sábado 16 • octubre 2021
- Publicidad -
- Publicidad -

Jorge Marichal (CEHAT): “La ley no está clara y eso es lo peor que puede tener un país”

- Advertisement -spot_img

La Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (CEHAT) es la patronal española que agrupa 51 asociaciones y representa al sector alojativo nacional en su conjunto desde su fundación en 2004. Su eje esencial es el sector turístico y lo defiende como uno de los principales impulsores de la economía en España. Jorge Marichal, presidente de la CEHAT, analiza con Capital la gestión que está llevando a cabo el Gobierno de la pandemia y lo olvidado que se siente el sector por parte de las instituciones, poniendo énfasis en la clave de la reactivación turística, la vacunación.

¿Cuál es la situación económica real hoy en día del turismo en España? ¿Está realmente en una situación tan mala?

La situación económica real es que tenemos un descenso de casi el 80% a la situación que teníamos preCovid y no hay ninguna certeza porque no sabemos qué va a pasar y cuándo va a pasar. Los anuncios con respecto al tema de la vacunación ponían que visiblemente este verano se iba a poder trabajar, yo sinceramente no lo tengo claro. El plan de vacunación no ha ido funcionando por lo menos hasta ahora a los ritmos que el Gobierno establecía. El turismo está en un momento de incertidumbre total en el cual se hacen anuncios, pero estos no se llevan a la realidad. Parece como si nadie se daba cuenta de que se acababa el Estado de Alarma y al día siguiente había que hacer algo.

¿Qué medidas solicita la CEHAT para que se produzca una verdadera reactivación del turismo en España?

Las medidas son muy claras. Primero que nada, lo más importante es la vacunación. Nosotros pedimos que presionen a los laboratorios para que cumplan sus compromisos y que se priorice con las vacunas disponibles, una vez sean vacunados los grupos de riesgo, que sea más eficaz la administración de las vacunas. La idea que lanzamos en su momento es que las vacunas no se administrasen solo por rango de edad, sino por grado de exposición al virus, pero para el Gobierno es más fácil vacunar por edad. Hay que priorizar a las personas que estén con más contactos para acabar antes con el virus, se transmitirá menos y avanzará la economía. Lo segundo es establecer medidas para que la gente se pueda organizar. La ley no está clara y eso es lo peor que puede tener un país, una normativa que sea tan interpretable como los propios jueces en sitios diferentes atendiendo al mismo tema. El Gobierno no está tomando las medidas adecuadas.

¿Echa en falta una mayor coordinación entre los países europeos en temas de movilidad que afectan directamente al turismo?

La Unión Europea se olvidó la U de Unión ya que lo primero que hizo fue cerrar cada uno su país y que aplicara sus propias normas. Tenemos que estar globalizados, no podemos ser europeos para todo menos para los asuntos importan[1]tes. Todavía echo de menos que se hayan puesto de acuerdo y que le hayan dado al turismo el valor que tiene porque al final en Europa ya no hay unas fronteras claras. Todos los empresarios se mue[1]ven en empresas que están en un mismo ecosistema que estaba funcionando, con algunos problemas, pero estaba funcionando. En esta ocasión se ha visto que Europa nos debe tener una normativa clara con respecto a la normalidad porque con respecto a la circulación es un derecho fundamental.

Mientras haya pandemia, la tecnología va a ser esencial para garantizar el distanciamiento social, ¿cree que la excesiva digitalización del sector disminuirá el factor humano que siempre ha caracterizado el turismo?

No. La tecnología y la digitalización son una herramienta más. La experiencia turística es un sector servicios que cambiará mucho sus mecanismos y su manera de funcionar, pero somos un sector que nos dedicamos a hacer felices a la gente. Eso necesita el trato directo, el cariño, el calor humano y el consejo, por mucho digital el ‘boca a boca’ sigue funcionando. La experiencia no la vende nadie mejor que tú cuando la has vivido en propia persona. Hay que utilizar las herramientas y los nuevos mecanismos van a cambiar cosas, como lo llevan haciendo mucho tiempo, esto no es de ahora. La pandemia lo ha acelerado, pero desde luego el factor humano va a ser bastante importante como siempre.

¿Los alojamientos de tipo campings o apartamentos rurales han salido más beneficiados que los hoteles situados en las grandes ciudades?

Sí, sin duda, ha habido un tipo de producto que ha sido beneficiado. La gente ha escogido productos en los que quizá la densidad de personas en esos hoteles no sea la más grande porque se sienten más seguros. Desde luego, los campings y los apartamentos turísticos han tenido más capacidad que los propios hoteles, aunque es un punto de vista incompleto. Se ha demostrado que en el ambiente hotelero en España no ha habido ningún brote que se pueda achacar, se ve que cuanto más controlado es el ambiente, menos contagios. Como en casi todo en la vida cuando se es responsable las cosas funcionan mejor.

Al basarse el turismo en la interacción entre personas, ¿cree que este cambio cultural que hemos vivido tendrá consecuencias?

No, la gente cada vez tiene más ganas de salir y de interactuar, de estar con más gente y de conocer cosas nuevas, además de que estamos deseando vacunarnos para poder salir más de viaje e ir donde estamos deseando hace 10 años. Eso es lo que está pensando todo el mundo, no somos diferentes de los demás. Por supuesto que cambiarán estilos de vida y tendremos más cuidado, pero tenemos ganas de interactuar, de viajar y de pasarlo bien. Yo creo que incluso se va a acelerar esa necesidad de experiencias nuevas. Nunca pensé ver una pandemia de este estilo y tener que estar metido en mi casa un año, esto es muy duro.

¿Qué futuro turístico les espera a países de África o América Latina?

El componente seguridad en cuanto al turismo internacional siempre ha sido un atributo muy importante. La gente no suele viajar en masa a sitios que no considere seguros, España siempre ha tenido un componente relevante en cuanto a seguridad a todos los niveles, no solo sanitaria sino también jurídica o civil. Situaciones que está haciendo el Gobierno brasileño, es una pena, pero lo van a pagar porque no están siendo responsables y la gente no va a olvidar eso. La mente de la gente para lo bueno no tanto, pero para lo malo recuerda mucho.

En CEHAT dan mucha relevancia a la formación, ¿cómo afecta la educación y capacitación a la mejoría del turismo? El impacto de la mano de obra y del factor humano en las cuentas de resultado de los hoteles españoles está entre un 25% y un 33% en el coste, es decir, por cada 100 euros 30 euros se gastan en personal. Por cada 100 euros en Turquía, en personal se gastan 8 euros, es decir, un 8%, tenemos un diferencial de casi 20 puntos. Turquía tiene unos productos turísticos muy buenos a nivel del de España o mejor, pero el servicio no es tan bueno. Ahí es donde está la diferencia. Nosotros somos capaces de trabajar mejor con menos gente. Somos mejores porque estamos mejor entrenados. El turismo es un sector en el que se tienen unas condiciones controladas donde hay convenios colectivos y donde la gente tiene una formación continua que es lo que nos lleva a seguir siendo líderes a nivel mundial.

- Advertisement -spot_img
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Stay Connected

16,985FansMe gusta
2,458SeguidoresSeguir
61,453suscriptoresSuscribirte

Must Read

- Publicidad -spot_img

Related News

- Advertisement -spot_img