lunes 16 • mayo 2022

Capital Partners

Porsche • Chocrón • Adyen • Correos

- Advertisement -spot_img

Asalto al Olimpo

Por José Francisco Rodríguez, presidente de Capital

JF

Desde la coalición del gobierno de España se avanza en la fase final del asalto a las instituciones independientes de nuestro Estado. Hace escasamente una semana, el Ejecutivo aprobó en el Parlamento el controvertido informe que cuestiona la legitimidad democrática de los órganos reguladores (CNMV, CNMC, Banco de España) y autoridades independientes (AIReF, Consejo de Transparencia…)  elaborado por una Comisión de Calidad Democrática, que, para sorpresa de todos, enuncia como objetivo “reforzar la imparcialidad e independencia de autoridades independientes y organismos de regulación” cuando el objetivo real es intensificar el control gubernamental en la dirección de estas instituciones que, por principio de Estado, se deben considerar autónomas.

Son ese tipo de decisiones en el Parlamento las que parecen pasar desapercibidas, pero de un calado que va mucho más allá de lo que podemos imaginar, ya que realmente suponen un cambio drástico para someter al control gubernamental la estructura económica del Estado.

Obviamente a nadie se le escapa que no deja de ser una estrategia por el control de la información, pero se omite el gravísimo error del riesgo que tiene hurtar a las empresas españolas –e incluso al propio Gobierno– de una perspectiva real de la situación económica, que, a través de estos organismos independientes, contribuyen a adoptar las acciones y medidas adecuadas para impulsar nuestra economía.

La calidad democrática de la que España, por cierto, no es precisamente adalid, vuelve a estar de actualidad y estoy convencido de que desde la Unión Europea tomarán buena nota de esta medida aprobada por el Gobierno, ya que tanto el Banco de España como la AIReF velan por la sostenibilidad de las finanzas públicas y la consolidación fiscal, además de vigilar las políticas sobre impuestos o pensiones.

¿Esta función tiene que estar controlada por el Ejecutivo? Lo cierto es que no, porque el informe sobre los organismos independientes nace en el seno de la Comisión para la auditoría de la calidad democrática, la lucha contra la corrupción y las reformas institucionales y legales. En concreto, de la Subcomisión relativa al análisis de las medidas necesarias para reforzar la imparcialidad e independencia de autoridades independientes y organismos de regulación. Vamos, todo lo contrario de lo aprobado el pasado miércoles en el Parlamento.

La AIReF no es un organismo regulador, sino supervisor, es decir, no toma decisiones ni pone sanciones, por lo que no tienen ninguna lógica someterla a ese control político.

Los organismos independientes que se han colocado bajo el escrutinio del Congreso. además de la AIReF, están la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia (CNMC), la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD), el Fondo de Reestructuración Bancaria (FROB), el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) y el Consejo de Transparencia y Buen Gobierno (CTBG).

El informe no sólo plantea limitar su independencia, sino que va más allá y propone que el Gobierno pueda incluso suprimirlos. Esto resulta incluso sorprendente por cómo se están alimentando las dudas sobre algunos de estos organismos. Un ejemplo, el INE por su publicación de datos como los del PIB, que han sido cuestionados abiertamente por el Ejecutivo; así como los datos del IPC, con los que parece hay contradicciones con los estudios próximos al Gobierno.

Necesitamos reforzar nuestros organismos independientes y aislarlos del contexto político y de “carnet”, gobierne quien gobierne, porque nuestra economía no está asilada del mundo (o al menos a eso aspiramos). Pertenecemos a un contexto global donde las magnitudes económicas y referencias deben dirigir decisiones acertadas sobre la base de la información más fiable posible para empresas e inversores, porque hacer lo contrario puede suponer una merma más de credibilidad en la economía española y, sinceramente, ahora lo que toca es precisamente generar confianza.

Como en la antigua Grecia, la palabra olimpo significa “lo más alto entre lo más alto”. Protejamos nuestro olimpo, por el futuro de todos.

- Advertisement -spot_img

Stay Connected

Must Read

A fondo

Suscríbete a nuestra Newsletter