sábado 27 • noviembre 2021

Capital Partners

Porsche • Chocrón • Adyen • Correos

- publicidad -
- Advertisement -spot_img

El BCE y la FED ven “muy improbables” las subidas de tipos de interés en 2022

La presidenta del Banco Central Europeo cree que las expectativas de inflación a medio plazo son “moderadas”

La presidenta del Banco Central Europeo (BCE), Christine Lagarde, ha redoblado sus esfuerzos para tratar de espantar los temores del mercado respecto de un cambio de postura en la política de la institución en respuesta a la inflación al asegurar que es “muy improbable” que el próximo año se cumplan las condiciones necesarias para subir los tipos de interés.

En un discurso pronunciado en Lisboa, la banquera central de la zona euro ha señalado el alza de las últimas semanas de los tipos de interés de mercado, principalmente como resultado de una mayor incertidumbre sobre las perspectivas de inflación, el efecto contagio desde el exterior a las expectativas de tipos de interés en la eurozona y algunas dudas sobre la calibración de las compras de activos del BCE tras la pandemia.

“A pesar del actual aumento de la inflación, las perspectivas de inflación a medio plazo siguen siendo moderadas, por lo que es muy improbable que se cumplan las condiciones el próximo año”, ha indicado Lagarde en referencia a las tres condiciones incluidas en la orientación sobre política monetaria del BCE para acometer subidas de tipos.

El Consejo de Gobierno del BCE indicó en su último comunicado sobre política monetaria que en apoyo de su objetivo simétrico de inflación del 2% y en línea con su estrategia monetaria, espera que los tipos de interés oficiales del BCE continúen en sus niveles actuales, o en niveles inferiores.

El objetivo del 2%, más flexible

Al menos, hasta que observe que la inflación se sitúa en el 2% bastante antes del final de su horizonte de proyección y de forma duradera en el resto de dicho horizonte, y considere que el progreso realizado de la inflación subyacente está suficientemente avanzado para ser compatible con una estabilización de la inflación en el 2% a medio plazo.

Asimismo, con respecto de las compras de activos, Lagarde confirmó que el BCE anunciará en diciembre sus intenciones sobre la recalibración de sus programas, incluido el PEPP, el plan de emergencia contra la pandemia, cuyo final, en principio, está previsto para el próximo mes de marzo.

“En cuanto a la calibración de las compras de bonos en un mundo pospandémico, anunciaremos nuestras intenciones en diciembre”, ha señalado Lagarde, para quien, incluso después de la emergencia pandémica, seguirá siendo importante que la política monetaria respalde la recuperación y el retorno sostenible de la inflación a la meta del 2%.

“Un endurecimiento indebido de las condiciones de financiación no es deseable en un momento en que el poder adquisitivo ya está siendo reducido por unas facturas de energía y combustible más altas, y representaría un viento en contra injustificado para la recuperación”, ha añadido.

La FED rebaja las expectativas

El presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed), Jerome Powell, ha enfriado las expectativas de que se produzca una subida de tipos a corto plazo como consecuencia de la retirada de estímulos que este miércoles ha decidido iniciar el instituto emisor.

En la rueda de prensa posterior a la reunión del Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC, por sus siglas en inglés), el organismo de la Fed encargado de decidir la política monetaria, Powell ha subrayado que el público no debería relacionar sus dos principales herramientas monetarias.

“Nuestra decisión de iniciar el ‘tapering’ de nuestras compras de activos no implica ninguna señal directa sobre nuestra política de tipos de interés”, ha indicado el banquero central.

Este miércoles, Powell ha comunicado el plan de la Fed para comenzar a retirar estímulos. Durante los próximos meses, la Fed reducirá en 15.000 millones de dólares sus compras netas, desde los 120.000 millones que venía comprando desde hace varios meses. De esa cifra, las reducciones mensuales serán de 10.000 millones en las compras de bonos del Gobierno y de 5.000 millones en las compras de titulizaciones hipotecarias.

En cualquier caso, el banquero central ha argumentado que si cambian las perspectivas económicas y la Fed ve necesario subir tipos, lo hará. “Seremos pacientes, pero no titubearemos”, ha indicado Powell.

Con respecto a la inflación, el presidente de la Fed ha mantenido su postura de que los incrementos de precios se deben a factores transitorios y provocados por los desajustes de la pandemia. Además, ha explicado que las herramientas de la Fed no pueden solucionar los problemas de oferta.

- Advertisement -spot_img
- Publicidad -
- Publicidad -

Stay Connected

16,985FansMe gusta
2,458SeguidoresSeguir
61,453suscriptoresSuscribirte

Must Read

A fondo

Suscríbete a nuestra Newsletter

- Advertisement -spot_img