jueves 13 • mayo 2021
17.2 C
Madrid
jueves 4 mayo 2021
- Publicidad -spot_img

El sector turístico cerrará el año con 81.080 millones de euros de actividad, un 47,5% menos que en 2019

- Advertisement -spot_img

Los doce meses de pandemia han supuesto 116.000 millones de euros menos de actividad, una caída del 75,4%

El desplome de la actividad turística en el primer trimestre del año, junto a posibles retrasos en el control del virus provocado por el lento proceso de vacunación en la Unión Europea y una menor recuperación económica en España y Europa han llevado a la Alianza para la Excelencia Turística (Exceltur) a revisar a la baja la actividad turística prevista para el año 2021 y cifrar el cierre del año en unos 81.080 millones de euros, un 47,5% inferior a los 154.487 millones de euros de 2019.

De cumplirse este escenario, el PIB turístico español al cierre de 2021 sería 73.407 millones de euros, por debajo del de 2019, aunque mejora parcialmente los 53.000 millones de euros con los que cerró 2020, lo que supone en torno a 29.000 millones de euros adicionales de actividad económica respecto a lo generado en 2020.

El vicepresidente ejecutivo de Exceltur, José Luis Zoreda, aseguró durante la presentación este martes de la valoración turística empresarial del primer trimestre y de las previsiones de cara a fin de año que el turismo “es el epicentro del tsunami que esta atravesando España por motivo de la pandemia”.

La demanda de los españoles y los viajes de proximidad por España serán los primeros en activarse antes del verano, mientras que la reactivación de la demanda internacional se estima que se iniciará a partir del mes de julio, principalmente proveniente de mercados emisores europeos de mayor proximidad.

Ante esa situación la mayoría de empresarios turísticos aún retrasan sus expectativas de recuperar sus niveles prepandemia hasta 2023. Por ello, desde Exceltur se insiste en la necesidad urgente de acelerar y ampliar al máximo las medidas de apoyo al sector cuanto antes (sobre todo en lo referido a la extensión de los ERTE y el refuerzo y ampliación de la dotación de las ayudas directas).

En este contexto, el ‘lobby’ turístico reclama una revisión de las 95 ramas de actividad de la CNAE (la gran mayoría no turísticas) que dan derecho a la recepción de las ayudas para reducirlas y centrarse en aquellas más turísticas, ampliar los porcentajes de ayudas en las pequeñas empresas, así como aumentar el límite de 200.000 euros para inyectar liquidez también en las medianas y grandes empresas. También solicita establecer un mecanismo de inyección financiera “urgente”, estableciendo unos criterios mínimos de reparto homologables para todas las comunidades autónomas.

EN DOCE MESES SE HAN PERDIDO 116.000 MILLONES DE ACTIVIDAD

El año de pandemia, debido al coronavirus, ha arrasado con el turismo en España y en los últimos doce meses (abril 2020-marzo 2021) se han registrado un total de 116.000 millones de euros menos de actividad en el sector turístico (un -75,4% respecto de 2019). De ellos 63.000 millones menos de ingresos por turismo extranjero y 841.436 empleos turísticos afectados de media, según datos de la Alianza para la Excelencia Turística.

El ‘lobby’ turístico asegura que en primer trimestre del año se ha mantenido el desplome en las cifras de actividad turística del 2021 debido a la multiplicación de las restricciones administrativas a la movilidad interna y entre países, lo que refleja una caída del -80,4% frente al mismo periodo de 2019.

Las perspectivas para los próximos meses no son tampoco favorables teniendo en cuenta la incidencia del virus, las restricciones de movilidad nacional e internacional, junto a la esperada aplicación final del certificado sanitario de la UE. Así, a pesar del ahorro acumulado y la demanda turística embalsada, los altos niveles de desempleo y el encarecimiento del petróleo no permitirán el despegue de actividad este año.

Por todo ello, los empresarios turísticos estiman que la reactivación de ventas no se iniciará de manera firme hasta el verano, acumulando así más de 15 meses de nula o mínima actividad, y 21 meses en aquellas empresas más orientadas al turismo vacacional de sol y playa de la Península y Baleares. Se estima un 71% de caída de facturación en este segundo trimestre respecto a 2019.

Las perspectivas para el segundo trimestre varían mucho por comunidades autónomas. Entre aquellas más negativas las que dependen de la demanda extranjera (Canarias, Cataluña, Baleares, Andalucía y Madrid) y las más positivas dependientes de los viajes de los españoles de proximidad (norte y centro de España).

Con todo ello, el primer escenario de Exceltur para el verano 2021 (julio-septiembre) dibuja una reactivación del sector protagonizada inicialmente por la demanda doméstica a partir del 10 mayo, seguida por una gradual recuperación de demanda extranjera a partir de julio gracias a los principales mercados emisores europeos.

Las estimaciones, por tanto, de Exceltur son que el PIB turístico de este tercer trimestre de verano sea aún un 34% inferior a los niveles de 2019 (19.505 millones de euros menos frente al tercer trimestre de 2019).

Por ello, Exceltur propone un conjunto de medidas para reactivar el turismo de cara al verano entre las que se encuentran acelerar la vacunación priorizando en las comunidades más dependientes del turismo extranjero y del propio personal del sector, asegurar el alcance adecuado del Certificado Verde Digital de la UE, procurar acuerdos bilaterales con mercados turísticos fuera del espacio Schengen.

“Turespaña no debería regatear esfuerzos presupuestarios para no quedarnos cortos respecto a nuestros principales países competidores”, reclamó Zoreda

También solicita la extensión de los ERTE al menos hasta el próximo mes de diciembre y asegurarse la mejor focalización de los recursos ‘Next Generation’ “evitando dispersarse en iniciativas de bajo valor añadido”.

HOTELES Y AGENCIAS, LOS PRINCIPALES AFECTADOS

Exceltur realizó un balance empresarial sobre el primer trimestre del año en el que los confinamientos y las restricciones de movilidad en los principales países emisores han provocado que el turismo extranjero haya sido nulo y que la actividad turística nacional haya registrado pérdidas de hasta el 70%. “Homologable a un desierto de actividad”, según Exceltur.

Los hoteles vacacionales (-88% en ventas frente al mismo trimestre de 2019) y las agencias de viajes (-85,1%) son los subsectores más afectados por las restricciones a la movilidad en el primer trimestre de 2021.

La paralización del turismo se ha extendido “de forma dramática” a toda la geografía española en este primer trimestre. Así, los destinos canarios (Lanzarote -95,7%, Tenerife -92,9%, Gran Canaria -90,7% y Fuerteventura -90,5%) lideran en su temporada punta las caídas, respecto al inicio de 2020, junto con las grandes ciudades (Barcelona: -92,3%, Sevilla: -88,7%, Valencia: -87,9% y Madrid: -87,1%), aún a pesar de una escasa actividad de los viajes de negocios.

Exceltur advierte de que el desplome de la actividad turística en los primeros meses del año ha acentuado su impacto sobre el empleo lo que empieza a traducir en destrucción y cierre de empresas. El número de empresas turísticas se habría reducido hasta febrero, según la Seguridad social en 32.000, lo que supone casi un 30% del total de destrucción de empresas de toda España.

Según Exceltur, en marzo todavía había 755.000 empleos turísticos afectados por la menor actividad (frente a marzo de 2019); 445.000 empleados en ERTE (un 57% de todas las personas en ERTE en España), y 310.000 personas afiliadas menos.

- Advertisement -spot_img
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img

Stay Connected

16,985FansMe gusta
2,458SeguidoresSeguir
61,453suscriptoresSuscribirte

Must Read

- Publicidad -spot_img

Related News

- Advertisement -spot_img