleo disminuyó en 13.100 personas. Por su parte, la ocupación se redujo en 137.500 puestos de trabajo en los tres primeros meses del año (-0,7%), la mitad de lo que cayó en el mismo periodo de 2020 (-285.600), cuando la pandemia hizo aparición en el mundo.

Al finalizar marzo, el número total de parados se situó en 3.653.900 personas y el de ocupados, en 19.206.800 personas, ha informado este jueves el Instituto Nacional de Estadística (INE), que explica que la EPA del primer trimestre se ha visto afectada por el nuevo reglamento europeo sobre encuestas de hogares.

En el primer trimestre la tasa de paro disminuyó algo más de una décima, hasta el 15,98%, mientras que la tasa de actividad bajó medio punto, hasta el 57,69%, tras reducirse el número de activos en 203.400 personas entre enero y marzo (-0,9%).

El ajuste del empleo se concentra en los temporales

Según el INE, algo más de un millón de personas no pudieron buscar empleo en el primer trimestre pese a estar disponibles para trabajar debido a la evolución de la pandemia, de forma que no cumplieron con las condiciones que la Organización Internacional del Trabajo (OIT) exige para ser considerados como parados.

El número de asalariados se redujo en el primer trimestre en 137.300 personas (-0,8%), concentrándose todo el ajuste en el empleo temporal (-168.600), ya que los asalariados con contrato indefinido aumentaron entre enero y marzo en 31.300 (+0,2%).

La destrucción de empleo registrada en los tres primeros meses del año se concentró en el sector privado, que perdió 155.800 empleos (-1%), en tanto que el sector público elevó sus puestos de trabajo en 18.300, un 0,5% más respecto al trimestre anterior.

El número de ocupados a tiempo completo se redujo en 34.500 personas hasta marzo (-0,2%), mientras que los asalariados a tiempo parcial bajaron en 103.000 (-3,7%). El 11,2% de los ocupados (2.146.100) trabajó desde su propio domicilio más de la mitad de los días, frente al 9,9% observado en el cuarto trimestre de 2020.

- Advertisement -spot_img
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img

Stay Connected

16,985FansMe gusta
2,458SeguidoresSeguir
61,453suscriptoresSuscribirte

Must Read

- Publicidad -spot_img

Related News

- Advertisement -spot_img