viernes 24 • septiembre 2021
19.5 C
Madrid
viernes 5 septiembre 2021
- Publicidad -

Jaime Rodríguez (Free Now): “La asimetría regulatoria dificulta mucho la competitividad del taxi frente a las VTC”

- Advertisement -spot_img

Calles vacías, inusualmente desiertas. Este es el paisaje que rodeó el alto y ancho del planeta durante el pasado 2020, a causa de una pandemia cuyo nombre no hace falta pronunciar y cuyas consecuencias todavía se están estudiando. Nadie ha salido indemne. Tampoco el sector del taxi, que solo durante la primera ola perdió un 95% de su facturación. ¿Habrá logrado recuperarse con la desconfianza social al transporte público? ¿Cómo se ha transformado el propio sector? Jaime Rodríguez, director general de Free Now España, lo tiene claro: “La recuperación será acorde a la mejoría de la situación sanitaria”.

“2020 fue un año difícil para cualquier negocio”, comenta Rodríguez a Capital, y apunta que “el volumen de trayectos solicitados a través de nuestra aplicación creció un 25% en 2019, pero el confinamiento durante la primera ola fue aplastante para el sector del taxi”. Desde ahí, con la época estival, “se recuperó la actividad hasta el 70%”, pero el aterrizaje de la segunda ola volvió a afectar al sector para “fluctuar entre el 50% y el 70%”. Unas cifras que todavía no se han recuperado. pero que sí han evidenciado una transformación en el comportamiento de la población: “Ahora hay menos personas pidiendo taxis por la calle, ya que es más sencillo solicitarlos a través de una aplicación móvil”.

Y ahí, Free Now, la antigua Mytaxi, tiene todas las de ganar. Esta aplicación de taxis permite al usuario no tener que esperar con el dedo levantado en el borde de cualquier acera. De hecho, esta acción ya es historia. El único inconveniente es que no son los únicos agentes en el mercado, y su pugna contra las VTC por el número de licencias es ya histórica. El motivo: mientras los taxis no pueden adquirir más de dos licencias por persona, los VTC no tienen límites.

“Sigue habiendo una asimetría regulatoria que dificulta mucho la competitividad del taxi frente a las VTC”, apunta Rodríguez, quien insiste en “la necesidad de flexibilizar la regulación en torno al sector del taxi para que pueda competir en igualdad de condiciones frente a las VTCs”. Aunque, “si bien todavía queda camino por recorrer para lograr el objetivo, poco a poco vamos dando pasos hacia esa meta”. Un ejemplo, “introducir el precio cerrado previamente” en los servicios.

Por eso, desde Free Now tienen claro que, ante la hipótesis de introducir esta flota adicional en su empresa, la respuesta ha de ser clara: “Desde Free Now hemos demostrado nuestro compromiso con el sector del taxi y hemos apostado por digitalizarlo y hacerlo más competitivo día a día”. Por eso, “no es algo que ahora mismo esté en nuestros planes”.

Tampoco la compra de Free Now por parte de Uber, sobre la que se lleva hablando desde hace meses y ante la que Rodríguez prefiere ser cauto: “Nunca hemos comentado sobre esto porque principalmente afecta a la actividad de nuestros accionistas Daimler y BMW”.

Para ello, han de “ser neutros en carbono, compensando todas las emisiones derivadas de nuestra actividad desde el 1 de enero de 2020”, afirma Rodríguez. Un ejercicio ante el que están realizando “proyectos de compensación y absorción de emisiones en países de desarrollo y reforestación de árboles en las principales ciudades europeas, donde plantaremos un total de más de 20.000 árboles al año”. También lograr que “para 2025, el 50% de nuestros viajes sea en vehículos eléctricos, porque creemos que es la tecnología que más rápidamente puede sustituir a los motores de combustión interna”. Y también, ya para 2030, “que el 100% de nuestros viajes sea de cero emisiones netas”.

Toda una apuesta en la que también estarán las nuevas bicicletas, los patinetes o las motos que se quieren incorporar “en el futuro más próximo” a la flota de la compañía. “Nuestra misión es que la movilidad esté al alcance de todos” sin dejar de atender que “en España los hábitos de movilidad han cambiado”. Así lo recuerda el propio Rodríguez: “Cada vez es más común ver cómo hay más personas usando motos compartidas, patinetes o bicis eléctricas” y “de la misma manera que Free Now cuenta con estas opciones en otros mercados en los que opera, también lo hará en España”. Por eso, la opción del taxi compartido también está en su pensamiento.

Pero, ¿cómo desarrollar todas estas mejoras del servicio? A través de Inteligencia Artificial. “Usamos algoritmos inteligentes capaces de asignar la oferta y la demanda de forma eficiente y objetiva, disminuyendo el tiempo de espera entre nuestros usuarios y minimizando el tiempo de conducción y los desplazamientos sin pasajeros”, apunta el director general de Free Now España, quien reconoce que este no es el único servicio en el que se ha implementado esta tecnología.

“También en muchos procesos internos, como el reconocimiento de imágenes a la hora de validad documentos o la gestión de desequilibrios entre oferta y demanda en la plataforma”. Y no sólo eso. “El papel de la Inteligencia Artificial cada vez va a ser más predominante y nos va a ayudar a encontrar rutas óptimas, no sólo en cuanto a tiempo o duración, sino en cuanto a la combinación de formas de movilidad que por ejemplo minimicen el impacto medioambiental”.

¿Y el coche autónomo? En ese punto es más escéptico. “Aún hay una cierta distancia entre la madurez de las tecnologías que permiten el coche autónomo, que cada vez están más desarrolladas, y la madurez de nuestras ciudades y regulaciones respecto a cómo adaptarlo”, apunta Rodríguez, quien cree que “estamos más lejos de una implantación masiva de lo que pensábamos hace tres o cuatro años”.

El principal problema, insiste, a nivel legal. “Francia y España firmaron un Memorando de Entendimiento el pasado septiembre para facilitar la realización de pruebas transfronterizas de conducción autónoma y contribuir a la elaboración del marco regulatorio europeo e internacional”, pero, en cualquier caso, “es de esperar que muchas de las primeras implementaciones de conducción autónoma se den en el transporte de mercancía por carretera, tanto por tratarse de un entorno menos imprevisible como por limitar los posibles riesgos”.

El gran freno del taxímetro: la seguridad de la mujer taxista

 Los riesgos, la falta de seguridad, es uno de los grandes hándicaps que han existido en este sector desde siempre y más si cabe con una futura implantación de este servicio autónomo. Sin embargo, hasta que esto ocurra, hay especialmente un sector de la flota que seguirá viviendo día a día con esta problemática.

Hablamos de las mujeres taxistas. Y es que, según el Observatorio de la Mujer Taxista lanzado por la propia plataforma, siete de cada diez encuestadas se han sentido discriminadas, acosadas o intimidadas en algún momento por un cliente varón. “Es una estadística triste que refleja la realidad social que desgraciadamente va mucho más allá del sector del taxi”, reconoce Rodríguez. ¿Su único consuelo? “Que es una industria en la que no existe brecha salarial”.

Sin embargo, esto no impide que, según los datos de 2018, en España sólo haya un 4% de mujeres taxistas y que en el caso de Madrid sean en total 741 mujeres frente a 20.655 hombres. “La presencia de nuestra flota está en línea con la del sector en su conjunto”, asiente Rodríguez, quien, no obstante, no ofrece datos concretos de cuántas féminas conforman su flota. Y, es más, añade: “La diferencia en número no va a cambiar radicalmente en los próximos años porque los procesos de renovación de conductores y licencias son muy paulatinos, así que nuestro esfuerzo está más centrado en garantizar la sensibilización del sector y la plena integración de las mujeres que ya están en él”.

Por eso, el director general de Free Now España insiste en que uno de los datos más reveladores del Observatorio de la Mujer Taxista que ha impulsado la aplicación es que “el 87% de las mujeres se siente aceptada e integrada por sus compañeros”. Sin embargo, dicha encuesta está respondida tanto por hombres como por mujeres. Y cabe recordar que el 96% de los taxistas en España son varones, y dicha cifra está en línea con este servicio, según las palabras de Rodríguez.

Sea como fuere, y más allá de esta problemática, en Free Now tienen claro que el corto plazo los objetivos son claros: “Conseguir una recuperación de los niveles de la actividad previos a la pandemia lo antes posible” y “electrificar la flota”. Un reto que entienden como “ambicioso”, pero para el que, sentencian, “estamos manos a la obra”.

- Advertisement -spot_img
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -
- Publicidad -

Stay Connected

16,985FansMe gusta
2,458SeguidoresSeguir
61,453suscriptoresSuscribirte

Must Read

- Publicidad -spot_img

Related News

- Advertisement -spot_img