viernes 23 • septiembre 2022

Capital Partners

Porsche • Chocrón • Adyen • Correos

El idioma también es economía

José Francisco Rodríguez
Presidente Revista Capital
- Advertisement -spot_img

“Compartir un idioma multiplica las oportunidades profesionales, no solo en términos económicos, sino también en el ámbito de la producción científica y la investigación”

A raíz de la política de segregación del español que desde las administraciones se está impulsando en Cataluña, leí recientemente un argumento, que me parece demoledor y destruye cualquier estrategua desde la perspectiva empresarial que intente “arrinconar” el español desde la escuela. El estudio, publicado en el Journal of Consumer Psychology, indica entre otros la importancia que tiene dominar un idioma, porque elimina barreras con las que se encuentran las personas que quieren entablar negocios.

Pero quizá lo más relevante del estudio es una segunda conclusión que pone de manifiesto las barreras emocionales que surgen cuando se trata de hacer negocios, cuando no se domina un idioma, y que, por tanto, las personas son capaces de tomar decisiones más objetivas, cuando tienen la capacidad de “pensar” en el idioma.

Esto, aplicado a la realidad que estamos viviendo, con las sucesivas polémicas sobre la inmersión lingüística, especialmente en Cataluña y en el País Vaso, no hace más que demostrar lo ajeno a la realidad económica en el que se encuentra cualquier decisión, normativa, o regulación política que pretenda eliminar un idioma global como es el español, de la escuela o la universidad.

Alguno podrá argumentar que ya tienen inglés, pero, no nos engañemos, el español lo hablan casi 550 millones de habitantes, el doble que el francés, y se sitúa por detrás solamente del inglés con 1.100 millones, el mandarín y el hindi.

No quiero salirme de la perspectiva racional o al menos pragmática del tema de la inmersión lingüística, y centrarme en la relevancia que tiene de cara al futuro de las generaciones ir en contra de la posibilidad de que dispongan de una cobertura excelente de un idioma como el español. Ello les va a permitir afrontar no solo una vida laboral de mayor perímetro, tanto geográfico como desde el punto de vista de gestión del conocimiento, sino que, además, siendo el español un idioma global, me parece un gravísimo error limitar a nuestros jóvenes la posibilidad de influir en un mundo cambiante, a partir de un contexto de entendimiento en base al idioma.

Hay una frase de Mandela que describe lo que pretendo argumentar, que dice “si hablamos a alguien en el idioma que entiende, las palabras irán a la cabeza, pero que, si le hablamos en su propia lengua, las palabras irán al corazón.” ¿Dónde irán las palabras de un niño catalán que desconoce en profundidad la historia y el idioma español?

Maldita herencia, limitar el derecho a aprender

El español es un idioma que se habla en 21 países, casi el 8% de la población, y creciendo especialmente en muchos países como segundo idioma. Además, el español es el segundo idioma del mundo, solamente superado por el chino mandarín. Pero quizás el dato más demoledor es que es el tercer idioma más popular entre los internautas, y todos somos conscientes del peso que tendrá la relación digital en el ámbito comercial el futuro del talento, la empresa y la economía.

Quizás no sean suficientes argumentos para revertir estas políticas de segregación, pero tampoco podemos olvidar el poder adquisitivo de la población hispana solo en Estados Unidos y otro dato que más me llama la atención. mientras en Cataluña se impide aprender español, actualmente en el mundo casi 25 millones de personas lo están estudiando.

Compartir un idioma multiplica las oportunidades profesionales, no solo en términos de beneficio económico, sino también en el ámbito de la producción científica y la investigación.

Todo esto no hace sino demostrar, que el español goza de mejor salud que nunca, salvo en Cataluña, donde las administraciones se empeñan en “cercar” la realidad, con fronteras idiomáticas. Estas fronteras, sin ninguna duda, lastrarán las oportunidades empresariales y el desarrollo económico.

- Advertisement -spot_img
José Francisco Rodríguez
Presidente Revista Capital

Stay Connected

Must Read

A fondo

Suscríbete a nuestra Newsletter

- Advertisement -spot_img