domingo 15 • mayo 2022

Capital Partners

Porsche • Chocrón • Adyen • Correos

- Advertisement -spot_img

Fotovoltaica flotante: la nueva vía para generar energía en los embalses

“Los embalses de la península pueden ofrecer grandes superficies para la producción de electricidad fotovoltaica”, por Rafael Esteban, director general de BayWa r.e. Projects España

Rafael Esteban edited

Los próximos años serán decisivos en la lucha contra el cambio climático. Hoy en día no cabe duda de que la energía renovable es un pilar fundamental para que la transición energética tenga éxito. En este sentido, los embalses de la península pueden ofrecer grandes superficies para la producción de electricidad renovable con sistemas fotovoltaicos flotantes.

La Ley de Cambio Climático y Transición Energética del pasado mayo de 2021 establece una serie de objetivos para cumplir acuerdos internacionales y hacer frente al cambio climático. Para 2030 se espera que al menos el 74% de la generación de energía sea de origen renovable y alcanzar la neutralidad climática antes de 2050. Como consecuencia de ello, la generación de energía recaerá, cada vez más, en sistemas como la fotovoltaica o la eólica.

Esta creciente dependencia de las energías renovables aumenta además la necesidad de un mayor despliegue de estas tecnologías. En esta búsqueda de espacios para generar energía, los sistemas fotovoltaicos flotantes ofrecen una alternativa interesante para crear nuevas vías de producción eléctrica.

Las plantas fotovoltaicas flotantes existen en Asia desde hace varios años, incluso a gran escala. En la actualidad, con 320 megavatios (MWp), la mayor planta fotovoltaica se encuentra en China, al igual que las otras cinco plantas más grandes, con potencias entre 100 MWp y 150 MWp.

En Europa, esta aplicación de la energía fotovoltaica se ha llevado a cabo principalmente en los Países Bajos, donde ya se están construyendo plantas fotovoltaicas flotantes a gran escala. Además, se espera que el mercado subvencionado por el gobierno crezca hasta los 2 gigavatios (GW) en 2023.

Los proyectos fotovoltaicos flotantes en los Países Bajos también han demostrado que el rendimiento -debido al efecto de la refrigeración por agua- puede ser entre un 2 y un 3 por ciento mayor que el de los sistemas montados en tierra. Los primeros resultados de los estudios realizados por la Universidad Hanze de Ciencias Aplicadas de Groningen y la oficina de investigación Buro Bakker/ATKB, entre otros, proporcionan una visión positiva del impacto medioambiental de la energía fotovoltaica flotante. El sistema fotovoltaico protege la masa de agua de la elevada evaporación del agua y del aumento del crecimiento de las algas, especialmente en verano. Además, evita que las rachas de viento más fuertes erosionen las orillas.

Por otro lado, unos costes de producción y mantenimiento más bajos, así como una instalación y gestión más rápida en comparación con los sistemas montados en tierra, compensan los costes de inversión iniciales de los sistemas fotovoltaicos flotantes.

Gracias a sus embalses y pantanos, la fotovoltaica flotante también tiene un gran potencial en España. En la actualidad, según el Inventario de Empresas y Embalses del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, el país cuenta con más de 1.225 embalses, alguno de los cuales se encuentra en el ranking de los más grandes de Europa. Aun utilizando un pequeño porcentaje de su superficie para implantar este tipo de tecnología, el potencial de generación eléctrica en plantas flotantes es muy elevado. Eso, unido a que España con 300 días de sol al año de media es uno de los países más soleados de Europa, hace que esta combinación sea la mejor apuesta posible.

En el plano legislativo, las Administraciones Públicas están empezando a valorar esta tecnología como una alternativa válida. Por ejemplo, el Decreto Ley 14/2020, de 7 de agosto, del Consell de la Generalitat Valenciana cuenta entre sus disposiciones con la promoción de “un programa específico de fomento de las centrales fotovoltaicas flotantes en el que se deberá tener en cuenta la aportación de la central, en función de su localización y tecnología, al mejor aprovechamiento de los recursos hídricos y una gestión más eficaz y la necesidad de estos en la zona, así como que estén vinculadas al autoconsumo eléctrico”. Esto demuestra que algunos gobiernos regionales están en la senda positiva de la innovación.

En definitiva, la energía solar flotante no solo es una alternativa en esta transición energética, sino también una gran oportunidad para el crecimiento de empleo y el desarrollo de la innovación y la economía.

- Advertisement -spot_img

Stay Connected

Must Read

A fondo

Suscríbete a nuestra Newsletter