viernes 20 • mayo 2022

Capital Partners

Porsche • Chocrón • Adyen • Correos

- Advertisement -spot_img

Super Bowl 2022: las claves del mayor evento deportivo (y publicitario) del año

La Super Bowl 2022 romperá todos los records de los precios de los anuncios: más de 6 millones de euros por 30 segundos

La Super Bowl 2022 tendrá una nueva final para la historia de la NFL: Los Ángeles Rams y los Cincinnati Bengals se enfrentarán la madrugada del 13 al 14 de febrero, en un partido que en Estados Unidos retransmitirá la NBC y en España se podrá disfrutar a través de Movistar. Pero no solo es la gran fiesta del fútbol americano. Es, además, un evento muy especial para el mundo de la publicidad y el marketing.

“Los anuncios de la Super Bowl, año tras año, se han ido convirtiendo en un referente en el mundo de la publicidad porque trascienden lo que es el mensaje publicitario”, dice a Capital Miguel Pereira, presidente de la FEDE-Agencias de España y socio fundador y presidente ejecutivo de Darwin & Verne. “Son un especio al que todos los amantes de la publicidad, el deporte y, en general, el mundo de los negocios están atentos”, señala. De hecho, se ponen a la par en el nivel de expectación que las famosas actuaciones del intermedio. “Hay tanta expectación porque es un derroche de imaginación y de creatividad”, subraya.

“Partimos de la base de que el fútbol americano y, en concreto, la NFL, es el deporte más seguidos en USA entre los que forman las llamadas ‘grandes ligas’”, dice Benjamín Pelaz, experto de Roams. “Es decir, la NFL se ve muchísimo más que el béisbol (la MLB), baloncesto (NBA) o la NHL (hockey hielo)”, explica.

“Por ejemplo, la Super Bowl 2020 la vieron 96 millones de personas y las finales de la NBA, 7’5 millones. Es verdad que es un sistema diferente porque la Super Bowl es un solo partido mientras que las finales NBA pueden llegar a ser siete, pero el fútbol americano sigue el deporte estadounidense al 100%. De hecho, la noche de la Super Bowl la NBA adapta sus horarios y pone pronto los partidos para que no coincidan con el evento”.

Sin embargo, tal como explica Pelaz, las audiencias de la Super Bowl han ido cayendo paulatinamente cada año desde 2015, a excepción de 2020. “El año pasado la vieron 92 millones de espectadores, que es la cifra más baja desde 2006″, subraya. Pero, a pesar de esto, continúa siendo, tal como subraya Pereira, el evento deportivo de un solo día con más audiencia de todo el mundo, lo cual hace que el valor de los anuncios no haya hecho más que crecer.

Todo comenzó con un anuncio de Apple

“Todo este furor por los anuncios de la Superbowl comenzó en 1984 con el famoso anuncio de Apple en el que hacía referencia a la novela de George Orwell”, explica Pereira. “Fue bastante disruptivo, causó estupor y la compañía esperó a este momento porque era el evento deportivo de mayor audiencia para lanzar su campaña. A partir de ahí, las marcas se han ido apuntando y han ido construyendo, año tras año, lo que son ahora los anuncios de la Super Bowl”.

En 2021 la NBC y sus cadenas afiliadas recaudaron un total de 545 millones de euros en publicidad. “Hace 10 años se recaudaron 190, lo cual da un rasero de cuánto ha ido creciendo la importancia de estos anuncios”, señala Pereira. Además, apunta que “se espera que este año se rompan los récords de los precios de los anuncios: más de 6 millones de euros por 30 segundos de anuncio”.

Este año hay una compañía española que se anunciará en la Super Bowll: Wallbox. “Son fabricantes de puntos de carga para coches eléctricos que desembarcó en Estados Unidos el año pasado”, explica Pereira, “y este año han hecho una apuesta decidida por tener un spot publicitario en este evento”.

El descanso de la Super Bowl

“El descanso de la Super Bowl es el gran evento no deportivo que ocurre dentro de un evento deportivo”, apunta Pelaz. “Son 15 minutos de actuación musical donde han actuado los mejores artistas internacionales”, afirma. Este años, los protagonistas son artistas estadounidenses de absoluto prestigio como Snopp Dogg, Dr. Dre y Kendrick Lamar, y se les unen Eminem y Mary J. Blige.

El show del descanso que más espectadores tuvo fue en 2017 con Lady Gaga, con 150 millones de espectadores en todas las plataformas. Y, por todo esto, el propio descanso del partido es, en sí mismo, un evento publicitario. “Pepsi lleva desde 2013 siendo el patrocinador oficial del espectáculo del descanso, aunque el año pasado la empresa cervecera Anheuser Busch gastó 52 millones”, explica Pelaz.

- Advertisement -spot_img

Stay Connected

Must Read

A fondo

Suscríbete a nuestra Newsletter