martes 21 • septiembre 2021
22 C
Madrid
martes 2 septiembre 2021
- Publicidad -

‘Historia traicionada’: la refutación del nacionalismo en una España diversa y no uniforme

- Advertisement -spot_img

La inequidad del Concierto no se funda en que el País Vasco sea un ‘paraíso fiscal’, porque los contribuyentes vascos tienen los mismos tipos de IRPF que el resto de España, lo que ocurre que no retorna nada a la solidaridad nacional”. Así resume de una manera simplificada el jurista vasco Joaquín M. Nebreda un tema tan complejo como es el del concierto económico vasco. Es uno de los asuntos que aborda en su libro ‘Historia traicionada: nación española y refutación del nacionalismo vasco’ (Editorial Almuzara, 2021), que defiende la idea de un “patriotismo racional y culto”.

En conversación con Capital el jurista explica que la idea del libro surge de su propia trayectoria vital. Natural de Bilbao y luego residente en Madrid, Nebreda considera que lo vivido es una “estafa histórica que hemos sufrido durante tantos años”. Habla del mito de la nación vasca, que achaca a “una falta de rigor político intelectual y que a lo largo de tantos años ha permitido que nos hicieran creer en esta supuesta realidad histórica”.

 En ‘Historia Traicionada’ se explica que España es una nación histórica “y no una nación de naciones, puesto que ninguna de sus regiones tiene el espesor y la densidad cultural e histórica que atesora su conjunto; ninguna se explica por sí misma.” Ofrece 7 claves de la nación española y repasa la situación actual para concluir que España no es una nación fallida, “es un potente foco cultural interior y un gran foco civilizador de medio mundo”.

En su opinión no hay ninguna duda de que España es una nación “diversa y no uniforme”, achacando el concepto de ‘Lo de nación de naciones es una estrategia del relativismo cuando hay un obstáculo o se acepta el concepto o se devalúa, que es lo que ha pasado con los nacionalistas’.

En el texto se explica que el hecho diferencial vasco “es una cesión literaria en el texto constitucional de la democracia de 1978”, pero sin valor jurídico”, defiende Nebreda, “para que el nacionalismo no violento se adhiriera y votara a favor”.

El libro hace un repaso histórico en el que desmonta el nacionalismo vasco, remarcando que “no hay soberanía originaria de las tierras vasca”. Entiende Nebreda que “no hay ningún hecho diferencial, no lo hay ni lo es el vascuecce porque siempre ha existido el bilingüismo”.

Sobre el régimen de foralidad, repasa que ya se aplicaba en España en el S.XIX con un concierto económico destinado a igualar la fiscalidad en España. La Constitución de 1978 lo mantuvo para consolidar un régimen desigual por una equivocada concepción. Son los “pilares de un nacionalismo como bluf histórico que se ha ido creyendo por conveniencia”.

¿Y cuál es la realidad actual? Para el autor la situación se ha ido contagiando al resto de territorios del país, “se han creado unos reinos de taifas. Le han ido cogiendo el gustillo el resto de presidentes autonómicos”. Y la actual pandemia del coronavirus es un ejemplo de ello, “la competencia exclusiva es del Gobierno de España, que las comunidades pueden ejecutar. Las decisiones tienen que ser del Gobierno”.

Para solucionar este problema Joaquín M. Nebreda defiende un único camino: “Conocer la verdad. Cuando se tapa, nunca se arregla. La sanación por la verdad”. Su análisis es que de la crítica situación social que se ha vivido en el País Vasco con el terrorismo se ha intentado cerrar la herida en falso.

Porque al final, explica Nebreda, “El nacionalismo responde a un interés mayor que el propio nacionalismo, el de cargarse la unidad europea y la civilización occidental definitiva”. En ‘Historia traicionada: nación española y refutación del nacionalismo vasco’ los lectores encontrarán un libro sincero, un grito de libertad y con abundante doctrina historiográfica y jurídica.

- Advertisement -spot_img
- Publicidad -
- Publicidad -
- Advertisement -spot_img