martes 21 • septiembre 2021
22 C
Madrid
martes 2 septiembre 2021
- Publicidad -

Carmen Matutes (Grupo Palladium): “No se tiene en cuenta el peso que el sector turístico tiene para la economía española”

- Advertisement -spot_img

La multinacional española Palladium Hotel Group cuenta con 50 años en el sector hotelero. Con sede en la isla de Ibiza, la familia Matutes comenzó su andadura en las Islas Baleares y hoy tiene una expansión a nivel internacional con hoteles en países como Italia, República Dominicana, México, Jamaica y Brasil. Carmen Matutes, subdirectora General en Palladium Hotel Group, cuenta a Capital cómo ha afectado a la cadena la situación pandémica y las modificaciones que ha sufrido su modelo de negocio en sus establecimientos y eventos.

¿Qué medidas de adaptación y reinvención han ido tomando durante la pandemia?

El sector turístico y en especial el de hotelería, ha sido uno de los sectores más afectados durante la pandemia lo que nos ha obligado a adaptar nuestros establecimientos y también nuestros servicios a toda la normativa sanitaria que ha surgido para la prevención de la Covid-19. Por otro lado, hemos tenido que integrar parte de nuestra plantilla en los ERTES debido a que algunos de nuestros establecimientos no pudieron abrir sus puertas durante la temporada 2020. Además, hemos seguido una estricta política para preservar la caja de la compañía.

 ¿La situación actual les ha obligado a tener una mayor flexibilidad de cancelaciones y cambios de fecha de reserva?

Obviamente, hemos establecido políticas de máxima flexibilidad en la cancelación de las reservas, dando la opción de modificar fechas, así como cancelar gratuitamente.

¿La pandemia ha impedido o frenado la expansión de la compañía?

Por lo menos digamos que la ha condicionado. Seguimos estudiando muchos proyectos, y tenemos algunos en un estado bastante avanzado, pero mentiría si no dijese que la pandemia nos ha supuesto también algunos retrasos en ciertas obras que están en curso.

¿Sienten que el sector está siendo olvidado por parte de las autonomías o del Estado?

Digamos que nuestro sector está en el epicentro de la crisis de la Covid-19 y he echado de menos por parte de algunas instituciones un poco más de empatía, flexibilidad y determinación. Considero que, en ocasiones, no se tiene en cuenta el peso que el sector turístico tiene para la economía española. No podemos perder de vista que en 2019 representó el 12% del PIB nacional, un porcentaje que en todo el mundo solo superan Jordania, Fiji y Macao (China). Aquí, además, genera el 13% del empleo. Las ayudas recibidas, a parte de los ERTE, has sido líneas de crédito ICO, moratorias de alquiler y poco más, por lo que creo que países en los que el turismo tiene un peso muy inferior han hecho mayores esfuerzos.

La cadena hotelera nace en Ibiza, ¿cómo ha cambiado el ambiente turístico de Baleares desde la Covid-19?

El cambio ha sido brutal, en primer lugar, se ha acortado mucho la temporada, una temporada normal en Ibiza empezaba en Semana Santa y se extendía hasta finales del mes de octubre, en la temporada del 2020 no pudimos abrir hasta entrado el mes de julio y tuvimos que cerrar a finales de agosto por las restricciones de los países emisores. Esta temporada del 2021 hemos abierto el primer establecimiento el 30 de abril, no llegaremos a abrir todos los hoteles hasta el mes de junio y todavía no hay vuelos que nos conecten con UK que es nuestro principal mercado emisor. Además, el ocio nocturno, que es una de las palancas de nuestro modelo turístico está cerrado desde el 2019, lo que hace que hayamos perdido mucho turista de gran gasto.

Durante el Estado de Alarma, ¿el turismo rural ha repuntado?

Puede que en destinos de la península sí se haya notado una subida del turismo rural, o como mínimo que este tipo de turismo haya sufrido menos, pero no es el caso en las islas, ya que lo que más teme el cliente es subir a un avión o un medio de transporte público, no tanto la estancia en un establecimiento hotelero.

¿Cómo ha evolucionado el número de usuarios en los hoteles en América Latina y Centroamérica?

Pues estuvimos cerrados desde marzo hasta julio del 2020 y luego fuimos paulatinamente abriendo, el criterio para abrir los establecimientos era que el coste de mantenerlos cerrado fuera mayor que la perdida que íbamos a obtener una vez que estuviéramos abiertos. Es cierto que a partir de Semana Santa del 2021 estamos obteniendo un repunte de las reservas y empezamos a tener un pick up muy esperanzador y ocupaciones algo más positivas, gracias especialmente al mercado estadounidense y, en parte, a los mercados locales. El mercado canadiense todavía está parado.

¿Cómo ha afectado a la compañía la falta de bodas y eventos grandes a Weddings by Palladium?

Pues podríamos decir que MICE es lo que más está sufriendo dentro de nuestro sector, durante más de un año se han cancelado todas las ferias, convenciones, eventos y bodas. Ahora parece que se están reactivando, muy poco a poco, las bodas, pero estas son pequeñas y en su mayoría de locales, que no precisan pernoctar.

¿Cómo se puede garantizar la seguridad sanitaria en este tipo de celebraciones?

Cumpliendo todas las normativas, guardando la distancia social, siendo muy escrupulosos con la higiene y celebrándo[1] en sitios ventilados o en exteriores y con aforos muy reducidos. Además, tenemos un personal muy profesional y muy dispuesto que pone todo su empeño en cumplir y hacer que se cumplan los procedimientos establecidos. Para nosotros, la seguridad siempre ha sido una priori[1]dad y en el último año hemos implementado un estricto protocolo de seguridad e higiene en nuestros hoteles que está certificado por la empresa SGS.

- Advertisement -spot_img
- Publicidad -
- Publicidad -
- Advertisement -spot_img