jueves 09 • septiembre 2021
23.9 C
Madrid
jueves 4 septiembre 2021
- Publicidad -

Aptitudes, liderazgo y pasión, los valores que busca Lanzadera entre miles de emprendedores

- Advertisement -spot_img

Capital habla con Javier Jiménez, director general de esta aceleradora que recibe anualmente unas 4.000 solicitudes de startups para acceder a sus programas

Pensar en Juan Roig es pensar en Mercadona, en productos de consumo, en la marca líder del sector, según el ranking ‘El estado de la distribución en España’ que publica Kantar en relación a las ventas de los supermercados en España. Y es que, triplicando a Carrefour, que se encuentra en segunda posición, la compañía de este empresario valenciano lidera en esta área retail con un 24,8% de la cuota de mercado. Sin embargo, sus proyectos van más allá.

Uno de ellos es Lanzadera, una aceleradora que busca apoyar ideas emprendedoras desde su nacimiento hasta su consolidación. Esta iniciativa se encuentra dentro de Marina de Empresas, el ecosistema creado por el empresario valenciano y que aúna la escuela de empresarios EDEM y la inversora Angels. Todo un conglomerado empresarial que oferta muchas oportunidades para aquellos que cumplan los requisitos y que puede suponer un acelerón a su aventura empresarial.

Así lo afirma el propio Jiménez, quien destaca a Capital que el objetivo de Lanzadera es “apoyar a líderes emprendedores”. Para ello, generan “las condiciones necesarias para contribuir a que puedan crear empresas eficientes y aportar valor a la sociedad implantando un modelo empresarial sólido”. La cuestión es cómo poder hacerlo y qué tipo de requisitos son los necesarios para poder optar a esta especie de beca de la que ya se han beneficiado “más de 800 startups de todos los sectores”.

“Tenemos una premisa muy clara y es la poner el foco en las personas. El emprendedor es el motor de la empresa y sus aptitudes, su capacidad de liderazgo y la pasión que le ponga son mucho más determinantes para el éxito de la empresa que la propia idea”, argumenta el director general de esta empresa, quien confiesa que a Lanzadera se acercan proyectos de todo tipo.

“En Lanzadera puedes encontrar desde startups que ofrecen servicios en la nube, hasta apps que hacen control de pacientes en remoto, pasando por emprendedores que fabrican camisas con tejidos inteligentes, zapatillas o maquillaje. Hay de todo y en diferentes grados de madurez”, afirma. Ahí es donde éste encuentra una de las grandes claves: “La convivencia de perfiles tan diferentes hace que se generen entre ellos muchas sinergias”.

Tanto es así, que en las tres oportunidades que disponen estos para acceder a los programas de Lanzadera –enero, mayo y septiembre– acumulan “más de 4.000 solicitudes”. Una cifra nada desdeñable y que Jiménez reconoce que se ha incrementado a partir de la pandemia.

“Sectores como la restauración o el turismo lo están teniendo complicado y nosotros hemos redoblado esfuerzos para apoyar a todos más que nunca”, apunta éste, quien confiesa que “también hemos notado un aumento en las startups dedicadas al sector salud”. De hecho, añade el director general de Lanzadera, “hemos desarrollado un hub de innovación en salud mediante el cual grandes corporaciones del sector plantean retos a las startups para que desarrollen proyectos innovadores”.

Pero, ¿hasta qué punto reciben ayuda estas ideas y cuánto de altruista hay en las tareas de esta aceleradora impulsada por el fundador de Mercadona? “Ofrecemos financiación a las startups de préstamos participativos convertibles –salvo para la fase Start que es para empresas incipientes y en la que que se entregan 4.000€ a fondo perdido– que se otorgan en función del cumplimiento de una serie de hitos, que se pactan previamente con el emprendedor, sin avales, ni garantías personales y tienen un 0% de interés”, argumenta Jiménez.

En términos generales, una media de “entre 50.000 y 500.000 euros en función de la fase de aceleración en que esté cada una (Traction, Growth o Scale)”. Asimismo, apunta Jiménez, “la devolución de los préstamos está programada con dos años de carencia y tres años de repago en cuotas ascendentes del total prestado”.

Para llegar hasta el punto de aceptación del proyecto, Lanzadera cuenta con “un equipo de scouting que se encarga de recibir las aplicaciones a través de la web”. Según cuenta Jiménez, “manejan un gran volumen de solicitudes, y, tras el análisis de todas ellas, viene un intenso trabajo de selección en el que se entrevista a muchísimos emprendedores”, y, “antes de la selección final tiene lugar, en nuestras instalaciones, una jornada de preaceleración en la que podemos tratar personalmente a los emprendedores para conocerlos mejor”. El fin último es convertir el proceso en un camino “de selección muy humano y buscando al máximo conocer mejor al emprendedor”.

En este recorrido también conocen sus debilidades, como suele ser “saber vender”. Así lo apunta el director general de Lanzadera, quien cree que “generalmente requieren ayuda para organizar el crecimiento, aumentar las ventas y a desarrollarse de una forma escalable”, pero los perfiles “más técnicos, que han sido capaces de desarrollar un buen producto, necesitan mentorización y asesoramiento para saberlo vender”.

Y esto en la era de la imagen, del marketing, donde las empresas en los últimos años se han concienciado masivamente de que su marca va más allá del entorno cercano y dar una buena impresión exterior es vital para el buen funcionamiento y crecimiento de la misma. Y no sólo eso. También son conscientes de la importancia de una de las palabras clave este 2021: innovación.

“Las startups en general son muy innovadoras. Incluso tratándose de sectores tradicionales son capaces de revolucionar las cosas con su mirada nueva”, señala Jiménez. Y añade: “Muchas veces no se trata de inventar, sino de reorientar el producto o el servicio que ya existe a las nuevas necesidades de la sociedad y, para eso, una startup es muy ágil”.

Algo así fue lo que debió pensar Juan Roig cuando decidió reorientar también su trayectoria profesional para “poner al alcance del emprendedor el modelo de gestión de Calidad Total que ha desarrollado a lo largo de su experiencia al frente de Mercadona”. Éste, argumenta Jiménez, “es uno de los grandes aprendizajes a los que los emprendedores de Lanzadera tienen acceso”, e incluso “el propio Juan Roig imparte sesiones formativas directamente a los emprendedores”.

De Mercadona a Lanzadera

Él mismo fue uno de ellos. Y es que el actual director general de Lanzadera trabajó como jefe de compras en Mercadona durante dieciséis años para posteriormente asumir el cargo de responsable en la División Financiera de la compañía durante su última etapa. Entonces cambió todo.

“Desde su creación estoy al frente de Lanzadera y puedo decir que es un reto muy gratificante” porque “estamos constantemente reinventándonos y probando nuevas fórmulas con el objetivo de cumplir nuestra misión de crear y hacer crecer empresas de manera sostenible”.  De hecho, esta aceleradora ha contado desde su creación con un presupuesto de 15 millones de euros con los que impulsar alrededor de 400 proyectos y generar unos 1.000 puestos de trabajo en España.

Todo ello en un momento crítico para muchas empresas en este país puesto que al tiempo que muchas nacen, otras también se disuelven. Así lo apuntan los datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE), que señalan que el pasado mes de junio en España se constituyeron 9.554 sociedades mercantiles, mientras que 1.570 tuvieron que disolverse.

Estas, especialmente pertenecientes a sectores como el comercio y la construcción, desaparecieron en un 78,3% de los casos de manera voluntaria, un 5,4% por fusión y el restante 16,3% por otras causas. Que estos finales pudiesen haberse obviado es difícil de predecir sin conocer las circunstancias individuales, pero desde Lanzadera Javier Jiménez tiene claro que hay que ser positivos.

“Hay mucho talento y actitud emprendedora en nuestro país y confiamos en que vaya aumentando con los años, de manera que estos emprendedores sean capaces de generar puestos de trabajo y riqueza en su entorno”, señala el responsable de esta aceleradora cuyo objetivo es apoyar precisamente a que eso suceda. Un proyecto “independiente de Mercadona”, remarca el entrevistado, con las enseñanzas de uno de los empresarios más exitosos del país. Acabar siendo la tercera fortuna más importante del país será otro narrar.

- Advertisement -spot_img
- Publicidad -
- Publicidad -
- Advertisement -spot_img