sábado 11 • septiembre 2021
25.8 C
Madrid
sábado 6 septiembre 2021
- Publicidad -

María López, jugadora de la Selección Española de Hockey Hierba: “Necesitamos que los medios apoyen al deporte femenino y sean su altavoz”

- Advertisement -spot_img

“Holanda está a años luz a nivel de reconocimiento y valoración

Las “Red Sticks” consiguieron diploma olímpico en los pasados Juegos, y, entre sus logros, fueron medalla de bronce en los Mundiales de Londres 2018 y en el Europeo de Amberes en 2019. Estas Olimpiadas van a ser distintas e irrepetibles, indudablemente, pero, también, de las más emocionantes jamás vividas. El jueves 23 de julio comenzará Tokio 2020 que puede ser la vuelta a la normalidad. Así lo define María López, jugadora de la Selección Española de Hockey Hierba, que asegura que nos ayudará a evadirnos de este año y medio horrible.

Unos Juegos en pandemia

La jugadora asturiana de 31 años es licenciada en Administración y Dirección de Empresas y ha compaginado durante años su carrera empresarial con su vida deportiva. Sus logros internacionales, perseverancia y esfuerzo la llevaron a disputar en 2017 la “Hoofdklasse”, la liga holandesa de hockey hierba, una de las mejores del mundo. En Países Bajos, el hockey está muy lejos de ser deporte minoritario.

López afirma que, a nivel de reconocimiento y valoración, sin duda, Países Bajos está a años luz de España. “Necesitamos que los medios de comunicación nos apoyen y sean nuestro altavoz’, afirma la capitana. En su opinión, la comunicación es uno de los pasos en España para lograr mayor visibilidad, sobre todo, al deporte femenino y al minoritario, que sea más accesible ver sus partidos. “Sí que considero que queda mucho por hacer”, señala López.

A pesar de venir recientemente de un cuarto puesto en el Campeonato de Europa de Ámsterdam, la capitana cree rotundamente que se aprende más de las derrotas y que esto fortalecerá a las “Red Sticks” de cara a la cita de Tokio. “Todo el público es extranjero, sin familiares o amigos, se va a notar”, destaca. López comenta que lo que uno de los motivos principales de por qué estos Juegos son diferentes es porque faltará la presencia de los suyos. La Covid-19 obliga a medidas severas que han permanecido durante toda la temporada.

No obstante, dentro de todas las adversidades, la jugadora se muestra sorprendida de lo bien que ha resultado la temporada en este sentido. “No confiaba en que saliese bien”, asegura. La liga de hockey hierba ha continuado sin complicaciones y también se ha podido disputar la Copa de la Reina y la “Final Four”. Es un deporte al aire libre, y eso es un punto a su favor. Salvo algún partido pospuesto por contactos estrechos, la liga ha salido adelante.

Los patrocinios y el material

La crisis pandémica ha afectado a todos, y también a los patrocinadores. La capitana comenta como el coronavirus hizo que se detuviera temporalmente la labor de algunos de ellos. “Tenía algunas acciones con una marca bastante potente que duraba hasta final de 2020 y se paralizó en marzo”, según explica. Sin embargo, la mayoría del patrocinio ha seguido adelante, confiando y apoyando a los deportistas, además de que los Juegos Olímpicos permiten que se reanude su actividad. María López es embajadora de proyectos como SomosDAN, que otorga oportunidades al deportista para que las empresas y los patrocinadores los encuentren más fácilmente. En su caso, su participación en la liga holandesa hizo que las marcas la valorasen más.

La Federación y los clubes son un gran soporte económico para las jugadoras de hockey hierba. Tanto a nivel de club, lo paga el propio club, como a nivel Selección, que se encarga de todo la Federación. Las jugadoras no se costean ni desplazamientos ni alojamientos, y el material deportivo se lo suelen administrar gratis los patrocinios. Esto proporciona un alivio económico de material que, según comenta López, es caro. “Probablemente usemos dos o tres palos al año, los cuales cuestan entre 200 y 350 euros. Imagina el gasto que haríamos de media al año solo en palos”, destaca. A los sticks hay que añadirle las zapatillas de hockey, que son especiales -entre 70 y 120 euros-; las espinilleras; el protector bucal; la ropa deportiva y los guantes, al final todo sumado es costoso. “Nosotras, por suerte, no tenemos que pagar absolutamente nada”.

- Advertisement -spot_img
- Publicidad -
- Publicidad -
- Advertisement -spot_img