miércoles 05 • octubre 2022

Capital Partners

Porsche • Chocrón • Adyen • Correos

El transporte necesita medidas urgentes

- Advertisement -spot_img

Por si no tuviéramos suficiente con el daño que el estallido de la guerra de Ucrania está teniendo sobre la cadena de suministros y, por extensión, en la economía, la pasada semana se convocó un paro patronal.

Desde UNO Logística venimos defendiendo desde el año pasado la reivindicación que ahora se plantea de reducir el desbocado coste del combustible, pero en ningún caso las formas que se están empleando para hacer visible la crítica situación por la que atravesamos desde que estalló la pandemia.

Los profesionales de nuestro sector, que, cabe recordar, representa un 8% del PIB nacional y emplea a más de 1.100.000 personas, no están pudiendo ejercer su derecho a trabajar en muchos casos por las amenazas que reciben.

El paro está empezando a dañar la cadena de suministros en envasados, lácteos, productos de limpieza, pescado fresco, cervezas, alimentos perecederos y medicinas. Y no sólo eso. Lamentablemente está afectando a otros sectores críticos como la agricultura y la ganadería poniendo en serio riesgo cientos de empresas y miles de puestos de trabajo.

En este sentido desde UNO Logística venimos trabajando con el Ministerio del Interior y las diferentes delegaciones del Gobierno para que se garantice la seguridad de los profesionales que quieren ejercer libremente su derecho a trabajar con el único fin de asegurar el abastecimiento.

Somos un sector esencial para nuestra economía, como ya se demostró durante la pandemia. Nuestra flexibilidad y capacidad de adaptación a las circunstancias han sido claves para superar con éxito escollos como la pandemia o la congestión de los puertos en China.

La logística y el transporte necesita medidas urgentes ya. El sector se está desangrando y muchas empresas no pueden aguantar más. De hecho, algunas han decidido reeducir o parar su actividad para evitar caer en la quiebra debido al elevado precio de los combustibles.

Desde hace muchos meses llevamos pidiendo que se rebaje la presión fiscal a la que están sometidas nuestras empresas y, por el momento, no se ha actuado. Durante la última reunión se ha ofrecido una dotación presupuestaria de 500 millones, pero necesitamos saber cómo se van a distribuir estos recursos y cuándo. Así mismo, necesitamos que se incluya también a las furgonetas profesionales que se dedican al reparto.

Tampoco entendemos por qué somos el único país de la Unión Europea en el que aún no se han adoptado medidas. Otros países como Alemania, Francia, Italia, Portugal, Irlanda o Países Bajos ya han tomado decisiones.

Desde UNO exigimos que se aprueben medidas de auxilio de forma urgente. Necesitamos, rebajar la intolerable factura del combustible. Necesitamos esas medidas extraordinarias para que las empresas puedan continuar ejerciendo su actividad pese a las incertidumbres y la presión inflacionista.

- Advertisement -spot_img

Stay Connected

Must Read

A fondo

Suscríbete a nuestra Newsletter

- Advertisement -spot_img