martes 19 • octubre 2021
- Publicidad -
- Publicidad -

Fátima Báñez (Fundación CEOE): “Apostamos por el liderazgo humanista en las empresas”

- Advertisement -spot_img

“Tenemos que lograr acercar la formación al ámbito corporativo para reducir el paro estructural”

Diversidad; inclusión; formación; sostenibilidad; digitalización… Las “palabras clave” del proceso de transformación del mundo desarrollado parecen cada día más claras. Con el objetivo de fomentar el cambio positivo y que la recuperación económica no deje a nadie atrás, la mayoría de las grandes empresas han creado fundaciones en sus estructuras.

La patronal empresarial, la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), lo hizo en 1985, pero la fundación no inició sus actividades hasta 1987. Capital charla con Fátima Báñez, ex ministra de Empleo y actual presidenta de la Fundación CEOE, sobre el impacto del crecimiento como instrumento de desarrollo social y los planes de la institución en el ámbito de la sostenibilidad, la inclusión y la diversidad.

España crecerá, según casi todas las previsiones, en torno al 6% este año y el siguiente. ¿Cómo podemos conseguir que este incremento de PIB sea más inclusivo y no deje a nadie atrás?

En primer lugar, desde Fundación CEOE somos muy conscientes de que la crisis social y económica provocada por la pandemia de la Covid-19 ha impactado de lleno en muchas empresas y, como resultado, en muchos hogares. Y de que ahora tenemos que remar todos juntos, para evitar que esos daños permanezcan en la sociedad.

Por eso, desde el primer momento, de la mano de las empresas y autónomos españoles, junto a sus trabajadores, pusimos en marcha el Plan “Sumamos Salud + Economía”, como alianza estratégica por las personas y ejemplo de colaboración público privada con las administraciones públicas en la mitigación de las cadenas de contagio.

Y, más recientemente, en tareas de vacunación, para que esta crisis dure lo menos posible. Vamos a seguir poniendo a disposición de las Administraciones Públicas toda la capacidad de la iniciativa privada en el camino hacia la recuperación social, económica y del empleo. Por ello, reforzamos la atención a vulnerables dentro del Plan, conscientes de que en la salida de la crisis no debe quedarse nadie atrás.

En este sentido, priorizaremos la atención a vulnerables, la formación, la orientación y la reincorporación de las personas que se han quedado fuera del mercado de trabajo en el último año, con convenios estrechos de colaboración con otras Fundaciones e instituciones para hacer la transición hacia sectores de mayor actividad (con la Fundación La Caixa, para unir la red de su Programa Incorpora al Plan Sumamos, que se extenderá por todos los territorios).

Con esto quiero decir que, en efecto, no hay que bajar la guardia, y sí asegurar que esta recuperación se haga recuperando los niveles de empleo, pero con un elemento diferenciador respecto a otros momentos de crisis económica. Ahora, estamos en pleno proceso de despegue en cuestiones como la sostenibilidad o la digitalización, y lo que va a hacer falta sin duda va a ser apostar sin fisuras por la formación.

Para que nadie quede atrás debemos lograr buenos índices de formación continua, que los jóvenes se formen en las nuevas capacidades que demandan las empresas… que haya un mayor ajuste entre cualificaciones y perfiles más demandados. En resumen, la receta para que todos nos beneficiemos por igual del crecimiento económico en los próximos meses y años no es otra que formación, formación y formación.

¿Qué modelos laborales, desde el punto de vista de la regulación, favorecen más la inclusión?

Sin duda, aquellos que favorecen la adaptación de las empresas y los trabajadores a los entornos cambiantes; los que dejan margen para que existan espacios de concertación en el seno de las empresas. Cuando las empresas y los trabajadores tienen esos espacios, siempre se encuentran las soluciones óptimas para encontrar un beneficio mutuo, y las empresas que cuentan con herramientas para adaptarse a los ciclos maximizan su rendimiento, crecen, perduran en el tiempo, y eso revierte en empleo.

Por otro lado, creo que una empresa que cuenta con esos márgenes de flexibilidad se siente más confiada a la hora de invertir por ejemplo en formación, que, como decía antes, es la base de la inclusión de la que estamos hablando. Siempre he mantenido que, a mayor flexibilidad, mayor seguridad para los trabajadores: el modelo de “flexiseguridad” es el que está permitiendo que todo el crecimiento económico se traduzca en creación de empleo desde 2014. No hay crecimiento más social que ese. Y ese es el modelo de nuestra actual legislación laboral.

“El modelo laboral de ‘flexiseguridad’ es el que convierte el crecimiento en empleo desde 2014”

Nuestro país arrastra un paro estructural que los economistas sitúan en el 15%. ¿Es un problema de oferta o de demanda de empleo? 

Con independencia de que no hay un consenso sobre cuál es el paro estructural en España, lo cierto es que parece que es demasiado elevado, aunque se ha venido reduciendo desde 2013. Esto obedece a un conjunto muy complejo de factores, tanto desde el punto de vista de la oferta como de la demanda de empleo. Entre ellos, quisiera destacar que sigue habiendo puestos de difícil cobertura y, en general, un desajuste entre las cualificaciones y los perfiles que se vienen demandando, como hemos dicho antes.

Actualmente, más de la mitad de las empresas asegura tener dificultades para cubrir vacantes por falta de determinados perfiles, mientras que tenemos un paro superior al 14% y un desempleo juvenil en el entorno del 35%. Por ello, insisto en que, dentro de las actuaciones que tenemos pendientes en multitud de ámbitos para reducir el paro estructural, está el lograr un mayor acercamiento de la formación a la empresa.

En materia de sostenibilidad, y alineados con los ODS, ¿qué país/es podemos tomar como referencia de buenas prácticas empresariales y sociales?

España no tiene nada que envidiar a otros países de nuestro entorno. Sus empresas, tampoco. Las empresas españolas lideran proyectos pioneros alineados con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas y han dado ejemplo siempre de compromiso social avanzado. Lo hacían antes de la pandemia, lo reforzaron durante la misma y seguirán intensificando su acción social después.

La canalización de ese compromiso social es uno de los grandes ejes de actuación de la Fundación CEOE. Así, los objetivos estratégicos en los que estamos trabajando desde la Fundación CEOE están también, como no podía ser de otra manera, alineados con la Agenda 2030 y sus 17 ODS, para garantizar un futuro mejor para todos, priorizando acciones con impacto social positivo en nuestra sociedad.

“El talento femenino es un valor y una palanca de competitividad para las compañías”

El avance de la mujer en el entorno socioeconómico es una realidad palpable a todos los niveles. ¿Qué cree que falta para conseguir esa paridad tan deseada?

Seguir esforzándonos, como hacen nuestras empresas, por conseguir liderazgos femeninos, y apostar por los liderazgos en excelencia. Se trata de impulsar el talento femenino como valor. En la Fundación CEOE trabajamos precisamente para reducir todas las brechas, por supuesto también la de género.

En este ámbito, participamos en distintas iniciativas, como “Closingap”, una apuesta por ese talento femenino como oportunidad y palanca de competitividad para nuestras pymes; o el proyecto “Chicas Imparables”, que promociona ese liderazgo femenino, la diversidad en la empresa y la igualdad de oportunidades. Y no quiero terminar de hablar de las mujeres y el empleo sin referirme a aquellas que encuentran más dificultades para incorporarse al mercado laboral, como es el caso de las mujeres con discapacidad.

Con una tasa de actividad muy inferior a la de la media de la población e incluso a la de los hombres con discapacidad, en Fundación CEOE hemos apostado por un futuro de inclusión poniendo en marcha el Programa Radia, junto a la Fundación ONCE y la Conferencia de Consejos Sociales de Universidades.

El objetivo es la capacitación en competencias digitales de las mujeres con discapacidad, ofreciéndoles también la posibilidad de realizar prácticas en empresas de este sector, para una formación completa que amplíe sus opciones de empleabilidad. El proyecto encara ya su segunda edición, y es un éxito del que nos sentimos orgullosos.

¿La pandemia nos ha “humanizado”? ¿Cómo se percibe esto en el entorno empresarial?

La pandemia ha sido y, en cierto modo todavía lo es, una experiencia muy dura en nuestras vidas, que nos ha traído mucho sufrimiento sanitario, social y económico. Pero también ha sido un ejemplo de la fuerza de la sociedad española que, sumando esfuerzos, es capaz de dar lo mejor de sí misma para superar las situaciones más adversas.

En este sentido, creo que el mundo empresarial ha estado a la altura, como siempre, aunque en esta ocasión ha sido quizá más perceptible por parte del conjunto de los ciudadanos. Y es que todos recordamos cómo empresas y autónomos, desde el minuto uno, modificaron su actividad para arrimar el hombro cuando escaseaba el material sanitario, o cómo algunas empresas de la hostelería ayudaron a repartir comida a las personas que más lo necesitaban en los peores momentos de la pandemia.

Desde el mundo empresarial, muy conscientes de que todas las fuerzas eran necesarias para salir de la crisis, pusimos en marcha en Fundación CEOE, dentro del programa Empresas que ayudan, el Plan Sumamos Salud + Economía, como decía antes.

Con él impulsamos desde las empresas, en colaboración con las autoridades sanitarias de las comunidades autónomas y las patronales territoriales asociadas a CEOE, la realización de test de detección del coronavirus a los trabajadores, contribuyendo a frenar la pandemia y a que pudiera coexistir al máximo la apertura de la actividad económica con el cuidado de la salud.

Asimismo, gracias a esta iniciativa, reforzamos también el proceso de vacunación de los ciudadanos, porque en la inmunización de todos está la clave para que podamos seguir avanzando en dejar atrás la pandemia y retomar la normalidad de nuestras vidas, nuestros empleos y nuestros negocios.

Apostamos por empresas más humanas, y por liderazgos humanistas dentro de las mismas. Porque así son nuestros empresarios y nuestros autónomos. Su imagen debe ser siempre la imagen que proyecta uno de los grandes activos de la sociedad española, el capital humano que emprende, se sacrifica y nos hace crecer.

“Tenemos que fomentar el emprendimiento en la educación preuniversitaria”

¿Cuál es la principal misión de la Fundación CEOE?

En la Fundación CEOE trabajamos con una misión clara, que no es otra que favorecer desde las empresas las transformaciones económicas y los avances sociales, en beneficio del interés general y del progreso de la sociedad, y poniendo siempre a la persona en el centro de nuestras actuaciones.

Desde su relanzamiento en 2018, la Fundación CEOE se ha revelado como uno de los actores de referencia en el marco de la Responsabilidad Social Corporativa, buscando sinergias para maximizar el gran compromiso social de las empresas y visibilizando su papel como los actores fundamentales de la sociedad civil que son.

Hemos asumido como propia la misión de profundizar en el concepto de Fundación abierto a la sociedad y al mundo empresarial, que pone en valor el papel de las empresas españolas; y la de avanzar en la idea de Fundación útil, como Fundación de todas las empresas españolas, de todos los sectores, y de todos los territorios. Como decía, una Fundación para las personas.

Quiero aprovechar para manifestar nuestro enorme reconocimiento a todas las empresas y organizaciones de CEOE por su compromiso manifiesto con la responsabilidad social, que posibilita nuestra labor canalizando su solidaridad hacia los colectivos más vulnerables.

Quiero destacar que, durante la pandemia, casi 500.000 personas han trabajado en España a través de las fundaciones haciendo posible una recuperación más cercana a las personas, como una gran red de solidaridad. Por eso, seguimos tejiendo alianzas estratégicas con otras Fundaciones corporativas y entidades sociales españolas, convencidos de que, si trabajamos juntos, el impacto en la sociedad española será mayor.

¿Qué iniciativas plantea la fundación para el nuevo curso?

La Fundación CEOE afronta su futuro apoyándose en cinco objetivos estratégicos, como son la competitividad empresarial; la defensa del libre mercado; la promoción de liderazgos humanistas y efectivos; la puesta en valor del papel de la empresa en la negociación colectiva y el diálogo social como actor reconocido en la Constitución Española.

Además, trabajamos en la promoción de la diversidad, la igualdad y la formación, para aprovechar todo el talento y poniendo siempre a la persona en el centro; la acción social, reforzando la aportación de las empresas a la sociedad; y el buen gobierno, fomentando la transparencia, el cumplimiento y las buenas prácticas empresariales. En este momento, más de 20 proyectos y acciones desarrollan estos cinco objetivos estratégicos de la Fundación CEOE.

La cultura y la educación son dos pilares del desarrollo social. ¿Qué actividades realiza la institución para apoyarlas?

Para la Fundación CEOE, la educación es esencial para el desarrollo económico y social de un país. Solo con un sistema educativo fuerte y adaptado a las necesidades reales del mercado laboral se puede asegurar que los ciudadanos puedan incorporarse con éxito al mercado de trabajo.

Creemos que vamos en la buena dirección, como prueba el acuerdo alcanzado entre Gobierno y agentes sociales para aprobar una nueva ley de FP, en la que empresas y centros formativos trabajaremos juntos para contar con unos equipos humanos mejor preparados. Asimismo, valoramos la necesidad del fomento del emprendimiento en los diferentes niveles educativos preuniversitarios. Por eso, trabajamos con CEAJE en favorecer desde los colegios la creatividad y el despertar de vocaciones empresariales. 

Y, junto a la educación, apostamos enormemente por impulsar la cultura. Tenemos una industria cultural cada vez más robusta en nuestro país, pese a las dificultades que se dan en cada momento. Y actuamos con hechos concretos desde Fundación CEOE. Así, antes del verano firmamos un acuerdo con la Fundación del Ejército, con el fin de colaborar, desde el mundo empresarial, en la conservación y ampliación del patrimonio cultural, histórico-artístico de la Defensa, principalmente a través del Museo del Ejército.

Y, como la cultura es un elemento transversal, desde la propia CEOE se firmó hace unos meses un convenio con la Fundación José Ortega y Gasset-Gregorio Marañón (FOM) para impulsar nuevas políticas culturales desde una estrategia compartida y cohesionada del sector que permita, entre otros fines, mejorar la competitividad, la internacionalización, el liderazgo y el progreso de las industrias culturales en España y de sus creadores.

¿Hay algún proyecto con vocación internacional?

Desde el patronato que presido somos plenamente conscientes de la necesidad de incluir una visión global del mundo y de sus necesidades entre los objetivos de la Fundación, y, por eso ya estamos trabajando en su internacionalización, con el objetivo de tejer alianzas en la Unión Europea e Iberoamérica y sumar por la empresa española también fuera de nuestras fronteras.

De hecho, hemos acordado colaborar con la Secretaría General Iberoamericana (SEGIB) para reforzar la difusión de los programas Campus Iberoamérica.net y Campus Plus, de cara a favorecer la formación y un primer acercamiento al mundo laboral de los jóvenes de países latinoamericanos, porque Latinoamérica es sin duda una región especialmente importante para nuestro país y nuestras empresas por todos los lazos económicos, sociales, culturales y sentimentales que nos unen.

- Advertisement -spot_img
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Stay Connected

16,985FansMe gusta
2,458SeguidoresSeguir
61,453suscriptoresSuscribirte

Must Read

- Publicidad -spot_img

Related News

- Advertisement -spot_img