miércoles 08 • diciembre 2021

Capital Partners

Porsche • Chocrón • Adyen • Correos

- Advertisement -spot_img

Abriqot democratiza la vivienda de lujo

Abriqot aplica conceptos de la economía colaborativa y la propiedad fraccionada al sector inmobiliario y abre la vivienda de lujo a personas con un nivel económico no necesariamente elevado

La democratización de la vivienda de lujo es la base del modelo de negocio de Abriqot y ha dejado de ser una utopía para convertirse en realidad. Este nuevo proyecto, en forma de startup, continúa en auge y empieza a dar sus frutos en España. Según explica la compañía, “se trata de un novedoso concepto que introduce la Economía Colaborativa y la Propiedad Fraccionada en la segunda vivienda de lujo en España para que personas, no necesariamente con un poder adquisitivo muy alto, puedan comprar y disfrutar de casas de alta calidad en sus segundos destinos habituales, tanto en costa como en montaña”.

Y añaden que “el modelo de negocio nada tiene que ver con multipropiedad, clubes vacacionales de destino, u otras alternativas. Los propietarios compran un activo inmobiliario y pueden disfrutar de su residencia con total flexibilidad, y con la garantía de que cuando lleguen esté todo perfecto, ya que Abriqot se encarga también de la gestión y mantenimiento, lo que significa para los propietarios evitar muchas preocupaciones”.

Esto se traduce en más posibilidades para los clientes, mejores condiciones y precios inferiores a los que encontrarían habitualmente a la hora de comprar viviendas destinadas a personas o familias con elevado poder adquisitivo.

Compra fraccionada de vivienda

Para entender esta startup, es necesario comprender en qué consiste la compra fraccionada, entendida como el pilar fundamental en el que se basa el negocio. Carter Nicholas, CEO de Abriqot apunta que, “al final, lo que queremos es que los propietarios sean dueños de la vivienda. Eso ha de llevarse a cabo a través de una sociedad civil, que permite que varias personas se adueñen de una propiedad sin tener que generar ingresos como si fueran una sociedad mercantil”.

Carter Nicholas, CEO de Abriqot

Nicholas añade que “cuando aparece gente interesada en adquirir alguna de las casas que promocionamos, formamos una sociedad civil, que es la que compra la vivienda, y luego cada uno compra sus acciones dentro esa sociedad. En este sentido, la titularidad de la propiedad correspondería también a la sociedad civil”.

Además, dentro de una sociedad civil, es necesario que exista una figura neutral que gestione y administre la sociedad. Es ahí cuando aparece Abriqot como gestora y administradora de la propiedad, definiendo horarios de reservas y poniéndolo todo a punto para que los propietarios estén satisfechos con el servicio y no tengan que preocuparse de nada.

Abriqot divide su catálogo de productos en tres opciones: las grandes ciudades, los lugares de campo o de fin de semana (gente que vive en una gran ciudad y busca desconexión, pero que no le interesa desplazarse a un sitio muy lejano), y lugares de costa o montaña (lugares que comprenden un interés tanto nacional como internacional). Las opciones más solicitadas son, en este caso, las grandes ciudades y los lugares costeros.

Para poder realizar la adquisición de la vivienda, es necesario un mínimo de dos personas, o un máximo de ocho que decidan emprender juntos la inversión inmobiliaria. Se elabora un contrato en el que se determinan los aspectos principales de acuerdo, donde el comprador se compromete a cuidar de la propiedad como si fuera suya, y donde quedará reflejado el sistema de reservas para poder determinar las fechas en la cuales cada uno podrá tener acceso a la casa.

Cada propietario puede vender su parte de la vivienda, es decir, sus acciones. Pero lo que no se puede hacer es hipotecar la vivienda, ya que a través de una sociedad civil no puede realizarse este trámite. Una opción que sí está permitido a las sociedades civiles es la financiación de la vivienda.

Abriqot ha venido para quedarse, con el objetivo además de expandirse a otros países como Francia e Italia, donde ya está comenzando a promocionar su startup.

- Advertisement -spot_img
- Publicidad -
spot_img

Stay Connected

16,985FansMe gusta
2,458SeguidoresSeguir
61,453suscriptoresSuscribirte

Must Read

A fondo

Suscríbete a nuestra Newsletter

- Advertisement -spot_img