miércoles 30 • noviembre 2022

Capital Partners

Porsche • Chocrón • Adyen • Correos

- Advertisement -spot_img

‘Adaptive learning’: Las consecuencias de la pandemia en el sector educativo

Eduard Pineda, CPO de Classlife: “Cada vez vamos a ver herramientas que solucionen problemas más concretos, propios del sector educativo”

Los estragos de la pandemia en el sector educativo han calado de lleno. Con una visión amplia y optimista, con el foco en la digitalización, la única solución es la digitalización continua. Para ello, Capital analiza las nuevas necesidades de este mercado con Eduard Pineda, CPO de Classlife.

¿Cuál es la propuesta de valor para competir en el sector educativo?

En el caso de los centros educativos, deben buscar la diferenciación mediante la creación de contenido de calidad para las clases y hacer que sea accesible desde cualquier lugar. Es decir, los centros, en general, y los docentes, en particular, deben usar los recursos de los que disponen para hacer que la experiencia de aprendizaje sea lo más completa posible para los alumnos. El currículo es el mismo, lo que marca la diferencia es cómo lo enseñas.

“El currículo es el mismo, lo que marca la diferencia es cómo lo enseñas”

En el caso de las empresas Edtecheducational technology-, es necesario ofrecer herramientas especializadas, muy orientadas a cubrir las necesidades del mundo educativo y a ofrecer soluciones que hasta ahora no existían como tal para el sector. Hay grandes players, por ejemplo, en los CRM -gestores de ventas- generalistas, pero hasta hace muy poco no había existido una solución que desarrollara funciones orientadas a colegios, business schools o universidades.

¿Qué nuevas oportunidades ofrece la industria del software en el campo educativo?

Si hablamos de un SaaS – software como servicio- en la nube como Classlife, una de las diferencias más destacables es que ahora los centros pueden llegar a cualquier lugar, más rápido y con menos recursos. Solo es necesario tener conexión a internet, un dispositivo electrónico y la plataforma adecuada para que cualquier centro pueda ofrecer sus formaciones a cualquier persona en el mundo.

Además, estas herramientas digitales facilitan la personalización de la enseñanza gracias a su focalización en el alumno, una tendencia hacia la que, como ya hemos mencionado, parece que se dirige el sector educativo.

“Siempre que pensamos en una institución educativa visualizamos a profesores y alumnos y hay muchísimo más detrás de las puertas de un centro”

¿Qué novedades aporta, que no haya potenciadas ahora mismo, el software para centralizar toda la gestión de los centros educativos desde el comedor hasta las notas de los alumnos? 

En primer lugar, un software como Classlife brinda la posibilidad de ofrecer contenido de calidad y una mejor experiencia a docentes y alumnos. Pero, además, también mejora el día a día de los equipos de trabajo del centro.

Es cierto que, siempre que pensamos en una institución educativa visualizamos a profesores y alumnos y hay muchísimo más detrás de las puertas de un centro. Existen diferentes equipos: ventas, gestores financieros, coordinadores académicos, etc. La centralización de la información es fundamental para estos equipos, porque no solamente evita errores, sino que permite una mejor colaboración y comunicación entre todos los empleados.

¿Hacia dónde se dirige el modelo digital educativo tras el impacto de la pandemia?

La pandemia logró hacer evidentes cosas que, hasta hace un par de años, parecían solamente predicciones o deseos de algunos expertos. Desde la personalización de la educación, hasta el modelo de aprendizaje híbrido. Es por eso por lo que hoy nos dirigimos hacia un modelo donde la enseñanza estará más adaptada a las necesidades de cada alumno. Esto se conoce como adaptive learning. Este modelo adapta la experiencia de aprendizaje a las habilidades y necesidades de cada estudiante.

Por otro lado, en el caso de la educación superior, también se ha perdido el miedo a que los alumnos no vayan presencialmente a todas las clases. Por ello, ya se está apostando por modelos como el b-learning o las aulas invertidas. Todas estas metodologías se apoyan en la tecnología para mejorar la experiencia de aprendizaje del alumnado.

¿Cómo augura que será el futuro del sector educativo dentro de la industria del software?

Cada vez vamos a ver herramientas que solucionen problemas más concretos, propios del mundo educativo. También soluciones que faciliten el adaptive learning y mejoren la experiencia del alumno.

Las herramientas generalistas y las soluciones clásicas que más conocemos, como puede ser Moodle, deberán adaptarse a las nuevas necesidades del mercado y a la nueva situación global o serán reemplazadas por las nuevas soluciones que ya han nacido en un contexto marcado por la transformación digital y todo lo que esto conlleva: b-learning, e-learning, aulas invertidas y un largo etcétera.

- Advertisement -spot_img

Stay Connected

Must Read

A fondo

Suscríbete a nuestra Newsletter