sábado 26 • noviembre 2022

Capital Partners

Porsche • Chocrón • Adyen • Correos

- Advertisement -spot_img

Proptech, ¿la revolución digital del sector inmobiliario?

Capital analiza con Sonia Bentué (Unlatch España), José Manuel Cartes (Libeen), Jack O’Grady (Colibid) los desafíos que afronta el sector inmobiliario con la llegada de las proptech

El futuro del sector inmobiliario se llama proptech, un concepto que engloba a toda empresa que aplica la tecnología para aportar valor en este mercado cada vez más consolidado. Después de Estados Unidos, España es el segundo mayor inversor del sector. De hecho, las reglas del juego del mercado inmobiliario han cambiado y las proptech se han convertido en protagonistas.

Capital comenta con Sonia Bentué, responsable y directora comercial de Unlatch España, compañía especializada en servicios de digitalización inmobiliaria; José Manuel Cartes, CEO de Libeen, proptech vinculada al #SmartHousing -modelo de alquiler con opción a compra- y Jack O’Grady, COO y co fundador de Colibid, aplicación para acceder a subastas hipotecarias; las condiciones y oportunidades a las que se enfrenta tras la pandemia el sector inmobiliario en España.

La satisfacción y exigencia del cliente

Con un cliente cada vez más exigente, ¿cómo tienen que adaptarse las empresas y profesionales para llegar a él? De lo tradicional a lo tecnológico, eso es lo que explica Sonia Bentué de Unlatch España, pues para ella, “las compañías tradicionales dejan paso a las más tecnológicas, que apuestan por un personal muy cualificado y en continua evolución”.

Adaptarse a las necesidades del cliente, que están en continuo cambio, es la realidad que exponen desde Colibid, porque hoy, “más que nunca, el consumidor está en una posición de poder gracias a la libre competencia del mercado”. Por ello, para el COO de esta compañía, Jack O’Grady, “las empresas que quieran adaptarse al cliente tienen dos opciones: adaptar su producto o servicio de forma que le ahorre tiempo a la persona o pueden mejorar la experiencia de, por ejemplo, visitar una casa o un banco de forma que sea más agradable”.

En esta misma línea, José Manuel Cartes, CEO de Libeen comenta que la única forma de llegar al consumidor, hoy en día, es comprendiendo sus necesidades y dándole soluciones.

Propuesta de valor

Para triunfar en el sector inmobiliario, “tienes que ser disruptivo porque es un sector maduro y tradicional, así que tu producto o servicio debe brindar una solución real a un problema que no se esté atendiendo”. Así lo reconocen desde Libeen, donde brindan a través del #SmartHousing nuevas oportunidades a los millennials -nacidos a partir de 1980-.

Dentro del mercado inmobiliario, la transparencia, la rapidez y la eficacia son las propuestas de valor centradas en la satisfacción del cliente. Para Bentué, la competencia en este sector debe apostar “por un modelo de vivienda altamente eficiente y con capacidad para llevar a cabo el proyecto en el menor tiempo posible y al mejor precio”.

Aunque dependiendo de la proptech varía la propuesta de valor, la base es la misma: la tecnología. Además, junto con la tecnología “se han creado productos y servicios que son imposibles de replicar por las inmobiliarias tradicionales. Eso abre un abanico mucho más grande de oportunidades inmobiliarias para los consumidores”, explica O’Grady.

Big Data y la Inteligencia Artificial

El uso del Big Data en el campo inmobiliario reduce la incertidumbre en las diferentes etapas del negocio, en la compra del terreno y a la hora de diseñar un proyecto. “A las empresas nos permite conocer la oferta y demanda de la zona, el precio medio y los ritmos de venta, y al cliente le permite saber toda la información actualizada de precios y calidades, por ejemplo”, expone Bentué.  

La Inteligencia Artificial (IA), Big Data y Deep Learning marcan el futuro inmobiliario, porque como ejemplifican desde Colibid, “en ciertas empresas se modela con precisión los precios de las propiedades en tiempo real basándose en variables como, por ejemplo, la apertura de un nuevo supermercado en una zona o el rendimiento de las escuelas locales. Además, la Deep Learning y IA pueden ayudar a predecir los cambios en el precio de los inmuebles con mayor precisión”.

Para tomar buenas decisiones desde las empresas es necesario conocer al cliente y, eso, lo saben en Libeen, pues consideran que gracias al Big Data es posible conocer cómo ha ido evolucionando este sector y, además, saber el lugar en el que los usuarios tienen más dificultad para adquirir una vivienda. Los algoritmos van más allá, según Cartes, “el Machine Learning permite pronosticar cómo evoluciona el mercado a lo largo de la geografía del país”.

Modelo proptech

“Las compañías proptech apuntan a mantener su crecimiento pese al impacto de la pandemia”, porque, como explican desde Libeen, “las proptech crecieron un 8% dentro de España en el 2021, según el ‘Mapa Proptech’ elaborado por API Cataluña, donde se demostraba que el sector inmobiliario necesita combinar la tecnología para adaptarse a los nuevos tiempos”.

En esta misma línea, la responsable y directora comercial de Unlatch España, Sonia Bentué, sabe que “la tecnología se ha convertido, tras la pandemia, en la protagonista absoluta”. Además, comenta que “la continua adaptación y, reinventarse para poder responder a las necesidades de los clientes, será el camino para seguir”.

Hoy, el camino que sigue el modelo proptech presenta “una mayor demanda por parte de los clientes de utilizar soluciones en sus móviles para evitar la burocracia en papel que era más típica antes de la pandemia”.

El futuro del sector inmobiliario

A pesar de estar lleno de oportunidades, “el sector inmobiliario es un océano azul en cuanto a tecnología se refiere porque ha permanecido estático durante décadas”, afirma Cartes, quien prevé que, en los próximos años, respecto a la evolución de los precios, el crecimiento se ralentice. El sector inmobiliario es una de las inversiones más estables del mercado y es la fórmula de ahorro más común en nuestra sociedad”.

En la misma línea, Bentué cree que este sector será muy tecnológico, dinámico, profesional, industrializado y centrado en la satisfacción del cliente para así poder ser competitivos ante un mercado global.

Con una visión optimista, Jack O’Grady opina que la evolución del sector seguirá siendo favorable. Y añade: “Si tuviera que resumirlo, diría que va a ser más digital, más internacional y sostenible”. No obstante, a pesar de la subida del Euribor, en España la preferencia sigue siendo hacia la compra de inmueble en lugar del alquiler. “A esto se le suma la, cada vez mayor, llegada de residentes internacionales que, gracias al teletrabajo, vienen a España para mejorar su calidad de vida. Estas personas, generalmente, tienen salarios muy por encima de los españoles, por lo que pueden aspirar a viviendas más caras. Y, por supuesto –concluye–, tanto la pandemia como este fenómeno migratorio aceleran más y más la digitalización del sector”.

- Advertisement -spot_img

Stay Connected

Must Read

A fondo

Suscríbete a nuestra Newsletter