Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Resultados de búsqueda para: reputación – Página 17

Comunicar un mensaje a un destinatario a través del mejor canal y con las mejores herramientas para conseguir la reacción esperada es una de las grandes metas de toda empresa. Para lograrlo existen numerosas propuestas profesionales como la de Llorente y Cuenca (LLYC), que este pasado año celebró su 25º aniversario en busca del consejo perfecto. No obstante, ¿acaso ha cambiado mucho el concepto en este tiempo? “Radicalmente”. Así lo entiende Luisa García, socia y directora general en España y Portugal de LLYC, quien explica a esta revista que antes “los clientes nos pedían consejos sobre cómo comunicar las decisiones que ya habían tomado y nos incorporaban al final del proceso”. Sin embargo, con la “revolución de internet” todo ha cambiado. “Ahora cada vez más somos el asesor de las compañías que les aconseja qué decisión tomar y cómo comunicarla”. El problema es que en un momento en el que los impactos informativos y publicitarios son tan abultados, lograr que sea justo nuestro mensaje el que se mantiene en la memoria del público es algo casi imposible. “A este fenómeno nosotros lo llamamos infoxicación”, afirma García, quien considera que las empresas “no tienen que pensar en términos de emisor-receptor, sino en la forma en la que se están sucediendo las conversaciones”. Ahí está el quid. “La obligación de una compañía es identificar cómo participar en las conversaciones" “La obligación de una compañía es identificar cómo participar en las conversaciones”, añade Luisa García, que deja claro que de lo contrario “puedes gritar muy alto, pero no conseguirás generar interés ni una valoración positiva de lo que tengas que decir”. Ahí está el otro gran cambio de este sector. “Las compañías ya no son el rey sol que emiten una información y sólo por ser una gran compañía se las tiene que…
La corriente “verde” lleva varios años cambiando conciencias, modos de vida y formas de hacer negocios en prácticamente todas las industrias. Ricardo Miró-Quesada, como socio responsable de Private Equity de Arcano. ¿Cree que el sector financiero ha permanecido un poco “impermeable” al menos, hasta hace relativamente poco- a esta nueva tendencia?  Tradicionalmente, la responsabilidad social corporativa (RSC), sostenibilidad o corriente verde empezó cobrando importancia en aquellos sectores (como el energético o el textil) que más críticas recibían de parte de la sociedad, como forma de defenderse y ante la necesidad de mejorar su reputación. Al sector financiero le llegó su momento a raíz de la crisis financiera de 2008, en la que, presionados por una ciudadanía cada vez más exigente, se le alentaba a preocuparse por el impacto de su actividad en la sociedad y en el planeta. Hoy, el sector financiero ya no es ajeno a estas cuestiones. Junto con las exigencias de la sociedad, cada vez son más las regulaciones que obligan a las empresas a reportar información más allá de la financiera, y también es mayor el número de inversores que quieren conocer dónde existen riesgos en términos de sostenibilidad: cambio climático, creciente desigualdad, etc. ¿Cómo se logra generar impacto positivo desde una industria como la del capital privado? Dicho de otra forma, ¿qué entiende el sector por impacto positivo? Entendemos que generar un impacto positivo significa financiar soluciones que contribuyan a resolver una problemática social o medioambiental. En nuestro caso, se trata de canalizar recursos hacia la inversión de impacto, para poder contribuir a solventar los principales retos a los que nos enfrentamos como sociedad y como planeta. Para tratar de ponerlo en perspectiva, las necesidades anuales de financiación para poder alcanzar la agenda de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (“ODS”) en 2030 marcados por Naciones…
Las empresas operan en un entorno cada vez más regulado, y la hiperconectividad global obliga a los directivos a gestionar muchos riesgos de distinta naturaleza. En este contexto, el entorno digital ha disparado el volumen de información que se conoce y se comparte -o se “roba”- de una compañía, de su actividad y de sus trabajadores. La aparición del concepto de compliance o cumplimiento normativo responde a una necesidad de agrupar la gestión de todos esos posibles riesgos, tanto tangibles, como intangibles. Berta Aguinaga, socia responsable de Penal Económico y Compliance de Ontier, analiza con Capital la evolución de este fenómeno en el ámbito corporativo. ¿Se han consolidado los departamentos de Compliance dentro de la estructura de las empresas? Sí, es el momento de hablar de la consolidación del compliance (cumplimiento normativo), y no solo penal, en nuestro sistema jurídico-económico. Estamos en un momento de madurez. Hace ya cuatro o cinco años se está empleando mucho el concepto de compliance corporativo (“corporate compliance”) para referirse al cumplimiento, por parte de las empresas, de las normas que aplican a su actividad y a la gestión de sus negocios. Tenemos, por un lado, materias sujetas a lo que podríamos llamar “hard law” o derecho vinculante (como la prevención de riesgos laborales, penales, la protección de datos o el medio ambiente) cuyo cumplimiento es obligatorio y, por otro, materias que, por el momento, no cuentan con una norma específica en materia de compliance que obligue a su cumplimiento (como el compliance fiscal) y, por tanto, sujetas a lo que podríamos llamar “soft law” o derecho indicativo, no vinculante. En todo caso, la tendencia es, sin duda, que las organizaciones integren todos los riesgos corporativos bajo un mismo sistema y metodología. Los riesgos operativos, los reputacionales, los financieros y los propios de compliance, entre…
La experiencia de cliente se erigió hace años como el Santo Grial de los agentes de contact center (centros de contacto). En este contexto se enmarca la actividad de Odigo, que utiliza las últimas tecnologías para reforzar la reputación de las marcas, generar ingresos y ganar la lealtad de los clientes. Capital conversa con Javier Llosá, CEO de Odigo Iberia, sobre las nuevas propuestas de valor de la compañía en un entorno altamente competitivo. Odigo se caracteriza por una experiencia que definen como “omnicanal” porque gestionan de forma unificada los canales de los clientes (teléfono, mail, chat, redes sociales, vídeo…). ¿Cómo se lleva a cabo esa gestión “omnicanal”? Desde Odigo somos capaces de manejar de forma coherente y continua las interacciones de los clientes desde los distintos canales que utilizan. Es lo que nosotros denominamos “channel less”. Muchas veces, una gestión comienza por un canal, por ejemplo, el telefónico, y luego termina en correo electrónico. En este caso, la continuidad es muy importante y debe ser totalmente transparente para el usuario. Además, está la coherencia. Debemos dar la misma respuesta independientemente del canal por donde nos venga. Y ahí es donde entra nuestro motor de “routing”, que nos permite dar una respuesta rápida y eficaz. Y los beneficios son claros: mejor experiencia de cliente y ahorro de costes, por supuesto, ya que nuestros empleados deben invertir menos tiempo en gestionar la interacciones. La principal propuesta de valor de Odigo está basada en el Cloud Contact Center, ¿cuáles son las fortalezas de este servicio? Todos conocemos perfectamente los beneficios del Cloud, pero yo destacaría dos en el caso de Odigo: 1. Pay as you go (paga sobre la marcha): pagas mensualmente lo que utilizas. Todas las compañías tienen picos y valles durante un año, según las estaciones, e, incluso, entre distintos…
Por Raúl Castillo. Librarse del Libor, el índice de referencia al que se prestan los grandes bancos de inversión y grandes corporaciones, está resultando más complejo y enrevesado de lo que las autoridades reguladoras esperaban. El escándalo que acompaña a este índice de referencia interbancario desde 2008 ha resultado ser el menor que los problemas para los responsables de poner orden en este asunto, que se ven ahora superados por la madeja de intereses que rodean a este denostado referente de los préstamos globales a nivel mundial. La andadura de este índice comenzó en 1986, cuando las autoridades financieras de Londres se dieron cuenta que había un problema que podía convertirse en un pingüe negocio para la City. El crecimiento en aquella época de los “swaps”, “forwards”, opciones y demás instrumentos derivados financieros hizo temer a las autoridades de la Financial Conduct Authority (FCA) que aquello se desmadrase si no se introducía una medida de uniformidad, y así fue como el Banco de Inglaterra y la Asociación de Bancos Británicos crearon el LIBOR (London Interbank Offered Rate). Pero, como siempre ocurre en la vida, donde unos ven problemas, otros ven oportunidades. En marzo de 2011, en plena resaca de la Gran Crisis Financiera, el rotativo “The Wall Street Journal” (WSJ) abrió la Caja de Pandora al denunciar que los grandes bancos con sede en la City se estaban concertando para manipular el Libor. Concretamente, según WSJ, publicaron tasas que no se correspondían con el tipo de cambio real al que se prestaban los bancos, con el objeto de beneficiar las posiciones que mantenían las mesas de trading de sus bancos en los mercados de derivados financieros. Como ya profetizaron años atrás al menos un par de miembros del Banco de Inglaterra de manera irónica, el Libor era “la tasa a…
La consultora superó sus cifras anteriores al Covid con una facturación de 13,8 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 14% respecto a 2019, además de aumentar su plantilla un 13% En lo que va de 2021, ha consolidado esta tendencia al alza de su actividad en todas sus unidades: Asuntos Públicos, Comunicación Corporativa, Financiera, Digital, Reputación, Research, Sostenibilidad y Comunicación Interna, hasta el punto de conseguir el mejor arranque de año con crecimientos derivados del sensible incremento de la demanda de servicios por parte de sus clientes. Clientes que valoran especialmente la calidad del nivel de análisis ofrecido por Kreab y su asesoramiento altamente especializado en momentos en los que la consultora ha apostado, decididamente, por la solvencia y la experiencia, con la incorporación en los últimos meses de profesionales muy cualificados, cuyos perfiles técnicos aportan un valor añadido diferencial, junto a una plantilla joven, llena de talento e ilusión, en sus equipos Madrid, Barcelona y Valencia.  La consultora ha consolidado su liderazgo en España en las áreas de Asuntos Públicos y Comunicación Financiera, siendo, un año más, el referente indiscutible en salidas a Bolsa y operaciones de M&A. “La mezcla de innovación, solvencia y experiencia ofrece a nuestros clientes la garantía de contar con una labor de asesoramiento muy profesional”, explica Eugenio Martínez Bravo, presidente y CEO de Kreab para España, América Latina y Marruecos Eugenio Martínez Bravo es, asimismo, Vicepresidente Ejecutivo de Kreab Worldwide, la empresa nacida en Suecia hace 50 años, con presencia en 25 países, que ha conseguido una facturación en 2020 de 45,5 millones de euros, con un incremento del 7% con respecto al año anterior. La consultora registra, en 2021, el mejor arranque de su historia Por su parte, Miguel Ángel Aguirre, Managing Partner de Kreab España, señala: “Los planes y cambios…
Llegar al consumidor. Esta máxima es una realidad en el S.XXI y las empresas de publicidad y comunicación lo saben. Son elementos vitales en la estrategia de difusión y expansión de las marcas. Por ello, conocer sus puntos de vista sobre todo lo que concierne a la nueva comunicación con el cliente se predispone esencial. Aunque, ¿piensan lo mismo? Para saber esta respuesta Capital ha puesto cara a cara a dos profesionales de dichas materias: Silvia Alsina, Directora General y propietaria de Roman, reputada empresa en comunicación, frente a Alberto Cantelli, CEO Nordics, Central & Eastern Europe, Middle East en Havas Group, relevante compañía publicitaria. Dos opiniones que, por diferentes o similares que parezcan, tienen mucho que decir. ¿Son conscientes las empresas de la importancia de la publicidad y la comunicación en el mundo empresarial? Silvia Alsina (S.A.): Por supuesto. La reputación de una compañía tiene impacto directo en su cuenta de resultados y, por lo tanto, hay que cuidarla y protegerla creando una cultura corporativa que proyecte en la dirección correcta. Cuanto más admires una marca, más predisposición tienes a consumirla. Es lo que se llama Economía de la Reputación. Alberto Cantelli (A.C.): Hace varias décadas que la práctica totalidad de las empresas exitosas son conscientes de que tan importante como las bondades, funcionalidades o características técnicas de un producto es la manera como las contamos y transmitimos al cliente y al entorno. ¿Qué aporta a una empresa la externalización de su comunicación o su publicidad?  S.A.: Todas las empresas deberían tener un responsable de comunicación que sea el que vele por la reputación corporativa ante sus stakeholders, de la misma manera que tienen un responsable de finanzas o recursos humanos. Trabajar con agencias de comunicación facilita a estos equipos internos la posibilidad de tener a su disposición a…
La vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís, entregó un cheque de 5.000 euros a cada uno de los tres proyectos ganadores de la primera edición de El Despertador, Silver Money (Fintech para la silver economy), Bewego (Carpooling para ocio y trabajo) y Tantum (Marke@ng y pagos para comercios con código QR), que entran a formar parte de un programa disrup@vo de aceleración, que cuenta con el apoyo de el apoyo del Ayuntamiento de Madrid, Comunidad de Madrid, Foro Ecofin, IFEMA, Cámara de Madrid, el Foro de Empresas por Madrid, Fundación Woman’s Week y algunas grandes empresas y bancos, como Bankia, BBVA, Caixabank, Valoriza (Sacyr) o Tipsa. Begoña Villacís destacó que “la gente quiere seguir soñando y emprendiendo. Madrid es un lugar de oportunidades porque los madrileños lo son. Tenemos que luchar para que todo esté al alcance de la gente que quiere seguir emprendiendo en Madrid. Necesitamos gente que se arriesgue y en la incer@dumbre no encuentre el miedo. Tenemos que apostar por estas personas“. El delegado de Economía del Ayuntamiento, Miguel Ángel Redondo, destacó: “Hemos apostado por el emprendimiento y es la receta para salir de este momento tan difícil por la pandemia. Y vamos a seguir apoyando a tope”. El presidente del Foro Ecofin, Salvador Molina, anunció “el compromiso de Foro ECOFIN de mantener esta aceleradora y el apoyo y la colaboración a los emprendedores”. En esta primera edición de ‘El Despertador de Pymes y Autónomos’ han participado más de 76 pymes y autónomos, de los que 20 optaron a la condición de finalistas. ‘El Despertador’ es una aceleradora de startups para reactivar la economía regional mediante la potenciación de proyectos de Economía Digital que estén orientados a impulsar y reinventar sectores de la economía real, como el Consumo, Comercio, Hostelería, Restauración, Turismo, Espectáculos, Ocio, Cultura o Economía rural.…
Los Consejos Asesores se revelan como una oportunidad de “segunda carrera” para quienes han concluido su trayectoria directiva. Así lo revela un estudio de Exec Avenue titulado ‘El Consejo Asesor : Un instrumento de crecimiento y competitividad’ en el que se determina que casi uno de cada cuatro consejeros no tiene formalizada su relación con las compañías. Asimismo, los miembros de estos órganos consultivos pueden ganar anualmente hasta 40.000 euros. En concreto, según destaca el estudio, el 46,4% de los Consejos Asesores de España se ponen en marcha sin un propósito definido. No obstante, son especialmente útiles para las “startups” y empresas familiares que persiguen la profesionalización de su gobernanza. “Los miembros del Consejo Asesor de una empresa que dirigí, fueron clave en su avance, en la proyección de la marca y en el acceso a oportunidades de negocio a las que a la dirección le costaba llegar. Así, con ellos multiplicamos la facturación por seis en tan solo cinco ejercicios y, sin duda, nos ayudaron a construir un negocio y una marca de gran reputación”. Estas palabras son del director del informe “El Consejo Asesor: un instrumento de crecimiento y competitividad”, elaborado por Exec Avenue, firma internacional especializada en la alta dirección de empresas y con una trayectoria de más de 50 años. Alfonso Jiménez, partner de la práctica de Board Services de la firma, fue pionero en la introducción de esta herramienta en nuestro mercado. Origen. Estos “órganos informales no regulados,” se componen de varios profesionales que “sirven de apoyo al gobierno y a la dirección de las organizaciones”. Bien definido e implantado, “pueden ser un factor de aceleración del crecimiento y de mejora de la competitividad”. Son hijos de la Nueva Economía, pues nacieron en la década de 1990 en la órbita de las compañías tecnológicas de California y se extendieron rápidamente a otras zonas de…
Por Marta Díaz de Santos. Las redes sociales y los influencers viven su época dorada y continúan siendo un fenómeno en expansión, como en su día lo fue Hollywood y sus grandes estrellas. Convertidos en el mejor escaparate de una marca, los influencers o creadores de contenido representan a toda una generación de millennials a los que han cautivado por su aroma de libertad. También son los prescriptores de una sociedad dirigida. Pasar por sus canales es un ritual y han creado su propio reality privado (un zoom en sus vidas que desafía el pudor). Pero, ¿qué es realmente lo que nos engancha de ellos? ¿Su cercanía? Si algo ha permitido la democratización de Internet es que la gente que sabe de algo, y además sabe comunicarlo, lo pueda hacer desde su casa con un móvil. Su pasión por contar historias los ha llevado a dominar la comunicación global y se mantienen en alza, siendo el mejor canal de creación de valor para las marcas y generando un enorme impacto en las decisiones de compra de los consumidores. No es de extrañar, por tanto, que las empresas se los “rifen” para prescribir sus marcas. Plataformas como Instagram, YouTube o Tiktok se han convertido en el reino de esta revolución absolutamente disruptiva... y María Pombo lleva su corona. Con casi dos millones de seguidores sólo en Instagram, María Pombo ya es una marca en sí misma gracias, en parte, a su agencia de representantes liderada por Daniela Rodríguez, una empresaria venezolana a quien la propia influencer recurrió hace unos años para que la acompañase en su camino al estrellato. Hablamos con ella y con los otros socios cofundadores de la agencia Soy Olivia, Javier García Gallo y Eduardo García Alier, para entender cómo funciona un negocio que arrancó hace tan sólo…