viernes 24 • junio 2022

Capital Partners

Porsche • Chocrón • Adyen • Correos

- Advertisement -spot_img

Úrsula Mascaró: “La vida es demasiado valiosa como para estar haciendo siempre lo que quieren los demás” 

“Intento transmitir conceptos de metafísica a través del arte” 

“La búsqueda de la inspiración más grande es la búsqueda de la serenidad” 

Úrsula Mascaró ha sido diseñadora y directora artística del Grupo Mascaró entre 1985 a 2020. Ha dedicado su vida a la empresa familiar, fundada por su abuelo en 1918 y uno de los principales grupos de calzado españoles, con una producción de 520.000 pares de zapatos al año, presente en 85 países y 1.000 clientes multimarca en los cinco continentes. Tras la pandemia, Úrsula da un giro en su vida para dedicarse al arte, una de sus grandes pasiones. Y nos lo cuenta en Capital

¿Cuáles han sido los motivos para dejar a un lado la etapa de empresaria de la moda y entrar en el mundo del arte? 

Decido dejar el mundo de la empresa familiar por varios motivos. He sido la directora de arte, diseñadora, compradora de todas las tiendas del grupo Mascaró e imagen y creadora de las marcas Mascaró, Pretty Ballerinas y Ursula Mascaró durante más de 30 años. Es un trabajo que requiere mucho esfuerzo y muchas horas, muy exigente. El mundo de la moda va muy rápido, todo es para el día anterior, muchas veces tienes la sensación de no “ser suficiente”. 

Puede que no me sintiera valorada, trabajar en una empresa familiar es complicado, creo que di todo lo que pude y llegó un momento en el que sentí la necesidad de un cambio importante en mi vida. Después de la muerte de mi padre, me planteé muchas cosas. Estoy absolutamente convencida de que tomé la decisión adecuada, fue muy meditado, nada es al azar. Tenía que ser así, necesitaba ser más libre, tener más tiempo para mi vida, mi familia.  

Me sentía atrapada, era como un laberinto, tuve que meditar mucho, y al final llegamos a un acuerdo con mi hermana con la que ambas estábamos contentas. Ella se quedaba como accionista principal de la empresa, comprando todas mis acciones.  Se firmó el acuerdo en febrero del 2020, justo antes de que llegara la pandemia. 

Esos años, mi vida era una maleta en hoteles, aviones, trenes… Hong Kong, Tokio, Nueva York, Madrid, Milán, Bolonia, París, Londres… Siempre rápido, volando, necesitaba pararme. Ahora disfruto mucho de mi tiempo, soy dueña de él, puedo tomar decisiones con calma. Puedo meditar, ir más despacio, sin tanta presión. 

Siento que la vida es más valiosa, es demasiado valiosa como para estar haciendo siempre lo que quieren los demás. Siempre satisfaciendo las necesidades de “la empresa”, anteponiendo el bien de la empresa al tuyo o al de tu familia. 

La vida tenía este oasis preparado para mí y lo acepté, ahora me dedico con calma y serenidad a pintar, a pensar, a meditar, a disfrutar de momentos simples y amables con mis hijos, amigos… Es otro ritmo. 

2022 04 19 5750

Y ese frenético ritmo corporativo, ¿no se echa de menos cuando uno lo deja? 

No echo de menos la presión de la empresa. La verdad es que disfruté mucho diseñando especialmente con mis compañeros de trabajo, creando las imágenes de las tres marcas, haciendo los catálogos de las tres marcas, todos los shootings, era un reto maravilloso. Pero la presión del business (negocio) es enorme y nunca era suficiente… Siempre quieren más y más, no hay muchos halagos detrás de las cortinas, el glamour es de puertas a fuera. Dentro es trabajo, trabajo y trabajo… 

Siempre me ha gustado la pintura y siempre me he dedicado al arte como hobby. Ahora que tengo este tiempo para mí, puedo emplearlo en hacer esto que me apasiona. 

¿Cómo definirías tu pintura?  

Mi pintura no tiene un estilo que yo sepa definir. Podría catalogarla como “meta-conceptual”. Intento transmitir conceptos de metafísica a través del arte, porque desde que estudio esta disciplina entiendo muchas nociones que antes tenía erróneos. A través del arte, explico mis vivencias, mis sentimientos, mis alegrías infinitas y mi sufrimiento desesperado. Van juntos, son parte de la vida… 

En tu obra, el color juega un rol trascendental. ¿Qué mensajes transmites a través de todos los colores que utilizas? 

El color verde ácido representa las grandes dificultades que nos encontramos en la vida y la esperanza para superarlas. 

El rojo es la maternidad, el amor incondicional y verdadero, pero también representa la soledad y el dolor. 

El fucsia representa el amor terrenal, es un color cegador y embaucador que a veces no te deja ver lo negativo que hay en el amor. 

El azul refleja la serenidad, tan anhelada, aunque el mundo material exterior nos despista y nos frustra al buscarla. 

El negro es la unidad de todos los colores, es potencialidad infinita como el cosmos y a veces en la oscuridad es cuando mejor vemos. 

El rosa glitter representa el feto en el vientre materno, casi siempre positivo, pero con muchas dudas sobre si todo saldrá bien. 

El blanco es la pureza, la luz, la ingenuidad. 

¿Cuál es tu proceso de creación? 

En mi caso, lo primero es la idea. Todo lo que quiero plasmar lo veo con los ojos cerrados. Tomo apuntes, hago un boceto y después hago pruebas. Un proceso bastante lógico. Cada cuadro que he pintado lo he visto en un momento de tranquilidad, un masaje, en el mar, en yoga, meditando… Reflejo momentos de mi vida, retratos de mi vida y mis sentimientos en un lienzo, al igual que otros lo hacen a través de la música, de la poesía… 

“En los colegios se debería estudiar más filosofía, metafísica y hacer yoga” 

¿Dónde encuentras tus fuentes de inspiración? 

La búsqueda de inspiración más grande es la búsqueda de la serenidad. Lo hago a través de meditación, yoga, música, mantras… Y, principalmente, mis hijos. Es explorar en mi interior. Y las mujeres son otra de mis grandes fuentes de inspiración. Hay muchas mujeres y chicas jóvenes que me conocen, me admiran y me siguen, y lo que quiero transmitir en muchas ocasiones en mi pintura es un reconocimiento hacia ellas. 

He vivido muchas experiencias y no es todo glamour en mi vida. A través de la pintura, también explico que no todo es positivo, sino que también lloras, sufres, hay dolor… La maternidad es preciosa, pero estás muy sola. Un reconocimiento también hacia las mujeres maltratadas, al colectivo LGTBI… Cada uno puede elegir su vida, un empujón para sentirnos más libres si cabe. 

¿Qué artistas han sido la mayor influencia en tu pintura? 

En pintura me inspiran muchísimas mujeres a las cuales, además, admiro, como Camille Clodel; Frida Kalo; Sonia Delaunay; Georgia O’Keeffe; la arquitecta Zaha Hadid, la cantante Rosalía… Y me gustan mucho: Velázquez; Tintoretto; Wiliam Turner; Leonardo Da Vinci; Egon Shiele; Klimt; Kandinski; El Greco, Francis Bacon… 

¿Crees que será fácil abrirte paso en el mundo de la pintura? 

Sinceramente, no es mi mayor preocupación. No tengo ni intención ni pretensión de ser ni un Dalí, ni un Picasso. Mi arte tiene como objetivo principal comunicar, comunicar al mundo, a las mujeres… 

Es más difícil no hacer lo que sientes. Hay que dejarse llevar, porque pensamos que nosotros podemos dominar la vida, pero esto no es así. Debemos escucharnos más a nosotros mismos y escuchar más lo que la vida te regala, que te regala muchas cosas y a veces no las aceptas, no las quieres. Cuando mejor me ha ido, es cuando me he dejado llevar, porque no puedo elegirlo, no es casualidad. 

Cuando salga publicada esta entrevista, habrás celebrado tu primera exposición en Madrid, “Positivo y negativo” ¿Qué esperas de ella?  

Espero pasármelo muy bien, rodeada de amigos. No tengo ninguna expectativa, si vendo algún cuadro, perfecto, y, si no, no pasará nada. Esto es solo la semillita del camino que he elegido. No espero ningún reconocimiento, no puedes gustarle a todo el mundo.  

¿Por qué “Positivo y negativo”?  

El positivo y el negativo van siempre juntos. Son unidad, hay que aceptarlos por igual porque son los grandes maestros de la vida. Hay que aprender tanto de lo bueno como de lo malo, porque son parte por igual de la vida.  

En estos tiempos que vivimos, en los cuales todos queremos dar imagen de felicidad y que todo es perfecto, es importantísimo saber aceptar nuestra parte negativa, es la que yo ahora mismo quiero y abrazo, porque si no, no me puedo amar a mí misma.  

Según mi parecer, en los colegios se debería estudiar más filosofía, metafísica y hacer yoga. La única salida está en el interior, y se necesitan estos instrumentos para comprender, discernir, entender… 

Decía Albert Einstein que la “creatividad es la inteligencia divirtiéndose”. Imaginación; originalidad; progreso; evolución, innovación… ¿Cómo estimulas tu creatividad?  

Yo tengo que parar mi creatividad, me ha pasado siempre. Cuando diseñaba calzado, me decían “basta, basta, basta”. Este es mi primer proyecto de arte y no te puedes imaginar la cantidad de bocetos que he hecho. ¿Qué cómo la estimulo? Creo que ya está dentro de mí. 

Renovarse o morir ¿Qué consejos darías a todas aquellas personas que se encuentran en un momento de cambio en sus vidas? 

El consejo más importante que puedo dar a estas personas es que se escuchen, escucharte a ti mismo porque al final es contigo mismo con quien tienes que convivir. La vida es un momento, si te apetece hacer un cambio de vida, hazlo, no puedes escuchar a otro. Por curiosidad, vi en Instagram a una enfermera que hacía su trabajo en paliativos y contaba que el mayor arrepentimiento de los enfermos que cuidaba era que habían escuchado más a los demás y muy poco a sí mismos. Aquí está la respuesta. 

2022 04 19 5683
- Advertisement -spot_img

Stay Connected

Must Read

A fondo

Suscríbete a nuestra Newsletter