miércoles 05 • octubre 2022

Capital Partners

Porsche • Chocrón • Adyen • Correos

- Advertisement -spot_img

Annabel Chaussat (Fnac): “Me he enfrentado a dos retos: ser mujer y parecer más joven”

Capital habla este 8M con Annabel Chaussat, directora general de Fnac España, sobre cómo ha tenido que enfrentarse a lo largo de su trayectoria a los hándicaps de ser mujer y tener una apariencia juvenil

Lo advirtió el padre de la Teoría de la relatividad: “Es más fácil desintegrar un átomo que un prejuicio”. Annabel Chaussat no estudió física sino empresariales, marketing y comunicación corporativa. Sin embargo, protagonizar una fulgurante carrera como ejecutiva siendo mujer, y además joven, hizo que si algo llegara a temer fuera al error y a los juicios falsos.

Mientras celebra estos días su primer aniversario como directora general de Fnac España, conversa con Capital y, con la deportividad de quien siente pasión por el baloncesto, advierte que nada nos engaña tanto como nuestro propio juicio: “En el inicio de mi carrera, me enfrenté a dos retos: ser mujer y parecer más joven. Mi primer trabajo, tras acabar mis estudios de comercio, fue en Printemps, una cadena de grandes almacenes francesa, gestionando un equipo de vendedoras. Tenía 23 años y era jefe de sector de un equipo en el que la media de edad era de 50 años. El primer día, el director de la tienda me presentó a cada una de las personas del equipo, algo lógico. Pero al darme la vuelta escuché a una vendedora comentar: ‘Mira, nos han nombrado a una bebé como director’. Creo que por mi aspecto muy juvenil podía parecer que era más joven, pero ese comentario me rompió el corazón. No sabía cómo iba a conseguir posicionarme de forma legítima. Me hizo replantearme si podía desempeñar el trabajo, si me había equivocado asumiendo esta nueva responsabilidad… Miles de preguntas en mi cabeza”.

Convencida de que donde quiera que se encuentre el prejuicio siempre nubla la verdad, Chaussat reconoce que, al principio, le fue difícil asumir su papel en la empresa: “Creo que después, las cosas se recolocaron y entendí que mi posición era la de apoyar, dar energía y sentido. A lo largo de mi carrera, he mantenido esa filosofía. Creo que muchas cosas, aun cuando parecen más difíciles, se pueden solucionar y afrontar con energía si realmente creemos que podemos hacerlo, y más en equipo. Y, con respecto al sentido, porque lo importante es compartir y el por qué y la forma en la que se toman las decisiones. Si somos además legibles, transparentes, es mucho más fácil para el equipo proponer y afrontar las decisiones que se toman porque entiende el proceso de decisión y conoce cómo piensas y cómo puedes reaccionar”.

Seguridad y estrategia. Inspirar a los demás a ilusionarse, aprender y hacer más, afianzó su liderazgo. El mismo con el que soñaba alcanzar cuando era una niña apasionada por el deporte: “De mayor quería ser campeona de baloncesto. Jugaba en la liga regional y me encantaba el espíritu de equipo. Como pasa en otras muchas disciplinas deportivas, el éxito depende tanto de los talentos como de practicar las tácticas en grupo y saber aprovechar las oportunidades del juego. Es, a la vez, mucho trabajo de fondo a nivel técnico y estratégico, y combinación de inteligencia y rapidez para poder aplicarlas al instante. Creo que la empresa y el deporte en equipo tienen cosas similares. Me gusta unir organización y creatividad, es un mix muy potente. En el grupo Fnac lo llamamos ‘todos líderes’ para que cada compañero pueda proponer ideas e iniciativas que forman parte de nuestra estrategia”.

Dar ejemplo es la principal manera de influir sobre los demás. En el camino de la igualdad de género, la CEO francesa insiste en la necesidad de poner en valor a referentes femeninos. Ella también los tiene: “Admiro mucho a Christine Lagarde. Su carrera internacional es increíble. De uno de los gabinetes de abogados más prestigiosos a nivel mundial a la presidencia del Banco Central Europeo afrontando unos retos espectaculares. Pero más allá de su éxito, lo que me resulta inspirador de esta mujer es su humildad y cómo la mantiene intacta: combina sus responsabilidades con el deporte diario y una vida personal y familiar equilibrada. Creo que en ese equilibrio reside la humanidad que muestra en la toma de decisiones”.

Con una determinación firme para tener éxito y apostando por la proporcionalidad, Chaussat afirma que el objetivo prioritario del Grupo Fnac Darty es combatir el techo de cristal: “Tenemos un firme compromiso por promover la igualdad profesional y la conciliación en el trabajo. Actualmente, el 48% de nuestra plantilla está compuesto por mujeres y decididamente queremos conseguir una mayor diversidad de género sobre todo en los mandos intermedios y en los puestos directivos. En ese marco de nuestra política de inclusión y diversidad, también hemos creado una red interna dedicada a la igualdad con el objetivo de apoyar a las mujeres en su liderazgo a través de la formación y la sensibilización de todos los empleados de Fnac. Por otro lado, sabemos que somos un referente en la actividad cultural del país. Nuestra pasión por la cultura nos ha convertido en un agitador e interlocutor muy importante en este ámbito desde hace casi treinta años. Existen muchas vías para emocionar. La presencial es muy importante porque la emoción no es reemplazable, pero también hay que tener en cuenta las posibilidades del algoritmo que pueden, incluso, fortalecer las relaciones. Me siento muy feliz de poder afrontar, en mi nueva etapa profesional, todos estos retos y más en un lugar como Fnac, agitador cultural por excelencia”.

- Advertisement -spot_img

Stay Connected

Must Read

A fondo

Suscríbete a nuestra Newsletter