martes 21 • septiembre 2021
22 C
Madrid
martes 2 septiembre 2021
- Publicidad -

ACS se adjudica la construcción de una estación de tren ‘verde’ en Reino Unido

- Advertisement -spot_img

ACS se ha adjudicado, en consorcio con la británica Mace, un contrato valorado en 660 millones de euros para la construcción de una nueva estación de alta velocidad en Birmingham (Reino Unido), que no emitirá ninguna emisión contaminante una vez entre en operación.

El grupo que preside Florentino Pérez, ACS, se ha hecho con este contrato a través de su filial Dragados, según informan los promotores del llamado HS2 –siglas que responden en inglés a la traducción de Alta Velocidad–, un proyecto que conectará Londres con Manchester y Leeds y tiene un presupuesto global de 125.000 millones de euros.

La nueva estación de paso en Birmingham, en cuya construcción ACS participará, contará con más de 2.800 metros cuadrados de paneles solares instalados sobre las marquesinas de los andenes, incluirá una tecnología para capturar el agua de lluvia y adoptará un diseño ecológico.

Al concurso también se presentaron la británica Laing O’Rourke y la española Ferrovial, a la que ACS también se impuso en 2019 cuando se adjudicó la construcción de otra de las estaciones que formarán parte de esta red de Alta Velocidad, en esa ocasión en Londres, por 2.000 millones de euros.

No obstante, Ferrovial también está presente en el HS2 después de que, en abril del año pasado, tomase una participación del 15% en el consorcio liderado por la francesa Eiffage, que tiene adjudicada la construcción de uno de los tramos de la línea, un contrato de unos 2.600 millones de euros.

Asimismo, el grupo que preside Rafael Del Pino se ha incorporado recientemente a la lista de compañías que competirán por hacerse con alguno de los cuatro contratos valorados en más de 2.100 millones de euros para la electrificación e instalación de los sistemas mecánicos en las vías.

Esta línea de alta velocidad permitirá ofrecer una frecuencia de hasta nueve trenes por hora y, en el caso de Birmingham, los pasajeros podrán seguir su viaje en el metro, que conecta la ciudad y toda su área metropolitana, en el resto de servicios ferroviarios y en la red de autobuses locales, así como en bicicleta, medio de transporte para el que existirán más de 550 plazas.

- Advertisement -spot_img
- Publicidad -
- Publicidad -
- Advertisement -spot_img