Por Guillermo González, Regulatory Affairs Manager Hygiene & Home Iberia.

Para todos los que vivimos del turismo sabemos que nuestro sector es la mejor baza con la que cuenta España para redistribuir riqueza, reactivar la industria y salir lo antes posible de la crisis sanitaria y económica. Este verano será decisivo ya que será el punto de inflexión que marcará el inicio de esa recuperación positiva moderada.

Hay varios factores que nos invitan a ser optimistas. En primer lugar, todos estamos esperanzados con mantener el actual ritmo en la campaña de vacunación y llegar a un objetivo elevado de población vacunada antes del verano.

En segundo lugar, para lograr esta reactivación es fundamental contar con un marco común de actuación. Trabajar en fórmulas como el certificado verde digital que sirvan para ir levantando las restricciones, de manera armonizada, y devolver la confianza a los clientes.

Sin embargo, cualquier crisis es una oportunidad. Quizá esta nos permita desestacionalizar el sector y alejarnos del turismo de masas y, además, impulsar la internacionalización de España. En Iberia apostamos por abrimos a nuevos mercados y por captar un turismo sostenible y de calidad y, en este sentido, los vuelos de largo radio serán clave.

Debemos pensar también en el largo plazo. La reconversión de nuestro sector lo que exige, necesariamente, es fortalecer el Hub de Madrid como puerta de entrada a Europa. Ya somos una referencia en América Latina, pero debemos serlo más en Norteamérica y Asia para posicionarnos. Junto con otros partners, hemos presentado el programa NextGeneration EU de los fondos europeos. Hemos vuelto a reivindicar la llegada del AVE a la T4 porque es clave, primero, para ser más sostenibles y ahorrar 112kt de CO2 al año; y segundo, para ofrecer mejor experiencia de viaje a los clientes. Queremos devolver a España a los primeros puestos entre las potencias turísticas.