domingo 03 • julio 2022

Capital Partners

Porsche • Chocrón • Adyen • Correos

- Advertisement -spot_img

Los buenos propósitos para 2022, el año para la recuperación económica española

Los fondos Next Generation EU, la mejora de la situación sanitaria, la corrección de la inflación o el final de la crisis de suministros forman parte de la nueva realidad del año que empieza

Si algo nos ha enseñado este 2021 y el pasado 2020 es a mirar al futuro con los pies en la tierra y a vivir el presente. Pensar a largo plazo se ha convertido en algo más relacionado con los objetivos políticos o con los planes de desarrollo, pero en la práctica, la principal preocupación es saber qué nos deparará este nuevo año y si España comenzará en la senda de la recuperación económica.

Ahora, también en el ámbito económico, hacer pronósticos y trazar patrones sobre el futuro es cada vez más complicado. A pesar de la incertidumbre provocada por la Covid-19, es posible hacer una pequeña reflexión sobre qué asuntos económicos determinarán el rumbo de este 2022.

Tal y como se detalla en el informe “España 2022. Un año por delante”, publicado por EY Insights, el área de estudios y contenidos de EY, la evolución de la pandemia, el impacto de la geoestrategia en la política económica global, el avance del comercio internacional, el despliegue del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, la orientación de la política monetaria y fiscal y la ejecución de reformas estructurales, junto con las tendencias sectoriales y las grandes disrupciones transversales como la transformación digital y la transición ecológica, marcarán la realidad que viviremos en 2022.

Geoestrategia y política económica global

La política económica a nivel mundial se encuentra en un periodo de profundos cambios, tal y como puede verse con los diferentes planes de estímulo que se están implementando en países como España o los de su entorno. Así lo explica Manuel Muñiz, rector internacional de IE University y decano de la IE School of Global al Public Affairs.

La tendencia económica global gira en torno a construir una sociedad más equitativa y resiliente y, en este año que empieza, los países tratarán de corregir, a corto plazo, los efectos de la pandemia y a disminuir la brecha social y económica existente entre los países occidentales y el resto del mundo.

“Bien diseñados e implementados, los programas de gasto público pueden producir un incremento del potencial de crecimiento de las economías avanzadas, generar empleo de calidad y acelerar la transición a una economía verde. Si esto es así, y si en el proceso se cierran las enormes brechas sociales que se han abierto en las últimas décadas, esta época se recordará como una de aciertos. Tenemos, por lo tanto, una oportunidad histórica en nuestras manos”, añade Manuel Muñiz.

Comercio internacional, materias primas y energía

El encarecimiento de la energía y el desajuste de las cadenas de suministro mundiales causaron un inesperado retorno de la inflación, aún vigente, acompañada de un crecimiento económico inferior al esperado. Si esta tendencia continuase y se prolongase el ciclo alcista de costes, no solo frenaría la recuperación, sino que además, la política macroeconómica sería más complicada de manejas y, con ello, las condiciones de financiación para España se endurecerían.

Raymond Torres, director de Coyuntura y Análisis Internacional de Funcas, explica que todavía es pronto para presagiar la resorción de los cuellos de botellas o una inversión de la espiral de costes energéticos. “Algunos de los principales problemas de abastecimiento empiezan a resolverse, fruto de la recomposición de las cadenas de suministro. Sin embargo, en otros casos como los componentes electrónicos y sobre todo la energía, los fenómenos de escasez persistirán durante buena parte de 2022”.

Fondos europeos: NextGeneration EU

Los efectos económicos y sociales de la Covid-19 han provocado que Europa tenga que dar respuesta a la necesidad de un instrumento de apoyo fiscal conjunto para todo el territorio europeo. Por ello, en julio de 2020, se creó el fondo NexGenerationEU, que dotará con 750.000 millones de euros a los Estados Miembros, actuando como un mecanismo redistributivo.

Sobre los efectos de los fondos europeos en el territorio nacional, Paz Guzmán, consejera económica de la Representación de la Comisión Europea en España y miembro de la Task Force Recovery and Resilience, contempla que este año será determinante y que, si España cumple con los 178 hitos y objetivos ligados a las reformas e inversiones comprometidas entre 2021 y 2022, culminaría el año con el 43% de los hitos y objetivos del Plan de Recuperación y Resiliencia.

Política monetaria post Covid-19

La inflación ha sufrido un repunte más notable de lo esperado en este pasado año. En el área del euro, y también en nuestro país, tal y como detalla Óscar Arce, director general de Economía y Estadística del Banco de España y director general de Economía del BCE, la inflación ha aumentado de forma casi ininterrumpida a lo largo del 2021. El aumento en España entre febrero y noviembre ha pasado del -0,1% al 5,5%, datos que no se vivían desde 1992.

“De cara a 2022, cabe esperar que, a medida que la oferta se vaya adaptando a la demanda existente, se corrijan algunos de los aumentos de los costes observados”. Por otro lado, aclara que el BCE no prevé subir sus tipos de interés hasta que la inflación se sitúe en el 2% en la segunda mitad de su horizonte de proyección y hasta que la inflación subyacente haya progresado lo suficiente.

Política fiscal, gasto e ingresos públicos

“El Gobierno prevé una recuperación rápida que nos devolverá en dos años a los niveles de producción pre-pandemia, con crecimientos de entre el 6 y el 7% tanto durante el año 2021, como en 2022”, explica el director ejecutivo de la Fundación de Estudios de Economía Aplicada (FEDEA), Ángel de la Fuente.

De entre sus previsiones, destaca la reducción del déficit presupuestario a la mitad y la ratio entre deuda y PIB en cinco puntos porcentuales. “Aun así, el déficit estructural aumentaría en 7 décimas entre 2020 y 2022 y la ratio de deuda pública sobre PIB estaría en un preocupante 1,15%”.

Mercado de trabajo y sistema de pensiones

Las previsiones laborales para el 2022 son algo mejores que las del pasado año. Todo apunta a una mejora del mercado de trabajo en España y se estima que podría recuperar los niveles de actividad anteriores a la pandemia a finales de este año.

Rafael Doménech, responsable de Análisis Económico BBVA Research, explica que las previsiones apuntan a que el empleo EPA aumentará en un 3,2% en 2022 y que la tasa de paro disminuirá al 14%. Todo ello, contando con un escenario de mejora en la situación sanitaria, en el que los fondos europeos surcan efecto y los precios de la energía y de los cuellos de botella se estabilicen.

Mercados financieros

En palabras de Ignacio de la Torre, economista jefe de Arcano, “no es de extrañar que los inversores canalicen sus fondos hacia activos privados”, ya que nos encontramos en un mundo en el que, si se mantiene el dinero en liquidez, cada año se perdería su equivalente a la inflación y, si se mantuviera en bonos soberanos, la rentabilidad que se obtendría sería, casi siempre, inferior a la inflación, por lo que se perdería el diferencial, conocido como “tipo real negativo”.

Por ello, la literatura académica muestra que se suelen generar entre un 2% y un 3% mayor de rentabilidad que sus homólogos cotizados. Dicha diferencia puede marcar la frontera entre un tipo real positivo o negativo, explica Ignacio, o dicho de otra forma, “ganar o perder dinero”.

Turismo e industria

En el caso del turismo, para hablar de recuperación, será determinante la evolución de la crisis sanitaria, así como la reducción de las restricciones de movilidad internacional y la demanda embalsada. Todo ello podría favorecer que, a finales de este año, este sector contara con un nivel de actividad solo un 20% inferior a los alcanzados antes de la pandemia.

Como afirma la economista jefe de Singular Bank, Alicia Coronil Jónsson, la crisis global del coronavirus ha puesto de manifiesto no sólo la mayor resiliencia de las economías en las que la industria tiene un mayor protagonismo, sino también la escasa diversificación de las cadenas de valor mundiales. Especialmente en el suministro de productos y componentes de carácter estratégico. “De ahí que se haya acelerado un fenómeno definido como ‘glocalización’, es decir, la adaptación de los patrones globales a las condiciones locales.

La empresa en 2022

La irrupción de la pandemia ha puesto de manifiesto la necesidad de aumentar la digitalización de los procesos en las empresas para poder mejorar su competitividad y, con ella, sus beneficios. Mercedes Pizarro, directora de Economía del Círculo de Empresarios añade que en este año, las empresas deben aplicarse a la hora de incrementar su competitividad, digitalizando sus procesos, avanzando en la innovación de sus productos y servicios y reforzando sus capacidades financieras y operativas, así como sus cadenas de suministro y logística.

Además, no se puede dejar de lado el creciente compromiso empresarial con la sostenibilidad medioambiental, los desafíos sociales y los valores de las nuevas generaciones de consumidores. “Sin duda, algo que las empresas españolas requieren para encarar la recuperación económica y su futuro, es ganar tamaño”.

- Advertisement -spot_img

Stay Connected

Must Read

A fondo

Suscríbete a nuestra Newsletter